Noticias

Opinión: Producción pecuaria para el mundo

En variadas columnas hemos señalado la relevancia del proceso que estamos llevando adelante los diversos gremios unidos en Fedeleche, presentando una petición de salvaguardia ante la desmedida alza en la importación de lácteos.

Pero durante todo este tiempo, los productores no hemos parado un minuto nuestro trabajo en los campos, donde las vacas no se pueden "apagar" como las máquinas o los computadores, cuando las cosas no dan; y quizás donde estos largos, pero necesarios procesos, que ocurren en edificios lejanos con personas de terno y corbata, se ven distantes y poco aterrizados en medio de la lechería: hasta que se concretan.

También el modelo asociativo y cooperativo es un camino que muchos están siguiendo, pero el cual requiere tiempo, esfuerzo y dedicación.

Así, los productores seguimos buscando alternativas que día a día viabilicen nuestro trabajo y esfuerzo. En este contexto, hay áreas en las que la producción lechera sureña se sostiene, como es nuestra extraordinaria leche, reconocida internacionalmente; la excelencia del ganado que se produce en la Región; y la nueva condición de la trazabilidad de nuestra producción agropecuaria.

Nadie pone en duda la calidad de nuestra producción y hay muchos mercados que requieren lácteos hechos con esta materia prima. Así también, se ha abierto en Asia un gran mercado para las vacas que terminan sus ciclos productivos en las lecherías.

Chile es uno de los pocos países del mundo autorizados para exportar productos cárnicos a China y desde que está funcionando este mercado, se ha traducido en una interesante alternativa comercial. Esto debe evolucionar a una alianza entre los productores primarios y las empresas comercializadoras, para que en conjunto aprovechen estas ventajas comerciales, lo cual generaría un estímulo en los productores para seguir invirtiendo en el sector.

Los lecheros chilenos somos tremendamente competitivos y capaces de transformar al sur de Chile en una potencia exportadora de lácteos. Sin embargo, esta realidad difícilmente se podrá concretar si las autoridades de Gobierno no acogen la solicitud realizada para controlar las distorsiones en las importaciones lácteas, que tanto daño están haciendo a la producción lechera nacional.

Marcos Winkler, presidente de Aproleche Osorno

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl