Comerciantes minoristas de EE.UU. están embotellando su propia leche

Los grandes comerciantes minoristas de alimentos están convirtiéndose en grandes actores en el negocio de procesamiento y embotellado de leche, un desarrollo que amenaza con exprimir una antigua red de cooperativas y procesadoras de leche en manos de agricultores.

La leche es un producto de bajo margen, susceptible a las oscilaciones de precios. Los estadounidenses la están tomando menos, mientras la demanda sube por el queso, la mantequilla y otros productos lácteos. Pero los ejecutivos de supermercados dicen que la leche sigue siendo uno de los ítems que se compran con mayor frecuencia en sus locales. El hecho de asegurar un abastecimiento constante al mejor precio merece el gasto de millones de dólares en instalaciones de manufactura, aseguran.

"Virtualmente cada carro que pasa tiene leche", señaló Erin Sharp, vicepresidente de manufactura de Kroger Co., la cadena de supermercados más grande de EE.UU. por ingresos y tiendas.

Kroger, la que construyó una planta de procesamiento de leche completamente automatizada hace tres años en Colorado, está ahora procesando el 100% de la leche fresca que vende. El competidor Albertsons Co. abrió una planta de 5.110 metros cuadrados en Pennsylvania a mediados de este año que podrá producir jugo de naranja, té helado y otras bebidas cuando la demanda de leche sea baja o los precios se hundan.

"Nosotros somos mucho más ágiles" que las procesadoras lecheras tradicionales, manifestó Evan Rainwater, vicepresidente de manufactura de Albertsons. "Se puede hacer mucho más en una planta lechera que solo productos lácteos".

WalMart Stores Inc. señaló que planea abrir lo que sería una de las plantas lecheras más grandes del país en Indiana el próximo año.

Operaciones crecientes

Chris Galen, vocero de la National Milk Producers Federation, señaló que las operaciones crecientes de embotellado de los minoristas de alimentos han planteado interrogantes entre los agricultores y ejecutivos en las compañías y cooperativas de producción lechera sobre cómo los supermercadistas ganarán dinero en el negocio de bajo margen.

La planta de WalMart abastecerá de leche a más de 600 tiendas a través de cinco estados del medio oeste que son ahora abastecidas por Dean Foods Co., una de las productoras de leche más grandes del mundo. Dean todavía será el proveedor de las tiendas WalMart en otras partes, pero la nueva planta costará a Dean aproximadamente las ventas de 100 millones de galones de leche anuales de entre un total de 2.500 millones a partir del próximo año, de acuerdo a Dean. El negocio perdido de su cliente más grande podría afectar las ganancias el próximo año, precisaron ejecutivos de Dean.

"Vamos a tener paciencia con nuestros socios de WalMart y vamos a hacer lo mejor que podamos para asegurar una transición suave", expresó el jefe ejecutivo de Dean, Ralph Scozzafava, a los inversionistas hace poco.

Las acciones de Dean han perdido más de la mitad de su valor a medida que ha enfrentado la competencia y otras pérdidas de volumen de clientes. Un vocero de la compañía declinó hacer algún comentario antes de sus próximas ganancias.

Fuente: El Mercurio