Opinión – Tecnología en el agro

Lejos de estar desconectado de lo que se vive día a día en el mundo urbano, el sector agropecuario, "pese" a su ruralidad, es más dinámico y está más relacionado con la urbe de lo que apreciamos desde nuestras calles atestadas de vehículos y movimiento constante, más allá de la provisión de alimentos. De hecho es en el agro donde se han dado las primeras pinceladas de grandes ideas que han permitido un mejor desarrollo para la comunidad en general.

Por ejemplo, la genética. Gregorio Mendel, padre de la genética moderna comenzó sus investigaciones en arvejas. Otro ejemplo es la clonación en mamíferos, que dio origen a la oveja Dolly. El desarrollo del GPS (Sistema de Posicionamiento Global, en inglés) nació por requerimiento del sistema de defensa de EE.UU. para mejorar la precisión de la navegación, a mediados de los 70; no obstante en los 90 ya era utilizado en topografía y de ahí en adelante una de sus grandes aplicaciones ha sido la agricultura de precisión, que permite optimizar el uso de recursos como fertilizantes y agroquímicos, disminuyendo las aplicaciones totales en beneficio del medio ambiente y de la economía predial.

En los últimos años, es difícil encontrar personas dispuestas a trabajar en el campo, en especial para el sector lechero. El hecho de que las vacas tengan que ordeñarse todos los días, al menos dos veces en el día, para intentar maximizar la producción, hace que el trabajo no pueda interrumpirse. Las leyes laborales no permiten darle el grado de flexibilidad que empleadores y trabajadores quisieran, por lo que el sistema productivo se vuelve tremendamente frágil. Es aquí donde la tecnología nuevamente hace su entrada. Si bien en los últimos 40 años se avanzó rápidamente en la incorporación de salas de ordeñas modernas, con estanques de frío en el predio, lecherías rotativas, etc., la falta de mano de obra especializada, el encarecimiento de esta, la disminución de la rentabilidad, la necesidad de aumentar el tamaño del rebaño para generar economías de escala, está llevando a algunos productores lecheros a pensar en implementar tecnología de última generación: el robot.

Por Eduardo Schwerter Añazco, Presidente de Agrollanquihue.

Mas detalles AQUÍ

Fuente: http://www.ellanquihue.cl/