Decretan alerta sanitaria por brote de Fiebre Q en predios lecheros de Osorno

A mediados de octubre de este año se detectó en predios lecheros de la provincia de Osorno la presencia de la bacteria Coxiella Burnetti, que genera la Fiebre Q en humanos y que es una enfermedad zoonótica, es decir, que se transmite del ganado a las personas.

Esto llevó a la autoridad competente a decretar esta semana alerta sanitaria en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. Ello luego que el diputado (DC) Iván Flores, quien preside la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, presentara los antecedentes junto al Ministerio de Salud y el Servicio Agrícola y Ganadero.

Con esto se busca evitar la propagación de la enfermedad en las lecherías de la zona, así como conservar los estándares de salud fitosanitaria. Esto implica una mayor cantidad de recursos y monitoreo de los predios.

Al respecto, desde la seremi de Salud de Los Lagos, señalaron que sólo falta la firma de la Contraloría para oficializar el decreto, según publica este jueves El Austral, donde puedes leer más detalles.

 

Ø Medidas de control para prevenir la Fiebre Q

Luego que esta jornada el Ministerio de Salud decretara alerta sanitaria en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos por un epidémico de Fiebre Q que afecta principalmente a trabajadores pecuarios en Osorno, registrándose 59 casos, el Gobierno llamó a conocer las medidas de control de esta enfermedad.

La Fiebre Q es transmitida de animales a seres humanos a través de la bacteria Coxiella burnetti y afecta principalmente a quienes trabajan en contacto con mamíferos rumiantes, tales como vacunos, ovejas y cabras, transmitiéndose preferentemente a través de inhalación de gotas, aerosoles y polvo contaminado con fluidos corporales como orina, deposiciones o líquido amniótico de animales infectados con la bacteria, o por el consumo de leche no pasteurizada de estos mismos. También es posible la transmisión de persona a persona.

Entre las medidas instruidas por el Ministerio de Salud para el control de la enfermedad, se destacan, para los trabajadores pecuarios; el uso correcto de elementos de protección personal (EPP), guantes, mascarilla, calzado de seguridad impermeable que impida el contacto dérmico, buzos de trabajo desechables y pecheras de goma (incluye no manipular ni contaminar la mascarilla). Las pecheras de goma deben ser lavadas y desinfectadas cada vez que finalice una tarea. En tanto, la ropa de trabajo debe ser lavada en la empresa, y no ser traslada a los hogares. No debe volver a usarse, si no ha sido lavada previamente (especialmente al cambiar de actividad).

El Minsal también aconseja el lavado de manos frecuente y cada vez que finalice una tarea, así como la desinfección de instalaciones y todos los elementos existentes en las mismas. Incluye desratización y desparasitación permanente (garrapatas), como asimismo la disposición segura de residuos orgánicos de animales y elementos contaminados.

Para la población en general, el Ministerio de Salud recomienda no consumir leche o derivados (quesos, quesillos) que no estén pasteurizados.

 

Noticias relacionadas

 

Fuente: http://www.soychile.cl/