Noticias

Biobío desolado por falta de salvaguardias

Desolación. Así se puede describir el sentimiento que embarga a los productores de leche de la provincia de Biobío, luego que la Comisión Nacional encargada de investigar la existencia de distorsiones en el precio de las mercaderías importadas –CNDP- resolviera, la semana pasada, cerrar la investigación sobre el comportamiento de las importaciones y no recomendar la aplicación de salvaguardias a la importación  de leche en polvo y queso gouda.

Un agudo e histórico incremento observado en la importación de lácteos durante 2017 propició la solicitud de salvaguardias por parte de los productores de leche nacionales. Esto, debido a la alta sensibilidad que tiene el sector lácteo y el productor de leche, en particular, ante los aumentos de las importaciones de estos productos.  Así, mientras las importaciones de leche en polvo entera crecieron un 79,7%, la leche en polvo descremada subió 30,4% y el queso gouda 46,6% respecto a 2016, ambos productos sujetos a la investigación.

Frente a este escenario, Aproleche Biobío, a través de Fedeleche, se sumó a fin de 2017 a la solicitud formal realizada por los productos del país para iniciar la apertura de una investigación, y la aplicación de una medida de salvaguardia definitiva de, al menos, un 30% para la leche en polvo entera y descremada, y un 27% para el queso gouda.

Diez meses debieron pasar para conocer su resultado, el cual, como se publicó por La Tribuna, fue en rechazo a la medida requerida, una resolución que definitivamente no comparten los productores agrupados en Fedeleche, porque - aseguran - los argumentos entregados eran ampliamente contundentes y daban todos los fundamentos para que la Comisión hubiese recomendado esta medida.

REACCIÓN LOCAL

Junto a adherir plenamente con la preocupación expresada por la Federación de Productores, la Multigremial y entidades como la SNA y otras asociaciones gremiales, para el presidente de Aproleche Biobío, Juan Heredia, la señal de las autoridades tras la resolución es clara.

“La leche para el Gobierno no es importante, es más relevante la fruta, el vino o los salmones. Como gremio, entendemos que nos quieren plantando avellano europeo, cerezas, manzanas, pero no quieren que tengamos vacas de leche, lo que nos parece todo un contrasentido, dadas las grandes ventajas comparativas que presenta el país para la producción de este vital alimento”.

Del mismo modo, reconoce que no sienten en el apoyo del Estado en esta materia y que deberán adoptarse definiciones críticas por parte de los productores de la provincia. “Cada día seguiremos siendo menos lecheros, la cantidad de vacas seguirá en retroceso y la reconversación podrá ser una alternativa para algunos, pero no para todos”.

Con lo cual, además el personero gremial ve efectos directo en el empleo y en la economía rural. “Se va a perder trabajo permanente y de calidad. La demanda por mano de obra se verá afectada”.

Agregando que “las autoridades que fallaron sobre este tema son  las que deberán responsabilizarse por todos estos hechos que han ocurrido en el último tiempo y que –lamentablemente- se seguirán acentuando en las próximas semanas y meses”.

Al finalizar, Juan Heredia puntualizó que “hay que mirar este negocio en otro sentido. Ya no podemos ser masoquistas o defenderlo tratando de desarrollar un rubro que no es valorado por nuestras autoridades”.

“Sin embargo, tampoco podemos dejar de seguir trabajando por las miles de personas que dependen de esta actividad”, concluyó el presidente de Aproleche, quien ve necesario que  las autoridades manifiestan qué pasara con la postergada política lechera y las reconocidas fallas estructurales de mercado que presenta el sector.

NOTICIAS RELACIONADAS

 

 

Fuente: La Tribuna de Los Ángeles

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl