Riesgo de diabetes podría reducirse con lácteos

La diabetes tipo 2 es la forma más común de este padecimiento. Se caracteriza por los altos niveles de glucosa en la sangre y es que el cuerpo no responde correctamente, lo que se denomina “resistencia a la insulina”, esto significa que, el hígado y las células musculares no responden a la hormona producida por el páncreas, como resultado, la glucosa no entra en las células para ser almacenada como reserva de energía y se acumula en la sangre.

Afortunadamente, científicos estadounidenses descubrieron un compuesto natural llamado ácido transpalmitoleico, que se encuentra en los productos lácteos y que, como lo aseguran en Annals of Internal Medicine, puede reducir sustancialmente el riesgo de padecer este tipo de diabetes.

Este descubrimiento puede provocar un giro en las indicaciones sobre cuidados en pacientes con diabetes, ya que actualmente se recomienda disminuir el consumo de lácteos, pero con este hallazgo las cosas podrían cambiar, ya que el organismo no produce esta sustancia y la única forma de obtenerla es mediante el consumo de alimento de origen lácteo (leche, queso, yogur y mantequilla).

Investigación y sus resultados

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, se encargaron de realizar el estudio en el que participaron 3,763 personas a las que se les dio un seguimiento durante 20 años con la finalidad de evaluar los factores de riesgos de enfermedades cardiovasculares en adultos mayores.

Los investigadores tomaron muestras de sangre de los participantes en 1992, para medir sus niveles de glucosa y de ácidos grasos, incluido el ácido transpalmitoleico. Posteriormente se llevó un registro de su salud para identificar el desarrollo de diabetes tipo 2.

Los resultados mostraron que, al principio, los participantes con mayor registro de ácido transpalmitoleico en la sangre tenían niveles más altos del llamado colesterol “bueno”, de marcadores inflamatorios y de sensibilidad a la insulina.

Durante el seguimiento, los individuos con más ácido transpalmitoleico en la sangre mostraron un riesgo “mucho menor” de desarrollar diabetes: 60% menos riesgo que los participantes con menos cantidad del ácido graso en la sangre.

Según los científicos: “Este tipo de hallazgo requiere confirmación con otros estudios y en ensayos controlados; pero la magnitud de esta asociación es asombrosa”, afirma el profesor Darisuh Mozaffarian, quien dirigió el trabajo.

“Representa una diferencia de casi tres veces en el riesgo de desarrollar diabetes entre individuos con los niveles más altos de este ácido graso en la sangre”.

A pesar de lo halagüeño que pude resultar este estudio, el uso de este ácido se encuentra en su fase experimental, aunque se espera que algún día pueda ser industrializado para explotar sus propiedades terapéuticas en los pacientes de diabetes tipo 2.

Fuente: sialaleche.org/