Noticias

“Rentabilidad lechera depende de la incorporación de nuevas tecnologías”

Avances en mejoramiento genético de ballicas y festucas con y sin endófitos y la incorporación de remolacha forrajera como cultivo suplementario, fueron presentados por Gavin Milne, gerente técnico en Nueva Zelanda y Australia de la compañía DLF, en un ciclo de charlas organizado por la empresa SG 2000.

En su exposición titulada: “Experiencia de introducción de nuevos cultivos forrajeros en el mundo”, el especialista extranjero resaltó la importancia de conocer y acceder a los últimos avances científicos y tecnológicos. “La rentabilidad del negocio lechero hoy depende cada vez más de la incorporación de nuevas tecnologías”, afirmó.

Daniel Troncoso, encargado Técnico y Comercial de SG 2000 explicó que “en las charlas que dio Gavin Milne en el sur de Chile se transfirió a los asistentes las nuevas tecnologías e innovaciones que se están utilizando en Nueva Zelanda fundamentalmente a través de mejoramiento genético y desarrollo de nuevas variedades, así como el uso de hongos endófitos para controlar plagas como el Gorgojo Argentino de las Ballicas y el uso de esta tecnología en otras especies como la festuca, con excelente resultados”.

“También presentó el desarrollo de la remolacha forrajera en Nueva Zelanda donde este cultivo tuvo un crecimiento exponencial en los últimos años, pasando de una pequeña superficie de siembra a establecer anualmente más de 60.000 hectáreas”, puntualizó.

INNOVACIÓN

El experto neozelandés hizo “una invitación a innovar y utilizar las mejores tecnologías para aumentar la rentabilidad predial y la producción por hectárea, usando las nuevas variedades forrajeras y complementando la alimentación con remolacha forrajera”.

Al respecto indicó que “Chile tiene muchas similitudes con Nueva Zelanda por eso creemos que es muy interesante conocer la experiencia nuestra”.

Agregó que “en Nueva Zelanda la señal es clara y consistente: el uso de nuevas tecnologías permite aumentar la producción de forraje por hectárea y especialmente el uso de remolacha forrajera, permite aumentar el número de animales por hectárea e intensificar el sistema a costos pastoriles, alcanzando mejores resultados productivos y de rentabilidad”.

Resaltó que “en términos económicos lo que se ha visto es sumamente contundente: los productores que están utilizando remolacha forrajera en Nueva Zelanda han logrado aumentar la utilidades económicas y mantenerse en el negocio en años difíciles desde el punto de vista del precio de la leche”.

Además, enfatizó que “si consideramos que la remolacha forrajera es un alimento que se utiliza como suplemento en el período de invierno cuando las praderas disminuyen su productividad, representan una excelente herramienta para predios lecheros y ganaderos”.

Abraham Uribe, jefe zonal de Semillas SG 2000, destacó la importancia de estas charlas señalando que “siempre estamos tratando de entregar las mejores alternativas a los productores, sobre todo en el uso de nuevas variedades forrajeras, por eso en esta ocasión hemos traído a un experto para que muestre las últimas novedades en ballica y festuca y además en remolacha forrajera, un cultivo que tiene un enorme potencial en Chile, donde ya hay 1.500 hectáreas con remolacha y se espera sobrepasar este año las 3.500 hectáreas”.

 Fuente: http://www.camposureno.cl/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl