Entregaron incentivos a productores que privilegian crianza de terneros de lechería

Tras cumplir la primera meta productiva que exigía el "Programa de Desarrollo de Negocio Asociativo Ganadero en la Agricultura Familiar Campesina", 24 pequeños agricultores de la región accedieron a un incentivo económico, que les permitirá continuar con la crianza de terneros machos de lechería.

La iniciativa impulsada por la Seremi de Agricultura, que financia el Gobierno Regional, entrega asesoría técnica e incentivos económicos para generar modelos productivos rentables de crianza de terneros que, a su vez, posibiliten la incorporación de pequeños agricultores a la cadena de producción de carne de una forma competitiva.

La seremi Pamela Bertin sostuvo que la iniciativa responde a una antigua inquietud del rubro, asociada a la eliminación de terneros de lechería debido a que su crianza resultaba muy costosa.

"A través de acompañamiento técnico especializado que entregan profesionales del INIA, los productores adquieren conocimientos que les ayudan a criar terneros de una forma óptima y manejando los costos en cada etapa de la producción. De esa forma, cuidando aspectos de la sanidad y alimentación de los animales, se logra alcanzar un peso adecuado para su comercialización", explicó la autoridad del agro.

100 kilos en 100 días

Aunque en un inicio dudó del Plan, ya que existía la percepción de que se trataba de un mal negocio, Orlando Carillanca apostó por la crianza de terneros, postuló y fue seleccionado en el programa.

"El que no se arriesga, no cruza el río, así que me decidí a criar terneros por primera vez. Hoy puedo decir que esto resulta y me da motivación para continuar en este negocio", aseguró el productor del sector Casa de Lata, quien recibió el incentivo, al lograr que sus animales pesaran más de 100 kilos tras 100 días de crianza.

El programa piloto ha favorecido en tres años a 141 productores y entregado 1.527 terneros, a familias de la agricultura familiar campesina.

Marcelo Maldonado es uno de ellos. Con una pequeña lechería en la comuna de Fresia para la producción de quesos, vendía o regalaba los terneros apenas nacían. Con el programa, dijo, aprendió sencillas prácticas.

Fuente: http://www.ellanquihue.cl/