Noticias

En La Araucanía productores analizan los pasos a seguir

La Araucanía es una de las zonas del país más golpeadas por el cierre de lecherías y el súbito incremento de las importaciones de lácteos. Solo el 21% de la recepción de leche que se informa para esta zona proviene de la región, un dato que no es indiferente a los representantes del gremio,  puesto que refleja la alta sensibilidad que tiene el sector ante la caída de los precios pagados a productor y el aumento de las importaciones. El resto del aprovisionamiento de leche fresca viene desde Los Ríos (41,5%) y Los Lagos (35,7%).

Un escenario que fue analizado por la Federación de Productores de Leche (Fedeleche), entidad que la semana pasada se reunió en La Araucanía para acompañar a los productores locales y a la vez afinar los últimos detalles sobre la petición de salvaguardias a la importación de leche en polvo y queso gouda y abordar los avances alcanzados en el marco de la nueva ley de etiquetado de la leche y los productos lácteos.

Concurrieron a la cita representantes de Aproleche Centro, Aproleche Bio-Bio, Aproleche Ñuble, Aproleche Araucanía, Aproleche Osorno y Agrollanquihue, gremios regionales que respaldaron las acciones emprendidas por Fedeleche e insistieron en el valor de la unidad para acometer todas las medidas requeridas que permitan fomentar y defender la producción de leche nacional.  

Respecto de los motivos por los cuales  la lechería no logra despegar, el presidente de Fedeleche, Eduardo Schwerter, explicó que “la recepción de leche para industrialización en Chile se estancó, porque la industria no crece ni aumenta capacidad y el incremento del consumo interno lo abastece vía importaciones, que han ganado un gran espacio en el mercado chileno, limitando el potencial de mejores precios a productor, afectando su rentabilidad y arrastrando a muchas lecherías a su cierre, con mucha fuerza en La Araucanía, pero también a través de todo el país”, especificó.   

AUDIENCIA FINAL

El martes 16 de octubre la Comisión Nacional Encargada de Investigar la Existencia de Distorsiones de las Mercaderías Importadas (CNDP) realizó la audiencia final para definir si recomienda la aplicación de salvaguardias a la importación de leche en polvo y queso gouda. Schwerter advierte que se efectuaron todas las gestiones posibles y que depende del gobierno la última palabra. “El 2017 se importó una cifra récord de productos lácteos. Este año entre enero y agosto, hemos superado ese nivel y el daño generado, debido al alza de las importaciones se sigue pronunciando”, sostiene el dirigente, quien ve en la aplicación de este mecanismo podría significar un vuelco importante a favor de la actividad lechera nacional.

En tal sentido, aseguró que "como gremio no estamos contra el libre mercado, pero sí que este incremento exacerbado de las importaciones sea a costa de los productores de leche y una gran cantidad de empresas proveedoras y de servicios, muchas de las cuales son pymes y dependen directamente de la actividad que genera el productor de leche”.  Además, apunta que la salvaguardia es una herramienta de defensa comercial aceptada por la Organización Mundial de Comercio (OMC), cuando se genera un aumento súbito y excesivo de las importaciones, “como es este el caso”.

ETIQUETADO

Con atención y optimismo Schwerter dijo observar el trámite legislativo del proyecto de ley que normará el etiquetado de la leche y los productos lácteos, iniciativa que fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados el pasado 4 de agosto.

El gremio ha impulsado la gestación de esta iniciativa y trabajado más de un año en el mismo, y según apunta el timonel de Fedeleche, su votación unánime en la Cámara Baja refleja la fortaleza de la iniciativa, la que establece el origen de la leche y define lo que es la leche cruda, natural, reconstituida y recombinada, así como de los productos lácteos, además de sancionar cualquier uso indebido de la denominación leche distinta a la establecida en la ley. “Todo un avance en transparencia y emparejamiento de la cancha para el sector”.

DATOS

  • En 2017 las importaciones lácteas sumaron 830 millones de litros, un 47% más que 2016. Se estima que ese volumen equivale a la producción promedio anual de 1.700 lecherías del sur del país.

 

  • Para el período enero – agosto 2018, las importaciones lácteas sumaron 560 millones de litros equivalentes, un récord histórico que genera un déficit en la balanza comercial láctea (importaciones- exportaciones) de 359 millones de litros.

Ver más detalles de la nota AQUÍ  

Fuente: http://www.camposureno.cl/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl