Productores lecheros siguen preocupados por el incierto panorama del sector

Los productores leche, ven cada vez más oscura la situación del sector, con problemas en los precios, con cifras que no corresponden, un mal pago, lo que ha hecho que -lamentablemente- varios hayan tenido que cerrar sus lecherías, lo que para muchos era el único ingreso familiar.

Específicamente, en el mes de agosto, el presidente  de Aproleche Biobío, Darío Arévalo, dio a conocer el triste balance en la provincia: en lo que va del 2017 ya han cerrado 22 pequeñas lecherías, lo que deja en clara evidencia el incierto y preocupante panorama del sector.

Y a esto, se suma otro nuevo factor: las importaciones, es por ello, que para analizar las complejidades del mercado de la leche y exponer las actuales condiciones que enfrentan los productores primarios, Fedeleche junto con las asociaciones regionales concurrió este martes 12 de septiembre a Valparaíso a fin de participar en una nueva sesión de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

En la ocasión, fue el presidente de la entidad lechera, Rodrigo Lavín, quien manifestó la preocupación que mantienen los productores, por el avance desmedido de las importaciones lácteas y su impacto en el mercado interno.

“De hecho, ya se registró una caída de $2,30 por litro entre mayo y junio, a lo que suma al reciente anuncio para octubre una baja de precio por parte de Nestlé, de $2,50 pesos por litro”, afirmó el personero.  

A ello, agregó que “estamos viviendo una coyuntura bastante complicada en lo que se refiere a las importaciones de leche.  Vemos que, al primer semestre, en toneladas, en el caso de la Leche en Polvo, éstas crecieron un 82,7%, de Queso Gauda un 126,3% y Leche en Polvo Descremada, aunque en una menor magnitud, pero con una tendencia al alza de 23,4%”.

Esto, limitando la demanda interna por leche cruda para industrialización, ganando espacio sobre las exportaciones locales e incrementando la disponibilidad de leche en el mercado nacional, según explicó Lavín.

A su vez, expuso que las importaciones para los primeros seis meses en litros equivalentes (414 millones de litros) representan el 44% de la actual recepción de leche  reportada en Chile y que la producción local representó  solo un 80% de la leche consumida en este período (abajo del

87% del 2016).

Detalló que los principales países de origen  de las importaciones son Nueva Zelanda, en el caso de la Leche Polvo Entera y Queso Gauda, y Estados Unidos, en el caso de la Leche en Polvo Descremada, siendo  Prolesur y Nestlé los mayores  importadores en este período.

Frente a este panorama, el  líder de los lecheros puntualizó que “estamos estudiando las acciones a seguir para solicitar una eventual salvaguardia. Creemos que existen los elementos suficientes para pedirla y en paralelo volver a constituir la Mesa de la Leche a objeto de ver este y otros temas, ya que los 414 millones de litros equivalen a la producción de 834 lecherías”.

EN LAS REGIONES

En lo que respecta a la situación de las lecherías del sur de Chile, en las zonas donde se da la mayor producción de leche y que abarcan la región del Biobío, Araucanía y Los Lagos, manifestaron su  preocupación, como es el caso de Osorno, quienes hicieron ver lo ocurrido con el sub sector cárnico ante el incremento de las importaciones en este sector.

En este sector,  hace 15 años atrás, el país se abastecía en un 80% de ganado nacional y un 20% de importaciones y hoy se importan alrededor del 80%.  Recalcando que al ritmo que va la lechería nacional, podría pasar lo mismo, pasando por una  coyuntura compleja, en la  que se necesitan señales para seguir desarrollándose o, al menos, mantenerse.

A su vez, se llamó aunar voluntades para enfrentar este problema. Viendo una pasividad respeto del decaimiento de la actividad agrícola ganadero y lechera en particular, lo que se advierte con el cierre de muchas lecherías, donde el aporte de esta actividad es pilar de desarrollo.

Por lo mismo, consideran necesario reactivar todas las fuerzas para defender un sector -netamente- productivo, que genera empleos permanentes, dignos y divisas para el país, todo lo que hoy en día está en juego. 

Asimismo, en el contexto del -lamentable- cierre de lecherías, se solicitó resguardo para la actividad primaria ante este tipo de coyunturas. Subrayando la necesidad de adoptar medidas concretas, para no seguir con esta alarmante diminución.

En tanto que, entre los diputados asistentes a la  Comisión de Agricultura se  encontraban Iván Flores, presidente de la instancia, José Pérez, Denise Pascal, Ignacio Urrutia, Alejandra Sepúlveda, Loreto Carvajal, Pedro  Pablo Álvarez, Felipe Letelier  y Javier Hernández, quienes  manifestaron su preocupación por el funcionamiento  del mercado lechero y dieron cuenta de las iniciativas emprendidas para defender la  producción lechera nacional.

  

Fuente: http://latribuna.cl/