Recepción invernal de leche fue la segunda mas baja de la última década

Diversos temas planteó Fedeleche en el marco de la reactivación de la Comisión Nacional de la Leche y sin lugar a dudas uno de los que llamó la atención fue el comportamiento exhibido por  la recepción de leche fresca durante el último trimestre, esto es, junio - agosto de 2017.

En la cita y según apuntó el presidente de Fedeleche, Rodrigo Lavín, uno de los datos que más preocupa por su significado ha sido lo mostrado por la producción durante este período invernal, ya que “sin sequía estival y un buen clima a principio de año, al observar lo que se recepcionó en planta comparado con igual lapso del año pasado o la última década, vemos que llegó a su nivel más bajo de los últimos siete años, superando únicamente a 2009 y prácticamente similar a 2007”.

Esto demuestra que “la recuperación que se vio a principio de año fue por efecto del clima, ya que cuando empezó el invierno y el frio caímos sistemáticamente y el último trimestre tenemos el segundo peor año de producción de leche en la última década; entonces; básicamente respondemos al clima y nosotros como sector primario  creemos que estamos bastante maduros para que pase eso”, agregó Lavín, aludiendo a una falta de señales de mediano y largo por parte de la industria.  

En efecto, datos presentados por la Federación en la Comisión Nacional de la Leche dan cuentan que en el acumulado de los meses junio, julio y agosto, la recepción nacional de leche fresca alcanzó los 376,1 millones de litros, lo que implica un retroceso de 3,37% respecto a igual período de 2016; de 1,24% respecto de 2010, pero de 9,07% en relación a 2008, año en que se registró la recepción más alta considerando la última década, esto es, 413,1 millones de litros.

“Lo que es clima se nos hace cada vez más preponderante dentro de las variables que tenemos que manejar. Hoy día estamos con una producción de leche menor al año pasado y eso nos preocupa.  Y si bien hay temas importantes que ver en la Comisión, hoy en día están cerrando lecherías, por eso si bien estamos absolutamente de acuerdo en proyectar esta actividad a futuro y consensuado con  la industria, y todos los eslabones de la cadena, hay un tema coyuntural actual que es importante ver”, expresó el personero. 

 

 

Asimismo, apuntó que “a pesar de que hay industrias que tratan de incentivar la producción invernal, los costos aumentan tanto por el clima que los bonos se transforman en algo insuficiente e inevitablemente hay una pérdida de producción”.  Y si bien, “en las temas relacionados con el clima podrían ser compensadas con tecnología,  hoy en día no ocurre porque no existe la seguridad económica o de flujos de poder realizar una inversión”, acotó.   

A consecuencia de lo anterior,  Rodrigo Lavín dijo que se hace necesario sentarse a conversar como cadena y revertir esta situación. “Se ha demostrado en las cifras que somos un sector que tiene una problemática específica con distintas aristas y en la realidad como país no estamos creciendo y todo lo contrario estamos favoreciendo importaciones y sustituyendo producción nacional. Queremos tratar de revertir eso y convertirnos en una potencia lechera, porque tenemos el espacio y el conocimiento, pero tenemos que ver entre todos cómo hacerlo”.

Finalmente, el presidente de Fedeleche junto con reiterar su disposición a dialogar con las empresas procesadoras, ya que es un tema inerte a ellas, toda vez que “en los países que son productores de leche, los aumentos de precio a productor primario para que se genere un mayor flujo de leche a las industrias están por sobre el 30% en Nueva Zelanda, Estados Unidos y Europa, en cambio, aquí en Chile estamos en torno a un 4% (año móvil), aunque éste ha venido cayendo en el último tramo”, aseguró además que “no hay mejor incentivo que producir leche que el precio. Podemos discutir matices, pero el precio sigue siendo preponderante en nuestra actividad

Fuente: http://www.fedeleche.cl/site/