Fondo de Nicolás Ibáñez compra 10% de lechera Manuka

Desde hace alrededor de un año, la empresa lechera Manuka, controlada por un grupo de productores lecheros neozelandeses, estaba buscando fórmulas para fortalecer su operación en Chile. Finalmente, la opción escogida fue la entrada de un socio: Drake Enterprises Chile, fondo de inversión del ex controlador de D&S, Nicolás Ibáñez, que suscribió un aumento de capital por el 10%, en US$ 25 millones, lo que deja al empresario entre los cinco principales accionistas. Todo, en el marco de un plan de crecimiento de la firma láctea.

Así lo señaló Alberto Eguiguren, director de Drake Enterprises Chile, quien destacó que el sector lechero “es un sector con un enorme potencial de desarrollo” y que cuenta con una “gran plataforma para estimular la movilidad y la cohesión social”, además de resaltar el trabajo en materia de inclusión que realiza Manuka, “dando cabida para muchas personas que hoy se preparan en instituciones como Inacap, Escuela Agrícola Río Negro y la Fundación Adolfo Matthei”, dijo.

Manuka es la mayor productora de leche en base a pastoreo, con una producción anual de 150 millones de litros de leche, que representan cerca del 8% del total nacional. Su objetivo es alcanzar durante los próximos cinco años los 270 millones de litros con 56.000 vacas productoras y 17.000 hectáreas efectivas en pastoreo.

El representante de Drake en el directorio de Manuka será precisamente Eguiguren. “En definitiva seremos agentes de cambio para colaborar en la creación de un nuevo clúster para el sector agro alimentario de impacto similar al frutícola, vitivinícola y la acuicultura”, apuntó el ejecutivo.

Inversiones

No es la primera vez que Nicolás Ibáñez incursiona en la industria láctea. En 2009 puso en marcha al interior de Purranque en Los Lagos, la empresa El Tronador, compañía que sigue actualmente en operaciones.

“La gran novedad de este aumento de capital en particular (…) es que esta vez involucra el ingreso de un Fondo de Inversión Chileno Drake, el cual fue invitado por los controladores de Manuka, debido a su genuino interés por el desarrollo de la industria láctea nacional, lo que otorga una compatibilidad de intereses entre la compañía y su nuevo accionista que contará con un asiento en el directorio”, afirmó el gerente general de Manuka Chile, Cristián Swett.

Con estos fondos, Manuka -firma que cuenta entre sus zonas a la tradicional Hacienda Rupanco, cerca de Osorno- pondrá en marcha un plan de inversiones que pretende llevar de 43 a 70 las lecherías que se distribuyen en las 22.000 hectáreas donde se desarrolla el proyecto iniciado en 2005.

En 2005, la empresa neozelandesa adquirió la Hacienda Rupanco -una de los mayores predios para la producción de leche en el país- a las familias Abumohor, Kauak, Díaz y Gutiérrez, con el fin de potenciar la producción lechera. De acuerdo con la prensa de la época, la operación implicó un desembolso de unos US$ 80 millones por parte de Manuka.

Hoy, la compañía está llevando adelante, además de un plan de mejora y de aumento de la producción, una iniciativa de integración vertical hacia el procesamiento de leche, por medio del proyecto denominado Campos Australes.

Fuente: http://www.latercera.com