Noticias

Salvaguardias: Incertidumbre por falta de una resolución

‘La decisión Clave’ se tituló la última columna de opinión del presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), Eduardo Schwerter, publicada, este miércoles 28 de noviembre, en La Tribuna, declaración que recibió el completo respaldo entre los productores de la provincia de Biobío.

En ella, el máximo representante de los lecheros del país, manifestó su preocupación por la demora en la definición de las salvaguardias a la importación de leche en polvo y queso gouda, retraso que según advirtió, está afectando de forma relevante el dinamismo y las perspectivas del sector.

Del mismo modo, agregó que la alta participación de las importaciones han implicado significativas bajas en el precio pagado a productor, y en la antesala de la determinación de la Comisión Nacional de Distorsiones de Precios –CNDP- realizó un imperioso llamado a quienes encabezan los ministerios e instituciones del Estado, que componen esta instancia, a que dimensionen en qué pie quedará la lechería nacional tras su resolución, la cual se esperaba fuera inminente luego que el 16 de octubre pasado se realizara la audiencia final, pero que finalmente no se ha conocido.

Llamado que comparte el presidente de Aproleche Biobío, Juan Heredia, quien reconoció que los tiempos del proceso han vencido y ante ello la incertidumbre se ha instalado ya no sólo en los productores, sino que también en las pequeñas y medianas queserías de la zona. 

“Indudablemente que nos afecta en la decisiones de negocio la falta de un pronunciamiento oficial del Gobierno. Los productores de leche y de quesos en la región están a la espera de la decisión que adopte la Comisión de Distorsiones para ver qué camino tomar”, expresó Heredia.

A lo que agregó que son 26 pequeñas queserías las que se han visto afectadas por este hecho.

En este mismo sentido, el presidente de Aproleche Biobío enfatizó que la provincia es una de las zonas más golpeadas por el cierre de lecherías en el último año y que los antecedentes presentados por el gremio son suficientemente robustos para concluir que se cumplen todos y cada uno de los requisitos que hacen aplicable la recomendación de salvaguardias.

“Las evaluaciones no son positivas y necesitamos que el Gobierno comprenda la gravedad del problema que enfrentan miles de pequeños y medianos productores ante un incremento desmedido  de las importaciones, por cuanto se está afectando gravemente su rentabilidad y la posibilidad de mantenerse de manera rentable en el negocio”, apuntó.

 SUSTITUCIÓN Y PÉRDIDA PARA EL PAÍS 

Del mismo modo, Heredia alertó que esta situación de indefinición ha significado un estancamiento de la producción y una consolidación del país como importador neto de leche  y que, a su juicio, resulta aberrante dadas las ventajas naturales que se disponen para producir leche. “Somos competitivos y eficientes a nivel internacional, no obstante, el agudo crecimiento de las importaciones nos ha llevado a perder el autoabastecimiento y a cerrar miles de lecherías en el país y en la región”.

En este sentido, insistió que la medida de salvaguardia permitirá a los productores nacionales a defenderse de esta situación en uno de los mercados más abiertos al mundo, pero que hoy enfrenta distorsiones en su funcionamiento.   “Cómo es posible que las mismas empresas que nos compran la leche en Chile, importen un gran volumen de lácteos a precios superiores respecto del valor nacional. Eso no es una sana competencia  y genera un problema de sustitución en la producción interna grave, con bajas de precios y rentabilidades negativas”, afirmó el presidente gremial.

Pero eso no es todo, ya que Heredia también llamó a las autoridades a considerar los efectos sociales y económicos que está situación está generando.

“Hasta el momento, los únicos favorecidos con esta situación han sido los intereses de grandes compañías transnacionales y los grandes afectados los lecheros que han debido cerrar su negocio, los trabajadores que han perdidos sus fuentes de empleos y  todas las empresas de servicios y transporte, que dependen del productor”, sostuvo.

Cabe recordar que el pasado 8 de marzo comenzaron las investigaciones por el aumento de las importaciones de productos lácteos, petición realizada por la Federación Nacional de Productores de Leche, gremio que solicitó una sobretasa arancelaria de 30% para la leche en polvo y de 27% para el queso gouda.

 

Fuente: http://www.latribuna.cl/noticia.php?id=MjcyNzQ

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl