Noticias

Manuka por salvaguardias: “el fundamento es considerable”

La temporada láctea 2018-2019 tiene muy entusiasmado a Cristián Swett, gerente general de Manuka. La compañía de capitales neozelandeses aterrizó en Chile en 2005 y ha tenido un crecimiento sostenido, que la sitúa con el 7% de participación de mercado en la producción primaria.

Actualmente cuentan con 10.500 hectáreas productivas -que se ampliarán a 17.000 en 2022- y 38.500 vacas destinadas a la producción de leche, las que se alimentan únicamente a través del sistema de pastoreo neozelandés.

“Partimos la temporada el 1 de julio y ha sido muy buena para nosotros porque en general hemos mejorado en casi todos los aspectos”, dice el ejecutivo, aunque está consciente que la situación de la empresa es una excepción dentro de una industria que sufre el embate de los bajos precios pagados a productor y un incremento considerable de las importanciones lácteas.

¿Cómo ve la situación de la industria?

-Los precios que se pagan hoy en Chile son más bajos que los precios internacionales, por ejemplo, el precio que se le paga a un productor neozelandés en Nueva Zelandia.

Si a eso le agregamos la condición que Chile es un país deficitario en leche, que está importando el 40% de los lácteos y a su vez Nueva Zelandia es un país con superávit productivo, está exportando el 90%, uno ve que eso no tiene sentido.

Normalmente en el mundo de los commodities, el país que tiene déficit, la producción interna se paga mayor, porque tú siempre tienes la alternativa de traerlo de fuera pero por último tienes que pagar el flete. Entonces, evidentemente hay una distorsión en el tema de los precios con respecto a la condición de Chile como país deficitario.

¿Y por qué cree que pasa eso?

-Es una mezcla de cosas. En general existe un ambiente muy competitivo en las plantas procesadoras pero se produce principalmente porque no existe una conexión.

Tú ves el caso de Colun, donde existe la conexión, están todos felices, todos produciendo, y se produce un círculo virtuoso. La separación que existe en Chile entre la producción primaria y la producción secundaria, no debería estar. En los países donde la producción de leche es exitosa siempre están juntas.

¿Y cómo lo están enfrentando?

-Estamos liderando un proyecto que se llama Campos Australes que es una cooperativa donde existen en este momento cerca de 30 socios muy profesionales, productores muy buenos. Tenemos un buen directorio que está liderado por Christian Arntz, el presidente de Sago,y esa es una de las bases que estamos haciendo, donde hemos tomado la decisión de ser una cooperativa.

Otra de las decisiones que hemos tomado es inmediatamente empezar a vender la leche en conjunto e integrarnos verticalmente hacia una planta de procesos. Aquí no existe otra salida, el futuro es así.

Ustedes ofrecieron ayuda al ministro de Agricultura en materia de cooperativismo…

-Estamos cien por ciento de acuerdo con el ministro: no existe futuro en la leche si no es con asociación. No hay futuro tanto para los productores como para los procesadores. A estas alturas del partido, ya lo tenemos claro, porque Chile es un país que tiene ventajas competitivas para producir leche como ningún otro.

Nosotros deberíamos ser exportadores de leche, tal cual lo es Nueva Zelandia, que tiene una industria láctea que exporta cerca de US$ 12 millones.

¿Qué opina de la petición de salvaguardias?

-Entendemos la solicitud de salvaguardias, porque el déficit está siendo suplido con productos lácteos importados que vienen de países que tienen algunas ventajas y beneficios que no tienen en Chile, por lo tanto existe, en ese sentido, un problema en la competencia.

Sin embargo, como Manuka, considerando que somos una empresa que tiene socios neozelandeses, no estamos tomando una posición y no queremos tomarla porque estamos en una situación incómoda, pero no cabe duda que existe un argumento con una base de fundamento que es considerable.

¿En qué otros proyectos están?

-Hay dos cosas en las que nos estamos enfocando. Una es la sustentabilidad, pero no como el típico discurso. Tenemos un comité establecido, con directores, y estamos trabajando en distintos aspectos.

Para nosotros es muy importante el tema de los gases de efecto invernadero, porque sabemos que es algo que se viene y a lo que tenemos que tener respuesta y planes de acción.

Y el otro tema que nos interesa mucho es el de la capacitación o mejor dicho de la educación. El gran desafío que encontró Manuka al tratar de establecer el sistema de pastoreo en Chile ha sido la aplicación de esta técnica porque nadie la conoce.

Por eso, vamos a hacer un Centro de Capacitación Lechero del Sur, donde vamos a impartir cursos y se va a poder sacar un título para profesionalizar la actividad.

Estamos construyendo la sede. Es un edificio con dos salas de clases, casino, oficinas, etc, va a estar ubicado en un campo de Manuka, cerca de la ruta a Puerto Octay, porque el 50% de la educación es práctica.

Y están entrando en la elaboración de productos…

-Se nos ocurrió decirle a uno de nuestros clientes que producía queso que produjera uno para Manuka, con nuestra leche y nuestra receta. Le hicimos una etiqueta y lo llamamos Chanquito Manuka.

Lo vendíamos internamente, principalmente porque tener un producto con el que el trabajador se puediera vincular con su empresa siempre es bueno. Por otro lado, teníamos una construcción bien antigua.

Hicimos una salita para vender el queso a público. Eso lo inauguramos en septiembre y ha sido un tremendo éxito, más de lo que esperábamos. Ahora vamos a vender mantequilla y estamos pensando en otros productos. Y si las ventas van como van, nos vamos a tomar mucho más en serio esto.

¿Han avanzado en el plan de negocios para la entrada de un socio o la eventual apertura a bolsa?

-Tenemos un plan de negocios para el desarrollo de estas 17.000 hectáreas. Este plan de negocios tienen un momento, que lo estamos viendo para el año 2020 o 2021, para hacer un momento de liquidez, que consiste en poder otorgarle a los accionistas la posibilidad, ya sea por una vez o permanente, de vender parte de sus acciones o lo que quieran vender.

Puede ser la apertura en bolsa o la llegada de otro capital. Tenemos un grupo armado en Manuka que se está encargando de llevar a cabo eso, pero no tenemos todavía la claridad de lo que como empresa nos conviene hacer.

Fuente: https://www.latercera.com/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl