Argentina: Exportaciones más bajas en 14 años y menor producción en la última década

La caída en el los embarques tiene su correlato en una menor producción. Clima y crisis de rentabilidad mediante, la oferta de leche se redujo notablemente y se espera que este año con suerte se empate el escaso volumen de 2016. El año pasado se alcanzaron los 10.000 millones de litros, lo que significó el registro más bajo de los últimos 10 años (en 2007 la producción había sido de 10.800 millones de litros). Oficialmente se habla de una leve mejoría de 1 a 2%.

La lechería arrastra años de crisis. Luego de la salida del kirchnerismo del poder y tras soportar años de intervención en los mercados se esperaba que con Cambiemos “cambiaran” algunas políticas sectoriales y aparecieran las respuestas, pero recién después de casi dos años de gestión se logró arma una mesa de negociaciones en las que se acordaron algunos puntos para trabajar.

De la famante Mesa de la Leche, los dirigentes del sector se llevaron la promesa de nuevas negociaciones, pero en concreto hubo entre poco y nada. En este estado de desilusión permanente se aceleró el cierre de tambos. Entre 2016 y 2017, incluso, la tasa de cierre fue mayor que en la década kirchnerista.

Mientras se analizan datos y se piensan medidas, los tamberos siguen día a día, enfrentando una realidad sectorial complicada en la que aumentan los costos de la energía, del transporte y de la mano de obra (el maíz jugó a favor de la producción de leche este y el año pasado). Al mismo tiempo el precio del litro a tranquera de tambo prácticamente no tuvo mejores. Respecto del año pasado subió 27%, pero el aumento fue de sólo 2,3% en los últimos cinco meses.

 Fuente: http://bichosdecampo.com/