Editorial - Solución para lecherías sureñas

No cabe dudas de que el Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola de La Araucanía ha dado pasos relevantes en su trabajo, con logros que llevan soluciones concretas de vasta importancia, como lo ha sido últimamente con el primer sustituto alimenticio de origen vegetal para los terneros de lechería.

Para muchos es desconocido el problema que se suscita en las lecherías con los terneros machos, cuyo destino, en muchos de los casos, es una venta a bajísimo precio, la donación o, simplemente, se desechan. El precio de la leche no es el óptimo para los productores y necesitan vender el máximo de su producción. En esas condiciones la crianza de terneros machos, más aún cuando se trata de hijos de progenitoras de aptitud lechera, es inabordable económicamente, lo que sí enfrentan pequeños agricultores que entregan parte de la producción de la madre al ternero.

Es en este punto donde la investigación del CGNA aporta con un sustituto de valor conveniente y condiciones nutricionales adecuadas, que ha permitido que los terneros aumenten 100 gramos extra cada día en consideración a las opciones ya conocidas. Las crías de razas lecheras son poco eficientes en generación de musculatura, su estructura ósea no es la deseada por la industria de la carne y el dinero gastado en la crianza es superior al precio de venta. El lupino dulce, base del citado sustituto, viene a mostrarse como esa gran solución, rebajando los costos en un 30 por ciento gracias a que el animal puede ser entregado antes al mercado.

Técnicamente se ha demostrado la calidad y eficiencia de esta gran ayuda para los agricultores lecheros, aprovechando un producto cultivado en la zona y otorgando valor a un subproducto de la lechería que hasta hoy no tenía un destino apropiado y que puede ser aprovechado por productores pequeños, medianos y especialmente grandes.

Fuente: http://www.australtemuco.cl/