Aproleche Osorno: Contratos de Trabajo para la lechería

La Asociación Gremial de Productores Lecheros de Osorno (Aproleche Osorno), como parte de su trabajo en el área “Persona, Buenas Prácticas y Producción Sustentable”, ha querido dar a conocer a sus asociados los tipos de contratos de trabajo con los que se encontrarán diariamente, al momento de necesitar colaboradores agrícolas para sus negocios.

Esto son los aspectos más relevantes que nuestro actual Código del Trabajo reconoce, y los cuales todos los productores deben tener en cuenta.

Sobre los tipos de contratos de trabajo:                                                 

1.-Contratos por obra, faena o servicio determinado:

Son aquellos Contratos en virtud del cual un trabajador se obliga con el respectivo empleador a ejecutar una obra material o intelectual específica y determinada, cuya vigencia se encuentra circunscrita o limitada a la duración de aquella. De esta forma, constituyen contratos por obra o faena transitoria, aquellos que se celebran para la ejecución de una obra o trabajo que por su naturaleza intrínseca tiene el carácter de momentánea o temporal, circunstancia ésta que deberá ser determinada en cada caso particular.

Se desconoce con exactitud la fecha precisa de término de las labores, atendida la naturaleza de la actividad que hace imposible prever con exactitud la fecha de término de los servicios contratados.

Para este tipo de contratos, no resultaría jurídicamente procedente la contratación sucesiva por obra o faena, si la labor ejecutada primitivamente por el trabajador no ha finalizado y continúa siendo desarrollada por la empresa hasta su total finalización.

Sí puede suscribirse un nuevo contrato por obra, faena o servicio determinado si finalizada la obra para la cual fue contratado el trabajador y finiquitada la relación laboral respectiva, nuevamente es contratado por el mismo empleador para una faena distinta dentro de aquella en que se desempeñó o en otra obra que éste ejecute.

Es un tipo de contrato que podría ser utilizado cuando se efectúan labores de cosecha de pasto para silos, bolos, fardos.

Esta actividad podría dividirse en varias faenas, por ejemplo de acuerdo a la zona geográfica o fundo en que se va a efectuar el trabajo y, una vez terminada esa faena, se procede a finiquitar al trabajador, sin perjuicio que después se pueda recontratar para una labor igual o similar en otra zona geográfica, que pasaría a ser una nueva faena.

2.-Contrato de plazo fijo:

Es aquel contrato en donde se establece con total certeza una fecha de inicio y otra de término del contrato.

Este tipo de contratos puede ser renovado, pero por regla general no puede exceder de un año.

Se debe tener presente que este tipo de contratos al ser renovado por primera vez sigue manteniendo su esencia de contrato de plazo fijo, en cambio la segunda renovación produce el efecto de transformarlo en un contrato indefinido.

Al suscribir un contrato de trabajo de plazo fijo, debo saber lo siguiente:

  • Por regla general, su duración puede ser de hasta un año, salvo la excepción cuando se contrata un gerente o personas que tengan un título profesional o técnico otorgado por una institución de educación superior del Estado o reconocida por éste, la duración del contrato no podrá exceder de dos años.
  • La segunda renovación de un contrato de plazo fijo, lo transforma en indefinido.
  • El hecho de que un trabajador, en virtud de un contrato de plazo fijo, continúe prestando servicios con posterioridad a la fecha de término convenida, produce el efecto de transformar el contrato en indefinido.
  • En los contratos de plazo fijo, se puede establecer la presunción legal de contrato indefinido, cuando se dan los siguientes requisitos (todos):
  • Servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo fijo (o sea, tres o más);
  • Haber trabajado doce meses o más, en virtud de esos tres o más contratos a plazo;
  • Los tres o más contratos a plazo y los doce meses de trabajo efectivo se deben dar en el plazo de quince meses.

Si se desea preservar la esencia del contrato de plazo fijo, evitando que éste se transforme en indefinido, se deben observar las situaciones anteriormente señaladas.

3.-Contrato a plazo indefinido:

Es un contrato que se suscribe por toda la vida útil de un trabajador. No tiene definido cuándo llegará a su término, por lo que da al empleado una situación más estable dentro de la empresa. El vínculo laboral finaliza con la renuncia, el despido, o la muerte del trabajador.

Conociendo, manejando y obteniendo asesoría especializada en esta área, los productores lecheros podrán elegir las modalidades de contrato que más les acomoden para sus negocios, respetando la normativa vigente, y asegurando una buena relación laboral con sus colaboradores.

Fuente: http://www.aproleche.cl/