"Campos Australes va a procesar la leche, Manuka no se va a incorporar en eso"

Como una reacción de los productores lecheros locales a las industrias que han preferido importar antes que comprar la materia prima a nivel interno, la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago) y Manuka formaron Campos Australes, un ambicioso proyecto que nació en septiembre del año pasado y que con la entrada de Nicolás Ibáñez en la propiedad de la firma neocelandesa ha vuelto a cobrar relevancia.

Con la idea de imitar el exitoso modelo de integración vertical de Colun y asegurar el futuro de los empresarios lácteos de la zona, se conformó esta cooperativa que apunta a convertirse en una nueva planta procesadora de aquí al 2020.

Así lo explica Harold Brethauer (40), vicepresidente de Sago y presidente de Campos Australes, para quien el éxito de la operación dependerá de la capacidad de inversión de sus 40 socios, siendo la firma oceánica el actor más relevante.

-¿En qué consiste el modelo?

-El modelo es una industria que funciona para los agricultores, de acuerdo a sus necesidades y no a una industria que imponga condiciones a los productores sin ver la realidad de éstos. La idea es tener algo que sirva para el desarrollo del sector y para eso necesitamos dos mundos que hablen, que se conecten. Necesitamos a un sector primario muy interconectado con la industria; conversando y viendo las posibilidades para desarrollar un modelo de negocio a largo plazo.

Relación con industria

-¿Por qué no se ha dado o ya no se dio esta comunicación con las industrias actuales?

-Esa es una larga historia de desencuentros por distintas razones, pero en el fondo creo que en un mercado como el lácteo, donde es tan importante el costo de la materia prima dentro del costo total del producto, para nosotros y para Campos Australes, es necesario que haya una integración vertical justamente porque al final del día si realmente quieres desarrollar el sector hay que tener mirada de cluster y eso lamentablemente no ha existido en el mercado lácteo nacional en los últimos 20 años. Ahora, es difícil saber por qué no se ha podido avanzar, pero la verdad es que es un sector totalmente dividido.

-Imagino que la mayoría de las empresas que van a participar en Campos Australes tienen algún vínculo con Sago o Aproleche.

-Sago en esto participa como un facilitador de cosas, poniendo a disposición de Campos Australes su infraestructura y su personal tratando de ir juntando voluntades. También ha estado financiando parte del proyecto temporalmente, la idea es que después recupere la plata y todo quede en manos de los productores de leche.

-¿Y los socios...?

-Obviamente gran parte de los socios hoy día de Campos Australes también son socios de este gremio y es la plataforma que se está usando para poder armar este grupo que no es excluyente, también hay gente de otros gremios, pero Sago está siendo el articulador tratando de juntar las voluntades de todos para que esto salga adelante.

-¿Cuándo podríamos ver mantequilla, queso y leche Campos Australes en las góndolas?

-Nosotros tenemos una carta Gantt bien definida y queremos tener de aquí a abril de 2018 el proyecto más o menos maduro. Pero serán los socios de Campos Australes los que dirán si el proyecto se concreta o no. En ese sentido, siendo realista, esto podría ocurrir por lo menos en tres años más. El tema de permisos es un año y construir son dos años más.

Propia industria

-¿Quién procesará la leche: Manuka o Campos Australes?

-El que va a procesar la leche será Campos Australes, Manuka no se va a incorporar en la industrialización de la leche.

-¿Van a construir su propia planta?

-Lo más probable es que se construya una planta propia de Campos Australes a través de la inversión de todos sus socios, incluyendo Manuka. Nosotros debiéramos tener el plan de negocios listo de aquí a abril del próximo año y eso es lo que se le tiene que presentar a los socios para luego levantar el capital que permita desarrollar el proyecto.

-¿Hay un estimativo de la inversión que tienen que hacer las empresas?

-Es una inversión grande, pero el estimativo todavía no está. Depende de muchos factores y de la capacidad que tengan de solventar esto los mismos socios. Esa es una discusión que tenemos que tener con los socios de Campos Australes para ver realmente cuál es la disponibilidad de capital que existe y eso yo creo que va a incidir en el tamaño final del proyecto. Esa es una conversación que parte desde ahora.

Modelo

-¿Cuáles son los porcentajes de participación? ¿Eso está claro?

-En cuanto a los porcentajes de participación hoy día, Manuka tiene un tercio de la propiedad de Campos Australes y los otros dos tercios están en manos de productores chilenos. Esperamos que eso se mantenga así. Es la voluntad de todas las partes, de Manuka y de las personas que componemos el directorio. Pero eso va a depender en gran parte de la capacidad real de los socios chilenos de aportar capital. Aunque esa proporción de la estructura de propiedad nosotros queremos mantenerla.

-Estaríamos hablando de una industria nacional entonces...

-Estamos hablando de una industria que va a comprar leche a nivel local, que estaría operando en la Región de Los Lagos y con ventas a nivel nacional.

Pequeños productores

-¿Qué pasa con los pequeños productores que no están en Campos Australes?

-Creo que Campos Australes es beneficioso para todos, porque es un competidor más. Pienso que para ellos significará una mejora. Ahora, ésta no es una sociedad que esté cerrada, sino que está abierta a los productores de leche, por lo tanto no es una sociedad excluyente que se arme en un grupo cerrado de personas. Las puertas de la Sago siempre están abiertas.

-De concretarse la industria, ¿cómo quedaría el mapa lechero, qué cambiaría?

-Justamente lo que nosotros queremos es darle una nueva alternativa de venta a los productores lecheros. El beneficio, como decía, es tener una planta propia que funcione en base a lo que uno necesita como productor. Algo que es ventajoso también para el resto, porque al ser un actor más también genera más competencia y nuestra visión del mercado lechero es una donde los productores estén integrados verticalmente y así sobrevivir a todas las turbulencias (...). Ese es el futuro que yo veo para la leche en el país, donde cada vez más los productores se integren verticalmente con sus propias plantas.

-Y evitar situaciones como el alza de las importaciones...

-Lo que existe hoy día son industrias que más o menos por alguna razón formulan pautas de pago que le sirven a ellos, pero no conversan con el productor para ver si esa pauta de pago se ajusta a sus modelos productivos. Entonces esa conversación es tremendamente importante, porque son discusiones que como sector tenemos que tener para los próximos 10 ó 20 años (...). La gran meta que tiene el rubro lechero es salir del estancamiento para llegar a los 10 mil millones de litros por ejemplo.

-¿Por dónde pasa esa mala relación con la industria?

-En parte por la falta de confianza que hay entre la industria y el sector primario. Ahí nosotros vemos que hay algo complicado, porque cuando no hay confianza no puede haber inversión. Cuando sientes que tu socio, que es la planta, no está siendo leal contigo, te va generando un estado de ánimo negativo que hace que ni la industria ni los productores estén invirtiendo lo necesario para desarrollar este sector. Eso es lo que queremos romper con la aparición de Campos Australes.

Fuente: http://www.australosorno.cl/