Brasil bloqueo los lácteos de Uruguay

Era la amenaza que pendía sobre los lácteos uruguayos como todos los años cuando la producción del país norteño aumenta y los productores presionan al gobierno de turno para cerrarle las puertas. 

Maggi realizó el anuncio tras reunirse con uno de los grupos de presión más poderosos, el denominado Frente Parlamentario de la Agricultura (FPA), liderado por el diputado Nilson Leitão (PSDB-MT) y otros miembros, que elogiaron la actuación del gobierno para contener la llegada del producto uruguayo a Brasil.

De nada sirvió una reunión bilateral que el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, sostuvo el martes 29 de agosto pasado fuera de la agenda de la reunión del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) que se realizó en San Pablo, Brasil.

La respuesta oficial se activó de forma inmediata al anuncio."El gobierno uruguayo se está moviendo", dijo a El Observador el canciller Rodolfo Nin Novoa. El jerarca, que este martes a la mañana arribó de una misión oficial a Londres, informó que enterado de la situación, se comunicó con su para de Brasil, Aloysio Nunes, y el embajador uruguayo en Brasilia, Carlos Amorín, para que tome cartas en el asunto. Nin Novoa también informó que se contactó con el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre y con la cooperativa Conaprole, principal exportador de lácteos uruguayos a este mercado.

Al anunciar la medida, Maggi dijo que el bloqueo a los lácteos estará vigente hasta que "Uruguay logre demostrarnos que el 100% de la leche que importamos es de origen uruguayo". 

Se le acusa de triangular el producto: comprarlo a terceros y reembarcar hacia Brasil. El diputado Leitão, quien compareció junto al titular del MAPA cuando se realizó el anuncio, calificó la decisión de "corajuda" y la avaló como forma de "provocar un debate comercial".

Cómo está el escenario

Brasil es autosuficiente en la leche que consume y apenas importa 1%. De ese porcentaje, 60% lo compra a Uruguay y 40% a Argentina, lo que equivale a 0,6% y 0,4% del total que consume, respectivamente. De los US$ 1.000 millones anuales que Uruguay le vende a Brasil, 30% son lácteos, que tienen al país norteño como principal destino luego de la debacle de Venezuela. En 2016, Uruguay exportó al país norteño productos lácteos por US$ 347 millones. Con una participación del 60% de los lácteos vendidos en el mundo, fue por lejos el principal destino para las industrias local.

Aún con el magro aporte que significan las importaciones, la estrategia de lobby de las gremiales de productores y políticos como es el caso del FPA permeó en el gobierno brasileño hasta lograr que se cuotificara el ingreso de lácteos desde Argentina.

Argentina aceptó en 2009 que Brasil limitara el ingreso de sus lácteos en 3.000 toneladas por mes. Ese acuerdo fue renovado en 2016 y estará en vigencia hasta mayo de 2018, con 4.500 toneladas por mes –hasta llegar a 54 mil toneladas desde junio pasado– y sin sobrepasar el límite de 5.000 toneladas por mes.

Eso pese a que la reglamentación del Mercosur "no permite establecer cuotificaciones de productos de forma unilateral" como pretende Brasil para los lácteos que ingresan desde Uruguay, dijo Aguerre al regreso de su reunión con Maggi.

En caso de querer cuotificar, como ya ocurrió con Argentina, "las conversaciones deberían formalizarse entre los actores del sector privado de ambos países", admitió el titular del MGAP.

La última ofensiva

El 23 de agosto pasado, el ministro brasileño de Agricultura recibió a una delegación de la poderosa Organización de las Cooperativas Brasileñas (OCB), que le sugirió la cuotificación para Uruguay con el argumento de que "están desequilibrando los precios en Brasil".

En ese momento Maggi anunció también que Brasil quiere excluir a la leche de la lista de productos del Mercosur beneficiados con el comercio libre –como ya ocurre con el azúcar o el segmento automotor–, como forma de "terminar con las distorsiones en el mercado brasileño provocadas por las importaciones desde Uruguay". Agregó que para ello están realizando un estudio.

Sin embargo, Aguerre respondió que las declaraciones de Maggi fueron "una expresión de deseo" y reiteró que "no hay ninguna medida planteada" porque "no hay forma legal" de hacerlo de manera unilateral.

Pese a la reunión entre ambos ministros, el tema siguió adelante y ahora se concretó la medida de suspender el ingreso de lácteos con otro argumento: la supuesta triangulación de productos por parte de los exportadores uruguayos.

Reacciones locales

La noticia trascendió ayer en Brasil a través de un tuit del FPA. Sin embargo, el titular del MGAP y el subsecretario de Relaciones Exteriores, Ariel Bergamino, ya están encabezando las negociaciones con Brasil para revertir la medida, confió a El Observador el presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo de Izaguirre.

De Izaguirre rechazó la acusación de triangulación. El jerarca admitió que hay contactos con el embajador uruguayo en Brasil y con el propio ministro brasileño para dejar en claro que "de ninguna manera" Uruguay incurre en esas prácticas. "No lo hacemos, eso es algo que no existe", remarcó.
Inale había efectuado hace unos meses un trabajo que se manejó internamente que desacredita el argumento brasileño de que Uruguay estaría importando leche de otros países para procesar y exportar a Brasil.Los datos fueron recabados de las industrias uruguayas de acuerdo a los volúmenes procesados durante el año pasado.

 Por otra parte, "desde hace tiempo Brasil procura restringir el ingreso de los lácteos de Uruguay por presión de los productores de ese país, como ya ocurrió en 2009, cuando una delegación de tamberos visitó a Conaprole", la principal empresa productora y exportadora de Uruguay, recordó el presidente de la ANPL , Wilson Cabrera, quien integraba el directorio de la cooperativa ese año.

En su opinión, este año "se ha exportado muy poco" a Brasil, con un volumen de alrededor de 15 mil toneladas hasta agosto, cuando el año anterior esa cifra "fue cercana a las 70 mil toneladas". 

"Un cierre de ese mercado para los lácteos de Uruguay complicaría enormemente a los productores", sostuvo Cabrera.

Por su parte, el Partido Nacional anunció que citará en carácter grave y urgente al parlamento a los ministros Nin Novoa y Tabaré Aguerre por esta situación.

Fuente: www.elobservador.com.uy