Alianza impulsa generación de biogás con residuos agrícolas

Promover las tecnologías de generación de biogás, las cuales permiten la producción de energía eléctrica y térmica a través de la biodigestión de residuos orgánicos de los campos, es el objetivo de la reciente alianza entre la Fundación para la Innovación Agraria ( FIA), y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles ( SEC).

Con este sistema de Energía Renovable No Convencional (Ernc) se espera impulsar la agricultura sustentable, con un foco en la pequeña y mediana agricultura.

El biogás es producido por la fermentación anaeróbica de la biomasa, y el sector agropecuario nacional genera una gran cantidad de residuos orgánicos que puede ser aprovechado para su generación (ejemplo: estiércol y purines de ganado y otros residuos agrícolas).

El aprovechamiento de este biogás como fuente de energía eléctrica y térmica contribuye al manejo sustentable y eficiente de los residuos, pero también permite la transformación de contaminante en energías sustentables y limpias.

Para la directora ejecutiva de FIA, María José Etchegaray, esta nueva colaboración trae consigo la creación de sinergias entre ambas organizaciones. Por medio de sus actividades y proyectos, "nuestra fundación, en colaboración con la SEC, pone a disposición sus instrumentos para apoyar a los actores interesados en desarrollar tecnologías en biodigestión".

Agrega que ya han trabajado con proyectos relacionados con este tipo de sistemas. "En el sur hace poco culminamos un proyecto de planta de biogás y cogeneración de energía en una lechería de unas mil vacas. Seguiremos apuntando a una agricultura sustentable a través de este tipo de iniciativas".

A su tiempo, el Superintendente de Electricidad y Combustibles Luis Ávila, sostuvo que, "esta iniciativa potencia el rol de liderazgo y coordinación que ha estado realizando la SEC con organismos relacionados con el biogás, en los últimos 5 años, como el Ministerio de Energía, GEF, Ministerio de Agricultura, GIZ, y otros, desarrollando, a través de la Unidad de Energías Renovables No Convencionales, la normativa técnica, y las capacitaciones necesarias para profesionales del sector, que permitan el desarrollo de la industria de manera segura en sus operaciones. La idea es que se fomente una actividad económica sustentable, con beneficios energéticos y medioambientales pero evaluando y controlando los riesgos que dichas actividades requieren".

Este convenio buscará además promover el uso eficiente y seguro de este tipo de tecnología a través de acciones de difusión y transferencia.

María José Etchegaray indica, además, que en el marco de este convenio se abrió a inicio de este mes la licitación de un estudio de vigilancia tecnológica, para identificar y analizar el desarrollo de las tecnologías de biodigestión de residuos agrícolas y equipos de uso del biogás, con potencial de aplicación a la pequeña y mediana agricultura nacional, en cumplimiento con la reglamentación nacional existente.

Fuente: http://www.elsur.cl/