Lácteos San Ignacio aumenta demanda de leche

Un 50% aumentó la recepción de leche fluida en la planta de Lácteos San Ignacio, en Bulnes, debido a que la firma amplió su área de distribución e incorporó a las regiones Metropolitana y de Valparaíso.

La empresa del grupo San Ignacio, de la familia Villagra, distribuía de manera directa a almacenes y a través del retail en las regiones de Ñuble, Bío Bío, Maule y O’Higgins, demanda que satisfacía procesando 20 mil litros de leche diarios, sin embargo, con la entrada en Santiago y en Valparaíso la recepción aumentó a 30 mil litros diarios, cifra que debiera incrementarse próximamente, pues Tottus extenderá a todo el país la distribución.

Actualmente, San Ignacio distribuye a través de las cadenas de supermercados Tottus y Jumbo, que sumadas representan el 70% del total comercializado, mientras que el 30% corresponde a distribución directa en almacenes, minimarket, emporios, hoteles, restaurantes y casinos.

Así lo manifestó Víctor Villagra, gerente general del grupo, quien precisó que la totalidad de la leche se compra a productores, ya que la empresa cerró su lechería en 2001. “Trabajamos con 14 productores que están abasteciendo la planta, de ellos, un 30% son de Ñuble y el 70% proviene de Los Ángeles al sur, y no es que no desee sumar a más productores locales, lo que ocurre es que ya tienen contratos con Danone y otras empresas, y no se trata de andar peleándonos por los pocos productores que van quedando”, dijo en alusión a la progresiva disminución de lecherías en Ñuble.

De hecho, comentó que algunos productores que proveían a la quebrada Boyén hoy están trabajando con él.

Lanzan producto

Ignacio Villagra, gerente comercial de Lacteos San Ignacio, sostuvo que un rol importante en esta nueva etapa de la firma, que hizo un cambio de su imagen corporativa, lo tendrá el nuevo producto que lanzaron hace algunas semanas: la leche fresca.

“Es un producto realmente fresco, que a diferencia de la leche larga vida, que es la que se comercializa en forma masiva, aquí la leche solo es pasteurizada, pero no se somete al agresivo proceso UHT, que le quita su calidad nutritiva y la leche pierde sus vitaminas”, explicó Ignacio Villagra, quien destacó el envase de vidrio no solo como un guiño de marketing, sino como un material reciclabe.

“Es un producto único, que recupera una tradición que se perdió en Chile. Ésta es la única leche fresca que se vende a nivel masivo en el país, y está en sintonía con lo que pide la gente, el mercado hoy está demandando productos más sanos, más naturales”, añadió Víctor Villagra, quien recordó que la producción de leche fresca que antes se comercializaba en Chile se descontinuó, porque suponía un mayor costo logístico para los supermercados, debido a la conservación, y por la comodidad de almacenamiento para los consumidores.

Actualmente están produciendo mil litros diarios de leche fresca embotellada. Y en 30 días se espera llegar a tres mil. “Debido a la buena aceptación que ha tenido entre el público, donde nos sorprendió que no solo le fue bien en los segmentos altos, sino que también en estratos medios, esperamos llegar a 5 mil litros durante el primer semestre del próximo año y desarrollar nuevas variedades”, acotó el gerente comercial de la firma.

Otras noticias relacionadas

 

Fuente: http://www.ladiscusion.cl/