Opinión - ¡Salvaguardia para los lecheros ahora!

La sociedad sureña bien sabe que la lechería es el principal motor de la economía zonal. Es ésta la que distribuye de manera más significativa recursos que se traspasan y mueven a todos los rubros locales, generando un aporte directo a la economía familiar y regional. Y por lo mismo, cuando los gremios representantes de los productores alzan la voz por mejoras que potencien al rubro, están velando por el bienestar de miles de personas y familias en la zona.

En este contexto, actualmente nos encontramos en una situación crítica, debido a la total apertura de nuestra economía a los mercados globales, y a un bajo control de las mercaderías lácteas importadas con distorsión en sus precios. Esto ha provocado un perjudicial aumento de las importaciones lácteas a nuestro país, que en el caso de los quesos alcanza a un 330%, y en el de la leche en polvo entera, a un 370%; situación agravada por el hecho de que muchas de las partidas ingresadas al país presentan precios sustancialmente más bajos a los valores expresados internacionalmente.

Por lo anterior, como asociación, junto a representantes de la Federación Nacional de Productores de Leche, Acoleche y las diversas asociaciones lecheras, hemos participado en reuniones con la Comisión de Agricultura del Senado y el Ministerio de Agricultura, con el fin de presentar a parlamentarios y autoridades todas las aristas de este perjudicial escenario para el sector.

También nos encontramos desarrollando estudios económicos con expertos en el área, que puedan servir de insumos técnicos para apoyar y validar las acciones frente a la evidente alza de las importaciones.

Hoy, esperamos de buena fe que tanto el Ministerio de Agricultura como los parlamentarios y autoridades regionales puedan aplicar las medidas adecuadas que la ley otorga, para mitigar el impacto de las elevadas importaciones lácteas al país, y de esta forma estimular la alicaída producción nacional, que sin dejar ser altamente competitiva, se encuentra fuertemente afectada. Esto está perjudicando a miles de familias y pequeños productores por los bajos precios de su producción, quienes se ven hoy obligados a retirarse de esta actividad productiva.

Por Dieter Konow, presidente de Aproleche Osorno

Fuente: http://www.australosorno.cl