Noticias

5 retos que enfrenta la producción en México

Durante su reciente gira por Jalisco, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó sin empacho una arenga dirigida a productores de leche: son héroes, les dijo. Una vez que se desmenuzan los contextos, no se sabe si los productores sean efectivamente héroes, pero lo cierto es que el adjetivo no queda grande.

La problemática que enfrentan los ganaderos en el país no es nueva. Hace 25 años, con el otrora Tratado de Libre Comercio, se pronosticaba la desaparición de la producción lechera mexicana, de acuerdo con Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), sin embargo, se las han arreglado para mantener un crecimiento. Mínimo, pero crecimiento al fin.

Las dificultades se han encontrado en prácticamente cada momento de la cadena de producción: productores muy pequeños que no se agrupan y viven bajo sus propios medios, un mercado que castiga con los precios y las importaciones, un etiquetado que no siempre hace justicia y hasta un consumidor cuyos hábitos alimenticios han dejado de lado el consumo de la leche.

Durante la presentación del programa del próximo Foro Nacional de Lechería (3 de marzo, Campo Marte) Gómez Cobo aprovechó para hacer un repaso por aquellas problemáticas que llevan al sector a un estado permanente de supervivencia.

 

  1. Apertura de mercado: “México es el país más abierto en materia de tratados de libre comercio en cuanto a lácteos, pero sólo para importación, no para exportaciones”, explicó Gómez Cobo.Con el TLC, por ejemplo, Estados Unidos no abrió sus fronteras a los lácteos como lo hizo México. Mientras el país de las barras y las estrellas mantuvo una oposición fuerte por parte de los ganaderos y elevó las exigencias para aquellos que pretendieran entrar al mercado local, México exhibió por muchos años una docilidad que hoy permite números que ponen en riesgo al sector: la producción nacional tiene un valor de 78 mil millones de pesos, mientras que las importaciones representan 33 mil millones de pesos.
  2. Revalorizar la economía del sector: Como actividad económica, la ganadería no sólo se trata de productores y vendedores, sino que va mucho más allá de esto, detalló Gómez Cobo.

“Se trata de una actividad muy cuidada en los países desarrollados porque genera economías muy importantes a su alrededor, hablamos de la industria veterinaria (medicina, nutriólogos, etcétera), de la alimentación animal, del equipo forrajero, del equipo de ordeña, de tecnologías agrarias, por ejemplo”, dijo el presidente de Femeleche.

De acuerdo con el especialista, el efecto multiplicador de la leche se puede leer con la cifra 1:74, es decir, por cada peso que recibe el productor de la leche, hay una derrama económica de 74 centavos de utilidad en los otros participantes de la cadena.

  1. Incertidumbre por temporalidad: Las temporadas que aumenta la producción de leche no implican necesariamente una bonanza para el productor. El mercado no está nivelado para recibir y comprar los excedentes de las temporadas de primavera y verano, y dejan al productor a expensas del mercado de especulación.

 

“La leche adicional genera distorsiones en el mercado y por eso es importante la participación de gobierno a través de liconsa, para que los pequeños sobrantes no alteren los precios ni faciliten la especulación”, sugirió el experto.

  1. Políticas públicas: Uno de los principales motivos por los que se requieren nuevas políticas públicas es la integración de los productores pequeños y medianos en la cadena de producción.

De acuerdo con Femeleche, prácticamente el 90% de los productores mexicanos tienen menos de 100 vacas, es decir, entran en la clasificación de pequeños y medianos.

“La manera de participar adecuadamente en el mercado es juntar la producción y generar economía de escala, es decir, asociarse para adquirir una pipa o establecer un centro de acopio son opciones que ejemplifican una mejor manera de llegar mercado y alcanzar mejores precios”, expresó Gómez Cobo.

Sin embargo, también es necesario el apoyo de los órganos de gobierno para establecer precios de mercado, ofrecer créditos que evoquen el desarrollo y crear un esquema más justo para que esos productores no desfallezcan en sus oportunidades de crecimiento.

El Foro Nacional de Lechería incluirá a invitados de países productores como Nueva Zelanda, Argentina y Estados Unidos, así como de regiones como la Unión Europea, con la finalidad de intercambiar ideas y poner sobre la mesa esas políticas públicas que han puesto en marcha para mejorar las condiciones de los productores de leche en sus respectivos mercados.

 

  1. Cultura del consumidor: Una vez que se ha ganado una batalla en el campo del etiquetado –en donde los productos que no tengan leche no podrán ser llamados de esa forma o en donde los quesos deberán cumplir con ciertos componentes nutrimentales para alcanzar esa etiqueta–, el siguiente paso será uno de los más complicados: cambiar la perspectiva que tiene el consumidor sobre la leche.

Pese a que se trata de uno de los alimentos más completos en cuanto a aporte proteínico, el consumidor mexicano está muy por debajo del consumo recomendado por organismos como la FAO: el organismo recomienda 190 litros al año por persona, mientras que el consumidor mexicano ronda los 105 per cápita.

En un país que se rompen récords de obesidad a la menor provocación será complicado dar un giro a los hábitos del consumidor promedio.

Fuente: https://www.altonivel.com.mx/empresas/5-retos-que-enfrenta-la-produccion-de-leche-en-mexico/

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl