Agro crecería en torno al 4% en 2018, impulsado por dinamismo de la fruticultura

La agricultura se posicionó como una de las actividades más dinámicas del año. Pese a una leve caída del tipo de cambio en el último tiempo, el dólar se ha mantenido en niveles beneficiosos para los exportadores agrícolas y el clima ha acompañado a los productores.

 

Según proyecciones del Gobierno, las expectativas siguen estando en terreno positivo, de cara al próximo año. El ministro de Agricultura, Carlos Furche, destacó a "El Mercurio" que "el sector cuenta con bases sólidas para continuar su senda de crecimiento, apoyadas en la sostenida demanda de alimentos, tanto en el ámbito local como en los mercados externos, en los altos estándares de sanidad animal y vegetal que posee el país, y en los acuerdos comerciales que tiene Chile con otros países.

 

Para 2018, el secretario de Estado espera que el sector agrícola crezca, en promedio, entre 3 y 4% en comparación con este año. Así, la actividad superaría una vez más el crecimiento proyectado de la economía chilena para el próximo año.

 

En cuanto a los subsectores, recalcó especialmente a la fruticultura, que se posicionó como el área más dinámica de la agricultura. "En esta temporada se espera una cosecha récord en cerezas. También se ve muy positiva para la uva de mesa, que será una de las frutas destacadas en este período. También hay excelentes perspectivas para los frutos secos", manifestó Furche.

 

El ministro también subrayó que la silvicultura y la viticultura gozan de buenas proyecciones. Además, prevé una recuperación en el sector ganadero y lácteo. Sin embargo, en el ámbito de los cereales fue más cauto. "El escenario en materia de producción de cereales se ve, más bien, plano. Hay un estancamiento. Se observa una disminución de la superficie plantada", dijo.

 

  • Opción de repunte para los lecheros

 

El subsector lácteo podría presentar un repunte para 2018. El presidente de la Federación de Productores de Leche, Rodrigo Lavín, expresó que "si el clima nos acompaña y la industria asume un rol más protagónico en cuanto a señales hacia el sector primario, probablemente tengamos un mejor escenario respecto al actual ejercicio". Eso sí, puntualizó que la base de comparación será baja. El timonel afirmó que un mejor comportamiento de la economía nacional y un mercado externo estable podrían impulsar con mayor vigor las exportaciones lácteas chilenas y el precio pagado al productor.

 

El gerente general de Consorcio Lechero, Sebastián Gánderats, espera "un aumento cercano al 2% en la recepción de leche, si las condiciones ambientales lo permiten, y un alza del consumo interno en cifras aproximadas al 2%, presionada principalmente por el mayor consumo de quesos y mantequilla". En cuanto a las exportaciones, el ejecutivo agregó que "de seguir potenciando la venta de productos con valor a mercados ya establecidos como Estados Unidos y otros países de la región, los envíos pudiesen seguir la tendencia positiva de 2017". Además, destacó el lanzamiento en enero de la primera Agenda de Desarrollo Sustentable del sector a 2021.

 

  • Ganadería enfrenta distintos desafíos

 

Un período de cambios podría enfrentar el subsector cárnico, de cara al próximo año. El presidente de Fedecarne, Carlos González, espera que la actividad se mantenga con precios de ganado en pie en buenos niveles, aunque afirmó que "el crecimiento del sector está seriamente amenazado por la disminución de la masa ganadera en Chile y el aumento preocupante de las importaciones de carne". Añadió que ojalá estas "cumplieran con estándares similares a los que se exigen en Chile. En 2018 debiera estar listo un estudio que nos indique qué mejoras podremos hacer a la norma de tipificación para superar la competitividad y la transparencia".

 

El gerente general de la Asociación de Plantas Faenadoras de Carne, Rafael Lecaros, estimó para 2018 una faena de bovinos cercana a las 700 mil cabezas, debido a una retención de hembras y a la caída tendencial de la masa ganadera. Destacó que 2018 será un año de mucho valor agregado, que permitirá reemplazar cantidad por precio. "Ya hay firmas que están solicitando aperturas sanitarias para enviar carnes procesadas a los principales mercados" reveló.

 

El presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, Christian Arnzt, indicó que "el mercado de exportación en pie se ve interesante y lo seguirá siendo en 2018. A su vez, como el escenario internacional está mejorando, vuelven a verse oportunidades de exportaciones a mercados de alto valor. Aprovecharlas va a depender del precio del dólar".

 

  • La fruta, el mayor impulso del sector

 

Positivas perspectivas hay para la fruticultura. El presidente de la Asociación de Exportadores de Fruta, Ronald Bown, espera que en la temporada 2017-2018 los envíos superen las 2,8 millones de toneladas del ejercicio previo y crezcan sobre un 4,5%, es decir, un aumento similar al alza de la temporada anterior. El líder gremial destacó que los envíos de cerezas bordearían entre las 110 mil toneladas y las 120 mil toneladas, lo que marcaría un nuevo récord. También ve mejores perspectivas que el año pasado en exportaciones de arándanos y de uva de mesa. En cuanto a mercados internacionales, Bown espera que Estados Unidos siga siendo el principal destino, aunque recalcó la importancia que está adquiriendo Asia, donde se están exportando más de 500 mil toneladas.

 

El presidente de la Federación de Productores de Fruta, Luis Schmidt, coincidió con Bown en cuanto al crecimiento proyectado en volumen y subrayó que el dinamismo de la fruticultura estará favorecido por especies como las cerezas, las uvas de mesa, las manzanas, las ciruelas, los nectarines y las nueces. Sin embargo, le preocupan posibles caídas en el volumen producido de paltas y peras. "Deberíamos tener una temporada razonable. Hay muchas inversiones en cerezas, nogales y avellanos europeos. Mientras el agro tenga un dólar cercano a los $620, el sector estará tranquilo", afirmó el líder gremial.

 

  • Vinos: privilegiar calidad y precios

 

El subsector vitivinícola también exhibiría un crecimiento, el que sería mitad en valor y mitad en volumen. El presidente del gremio Vinos de Chile, Mario Pablo Silva, estimó que la actividad crecerá el próximo año en torno a 5,7% en valor en comparación con 2017. Asimismo, las exportaciones de vino tendrían un alza cercana a 6,8% en comparación con 2017, mientras que en el mercado local el incremento estaría en torno al 3,5%.

 

Silva admitió que "en el pasado crecíamos más en volumen que en precio, y hoy el objetivo es cambiar ese modelo comercial". Lo anterior se enmarca en la Estrategia a 2025 que impulsó y está implementando el gremio, la que está orientada a promocionar productos sobre los US$ 60 por caja en destinos clave, como China, Brasil, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Ahora bien, si se considera que el mercado estadounidense es el más complejo para el vino chileno, esperan realizar algunos replanteamientos en la promoción.

 

En cuanto al mercado local, Silva sostuvo que el promedio de crecimiento de los últimos cuatro años fue de 5,5% en volumen y que este año, debido a un menor consumo, es probable que haya un alza en torno a 1%. No obstante lo complejo del ejercicio, aseguró que las perspectivas son positivas para 2018 y que espera retomar el crecimiento, que fluctuaría en torno a 5% en promedio para el próximo año.

 

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/