Opinión - Día Mundial de la Leche

Este 1 de junio, la leche está de fiesta en todo el mundo. Y en Chile celebramos doblemente, ya que también conmemoramos el Día Nacional del Productor Lechero. Hemos preparado actividades con los productores, autoridades y la comunidad, para una vez más destacar a este noble producto.

Lamentablemente, la producción nacional se encuentra estancada durante los últimos 10 años, transformando nuestro país en un importador neto de lácteos, perdiendo con ello la posibilidad de desarrollar mercados internacionales. Esto trae consigo un desincentivo a la inversión, a la contratación, y en general, al crecimiento de las regiones lecheras del sur, ya que está demostrado que esta actividad económica es el principal motor del Inacer (Índice de Actividad Económica Regional).

Esta situación no sería tal si las plantas procesadoras en Chile transfirieran en forma oportuna las mejoras en los precios internacionales, como sí ocurre en otros países, donde los esfuerzos de los productores son reconocidos. Para nada ayuda también el aumento de la concentración de compra de leche fresca por parte de las multinacionales, que hoy llega al 70% de la producción nacional.

Así y todo, los productores exploran nuevas alternativas comerciales, y sondean en el mundo nuevos clientes que valoren la calidad de nuestra producción. Porque la leche chilena, por su composición, calidad e inocuidad, es considerada la mejor leche del mundo.

De esta manera, es fundamental potenciar e impulsar a este sector, el real motor de la economía regional, mediante alianzas estratégicas, políticas públicas y un compromiso cierto por parte de las procesadoras de transparentar el mercado interno. Por eso vemos con buenos ojos la iniciativa de la federación de constituir al más breve plazo la Mesa Lechera, la cual nunca debió dejar de funcionar.

En este Día Mundial de la Leche y del Producto Nacional de Leche, queremos reafirmar nuestro compromiso por el desarrollo productivo de este importante sector, para que todos los chilenos y las siguientes generaciones puedan disfrutar de la mejor leche del mundo en su país.

Por Dieter Konow, presidente de Aproleche Osorno

Fuente: http://www.australosorno.cl/