Productores lecheros piden estabilidad en el suministro eléctrico

Si para una persona cualquiera un corte de luz no avisado previamente es una molestia, imagínese lo que es para un productor lechero, quien debe velar el cuidado de su rebaño y el blanco líquido que le entregan las vacas y luego se traslada a las plantas procesadoras.

El suministro parejo y continuo de electricidad es vital para las actividades silvoagropecuarias; no obstante el verano junto al invierno concentran la mayoría de los cortes imprevistos de luz. Ante ello los productores lecheros piden que se mantenga la mejora que se ha venido produciendo en cuanto la ocurrencia de cortes de luz y el tiempo en que se repone.

El clima de nuestra zona constituye un obstáculo para que la red de suministro y transmisión de energía funcione sin problemas durante todo el año.

Inversión

"Hemos tenido cortes de luz aquí en Hueyusca, El Maquí y San Pablo, y han sido más o menos frecuentes", explicó el agricultor Luis Amthauer.

El ganadero e ingeniero agrónomo sostuvo que "en las lechería si no hay luz hay que usar grupos electrógenos y eso encarece todo el asunto, además implica hacer andar el otro equipo. En mi caso que tengo un complejo turístico también representa un problema, porque se afecta la refrigeración, entonces debemos preocuparnos de los freezer".

El productor lechero Germán Stolzenbach agrega que "por supuesto que ha habido cortes de luz, aunque mayoritariamente han sido avisados. Personalmente estoy equipado con un grupo electrógeno en mi campo para estas situaciones, lo que ha tenido un costo adicional. Hice la inversión hace muchos años para no depender de Saesa", detalló.

La compra de generador para tener luz de emergencia ya se ha hecho una práctica habitual en la zona.

"Lamentablemente en este país debe hacerse así. En otros lados, como en Estados Unidos, si se corta la luz la empresa correspondiente debe hacer compensaciones sumamente onerosas por el daño que pueden infringir. Y EE.UU. y Canadá sí son países con inclemencias climáticas fuertes y frecuentes", ejemplificó Stolzenbach.

Silvia Richards -con un fundo camino a Riachuelo- también debió comprar un grupo electrógeno para su campo: "Nos afecta la baja de voltaje, porque muchas veces por eso no podemos seguir ordeñando o enfriando la leche. Esto pasa mucho en días de calor".

A ello se suma que la mayoría de los generadores utilizados por los agricultores funciona a petróleo, un combustible mucho más contaminante que la hidroelectricidad.

Sin embargo, Richards también reconoce que "mi sector aquí era hasta hace poco bien problemático, se cortaba mucho la luz y siento que ahora eso ha disminuido".

Dieter Konow, presidente de la Asociación de Productores de Leche Osorno (Aproleche Osorno), señala que "el suministro continuo de luz para nosotros es súper importante, porque al menos dos veces al día nos toca ordeñar, y por otro lado debemos por obligación entregar la leche enfriada. Los cortes nos golpean directamente, en especial cuando son sin aviso".

Eso sí, a juicio del dirigente gremial, "no ha habido un aumento en los cortes, lo que pasa es que sí ocurren cada cierto tiempo, especialmente cuando hay mucha demanda. Saesa conoce nuestras inquietudes hace mucho tiempo y creo que realizan los esfuerzos para satisfacerlas", opina.

Planes de acción

Desde la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) señalan que mantienen "un permanente monitoreo del desempeño de la industria, requiriendo planes de acción necesarios para movilizar a los actores del mercado hacia el cumplimiento de los estándares de calidad de servicio establecidos en la reglamentación".

Según los datos de la SEC, Los Lagos redujo en 2016 el indicador de interrupciones promedio en un 22,9% respecto de 2015 y de 38,8% respecto de 2012.

Sin embargo, la incidencia de eventos climáticos hizo que el indicador SAIDI, -que representa el promedio de interrupciones por cliente conectado- se mantenga en la Región en una cifra de 19 horas al mes de noviembre. Esto supera el valor alcanzado en 2016, pero aún está bajo los años anteriores.

Por esta razón la SEC "ha continuado exigiendo a las distribuidoras la implementación de los planes de acción necesarios para reducir los indicadores de fallas que presenta el sistema".

La firma Saesa

Desde la Sociedad Austral de Electricidad Sociedad Anónima (Saesa), su gerente zonal, Daniel Almonacid, responde que "nuestra inversión triplica lo indicado por la autoridad, fundamentalmente pues operamos en una zona compleja, de mucha vegetación, muchos árboles, que se suma a inviernos extensos y extremos".

Respecto a la entrega este tema, señala que "sin duda los árboles cerca del tendido eléctrico o que no respetan la faja de resguardo eléctrico, son la principal causa de cortes de energía en la zona y hacia allá hemos enfocado parte importante del plan, cuadruplicando el gasto de años anteriores".

Agrega que "es importante mencionar que el suministro se corta por diferentes factores como caída de árboles, choque a postes, vehículos con sobre altura u otros. El sistema eléctrico es vulnerable, especialmente cuando estamos viendo efectos rápidos del cambio climático que nos afectan a todos. Para los procesos críticos siempre es necesario tener un plan de mitigación, como un sistema de respaldo para mantener la continuidad del servicio en caso de fallas o desconexiones programadas".

Almonacid enfatiza que "desde hace aproximadamente cuatro años nos reunimos regularmente con agricultores y ganadores de la zona, ya sea a través de sus asociaciones gremiales como Sago o Aproleche".

Fuente: http://www.australosorno.cl/