Noticias

US$45 millones por dos plantas y marcas de SanCor

El 12 de abril pasado, luego de que Adecoagro superara en una oferta a la firma Fonterra, de Nueva Zelanda -propuesta que en ese momento diversas fuentes valorizaron en unos US$400 millones-, una asamblea de socios de SanCor aprobó el traspaso del 90% de los activos a una sociedad anónima que iba a controlar el grupo oferente. Ese fue el plan inicial y por el que votó la asamblea de los tamberos. Sin embargo, en medio de la situación de crisis financiera local e internacional, que encareció el financiamiento, el grupo agroindustrial, nacido en 2002 con management argentino y hoy con recursos de un fondo de pensión de Holanda, el fondo soberano de Qatar y el fondo de Singapur GIC, rearmó su plan para la firma láctea.

En este sentido, según pudo saber LA NACION de fuentes al tanto de la negociación, la oferta ahora es por las plantas de Morteros, en la provincia de Córdoba, y Chivilcoy, en Buenos Aires. Se trata de dos plantas de alta tecnología. La primera elabora queso en barra y leche en polvo, en tanto que la segunda está especializada en leche larga vida. La planta de Chivilcoy sufrió un importante incendio en 2012 y la cooperativa láctea la puso en marcha de nuevo.

Junto a estas plantas pasarán al nuevo dueño más de 300 empleados. SanCor tenía en total 5100 empleados en 2016 y, con sucesivos retiros voluntarios, además del pase de 500 empleados a ARSA -la firma que produce yogures y postres y que controla Vicentín-, logró reducir su dotación a menos de 2700 personas, según fuentes conocedoras del movimiento de la compañía.

La operación también incluye las marcas de leche Las Tres Niñas, que tiene buena llegada en su venta en la zona norte de Buenos Aires, y Angelita. Esta última en realidad vino operando como una tercera marca de la láctea. Como esta oferta tiene diferencias con respecto a la primera que hizo Adecoagro, se volverá a convocar a una asamblea de socios para aprobarla o rechazarla.

Vale recordar que SanCor ya se desprendió de otras plantas en el último año y medio. Se trata de las unidades de Centeno, en Santa Fe (adquirida por la firma La Tarantela, proveedora de quesos a pizzerías), y de Coronel Moldes, en Córdoba, comprada por la cooperativa láctea de Huanchilla. También avanzó en la venta de otra planta en Charlone, Buenos Aires. Otra planta en venta es la ubicada en Brinkmann. En tanto, hoy SanCor mantiene plantas en las localidades de Devoto, Sunchales, La Carlota, San Guillermo y Balnearia. 

Según trascendió, SanCor tiene previsto destinar los fondos que aportará Adecoagro a la cancelación de las obligaciones que surgen del acuerdo preventivo extrajudicial (APE) presentado en el Juzgado Civil y Comercial de Segunda Nominación con sede en Rafaela, a cargo del juez Duilio Hail. El APE tuvo el acompañamiento de 1970 acreedores comerciales, proveedores y productores, que representaron un 70% de los pasivos (sobre un monto total de más de $2130 millones). Con ese nivel de adhesión se superó el requerimiento del 66% de la deuda y, además, el 51% de los acreedores que la ley establece para los APE.

De acuerdo con las fuentes consultadas, se espera que la implementación de la venta de las plantas industriales y la homologación del APE se concrete en los próximos 60 días.

SanCor viene implementando un plan de reestructuración cuyas negociaciones cuentan con el apoyo técnico de los asesores financieros de Finanzas & Gestión y los equipos legales de los estudios Nicholson Cano y Alegría Buey Fernández.

La cooperativa láctea tiene una deuda con la AFIP superior a los $3400 millones que está buscando renegociar. Trascendió que SanCor, que hoy procesa 1,2 millones de litros de leche diarios, por encima de los menos de 800.000 que tuvo en plena crisis, negocia con otras firmas la posibilidad de vender más activos.

Por Fernando Bertello – La Nación

Fuente: https://www.lanacion.com.ar

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl