De las importaciones de México, EU provee 75% en quesos y 88% en leche en polvo

Del total de las importaciones de lácteos de México, Estados Unidos es el principal proveedor, pues representa 88% del total en las compras externas de leche en polvo, 75% en quesos, 91% de lacto sueros.

El comercio de lácteos entre los dos países se liberalizó el 1 de enero del 2008, de tal manera que Estados Unidos es el único país que goza de la apertura total del mercado mexicano de lácteos (salvo leche cruda por la carencia de un protocolo sanitario).

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (Canilec), el comercio bilateral se ha venido desarrollando sin sobresaltos y sin tensiones por parte de las empresas y los gobiernos de México y Estados Unidos, excepto por la aplicación de represalias comerciales por parte de México, que se establecieron por las restricciones de EUA al transporte transfronterizo de carga y las que estuvieron a punto de aplicarse como resultado del dictamen arbitral en el marco de la OMC por las exigencias de etiquetado de productos cárnicos mexicanos a través del denominado COOL (Country Of Origen Labeling).

La Canilec cuenta con la afiliación de 110 socios, entre los que se encuentran fábricas de lácteos, grandes, medianas y pequeñas, así como proveedores de la industria entre los que destacan, maquinaria, ingredientes y aditivos, así como empaques.

Las empresas de fabricación de lácteo afiliadas a la Canilec generan 86% de los productos lácteos que se comercializan en el país, lo cual incluye: leche pasteurizada y ultra pasteurizada, leches industrializadas (en polvo, condensadas y evaporadas), fórmulas infantiles, cremas y mantequillas, quesos, helados, yogurt, alimentos lácteos fermentados y postres.

México importa de manera suplementaria, para atender el mercado doméstico, casi una tercera parte de los volúmenes que se consumen en un año.

Las importaciones de materias provenientes de Estados Unidos son un complemento necesario para atender las necesidades del consumidor final de lácteos en México.

Poner en riesgo este abasto complementario, pondría a la industria de lácteos de México en la urgente necesidad de buscar mercados alternativos, necesariamente más lejanos, haciendo uso del cupo OMC con que cuenta México de 80,000 toneladas de leche en polvo, el cual no cubriría las necesidades de materia prima, presionando al alza los costos de producción y posiblemente los precios al consumidor.

En razón de lo anterior, la Canilec se ha manifestado por mantener el mismo régimen arancelario, entre México y Estados Unidos, en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Fuente: https://www.opportimes.com/