Argentina - Presidente Mastellone: “Las crisis muy largas cambian hábitos”

Como cadete el primer trabajo que tuvo en Mastellone antes de graduarse, José Moreno iba y venía en bicicleta al Banco del Oeste, en General rodríguez, con el que trabajaba Don Pascual porque era amigo del gerente. Su misión era buscar los talones de los cheques

Nadie que tenga menos de 40 años entiende de que se trata, pero hubo una época en que los cheques tenían 3 talones: uno que quedaba en la chequera, se anotaba a quien se le había pagado, cuál era el monto y la fecha; el segundo era el comprobante de que el cheque había sido pagado por el banco, y el cheque propiamente dicho.

El joven Moreno, entonces, iba a las diez de la mañana con una bolsa llena de los talones del medio de los cheques que se habían pagado el día anterior, controlaba de quien era el cheque, buscaba la orden de pago que se hacía también a mano y se volcaba en un libro que, de tantas columnas que tenia, debía apoyar en dos escritorios juntos. 

Así empezó hace casi 44 años, cuando resultaba impensable que, como presidente de la compagina ya en 2017, tendría que enfrentar la peor crisis del sector lechero, que amenaza seriamente con dejar fuera de juego a una de las marcas mas emblemáticas del sector y pone en una delicada situación financiera a la propia dueña de La Serenísima, que tuvo una pérdida neta de $ 95 millones en el último ejercicio.

Tal vez por eso, y porque con mas de cuatro décadas en la empresa familiar le resulta imposible hacer a un lado la historia, la tradición y las emociones, a Moreno hay decisiones que le pesan. En su despacho, pequeño, solo hay fotos de sus nietos, de el mismo cuando era chico y, a sus espaldas, varios cuadros de Don Pascual Mastellone. “Cuando las decisiones que tenemos que tomar chocan con la historia, a mi me cuesta darme vuelta y mirar algunos de los cuadros que están ahí atrás”, dice.

¿A qué tipo de decisiones se refiere?

Cerrar una planta como la de Rufino, hace poquito. Poner en marcha un plan de reestructuración de los fleteros de logística de distribución, cuando la logística fue nuestra perla que marco el crecimiento de nuestra compañía. Y hoy en dia, tenemos que decir que tenemos una logística que no va, tenemos que modificarla porque la realidad cambio.

¿Qué es lo que no va?

No van los camiones, no va la cantidad, no va el tamaño. Hay camiones que ya no pueden seguir yendo a la ciudad porque no tienen por donde moverse. Entre la bicisenda, el Metrobus…Hay que ir con camiones mas chicos. Ya no es lo mismo, los grandes centros de compra, los canales. Todo cambia a una velocidad ta que no nos damos cuenta. Tenemos que prepararnos, tratar de ver si podemos anticipar hacia adonde va el mercado. A los consumidores ya les empezó a molestar tener que salir y compran por teléfono. Entonces, que tenemos que tener: camiones o teléfonos? En que tenemos que pensar? En el teléfono.

Sancor volvió a exponer la crisis extrema del sector. ¿Es viable la industria láctea en el país?

Si, absolutamente. Nosotros ya estamos jugados desde hace tres años en un plan de inversiones-la verdad que lo debo considerar, para el momento, fenomenal-. Fue el plan que dio cabida a la transacción que hicimos con Arcor por U$S 85 millones. Y ese plan consistía en remodelar el proceso productivo que tenemos. Tuvimos algunas decisiones difíciles, porque chocaban con la historia. Y es difícil superar el pensamiento de esto se hubiera hecho? o se hubiera hecho de otra manera?

¿El acuerdo que se firmo no ayuda?

Totalmente, si se cumple va a beneficiar a toda la industria. Pero es un acuerdo que todavía no ha empezado a ejecutarse en toda su magnitud. Tengo entendido que tampoco ha generado todo el fondeo que estaba originalmente previsto por parte del estado par ayudar al proceso de reestructuración.

Los $ 450 millones que prometió el Gobierno…

Según tengo entendido, no están llegando porque no se está avanzando en el acuerdo y el Gobierno está muy firme. El acuerdo tiene tres puntos: aporte extraordinario, la apertura y renegociación del convenio colectivo de trabajo y la paritaria 2017. El Gobierno quiere que esta paritaria sea 0.

Fuente: Reportaje realizado por Revista FORBES ARGENTINA, Junio 2017