Noticias

El inesperado vuelco de la leche

Después de que no se fijaron las salvaguardias pedidas por Fedeleche, se aprecia una reactivación, con alza generalizada en las pautas de precio a productor. Aumento del consumo local y producción deficitaria serían las causas de esta nueva guerra por la leche que iniciaron las procesadoras de lácteos. A nivel internacional, hay también indicios de recuperación.

Ya está claro y a prueba de desmentidos. El mercado de la leche vive un cambio notable. Todos los actores relevantes de la industria publicaron sus pautas de precios en las que suben de manera significativa los valores que pagarán al productor por el litro de leche en la actual temporada, con un fuerte foco en la producción de invierno. Así, se estaría desatando una guerra por captar productores.

La noticia da vuelta los sombríos augurios, principalmente de sectores de la producción primaria agrupados en Fedeleche, después de que la Comisión de Distorsiones negara la petición de salvaguardias a la leche en polvo y queso gouda que había pedido la organización.

Todas las industrias siguieron la decisión de Prolesur, que con el alza mostró la decisión de salir a buscar leche, como informó en ediciones anteriores el gerente general de la lechera, Erich Becker, ya que el modelo anterior los llevó a perder proveedores. Después del anuncio de Prolesur, vino el alza de Watt's, dueña de Loncoleche y Calo, y después Lactalis, Surlat -que había bajado el precio en enero-, y Valle Verde.

Hoy los anuncios de los valores van desde un bono de invierno de 19 pesos por litro y alzas de precios de hasta 10 pesos más en algunos casos, con lo que ya es un hecho el cambio en un mercado que ahora tiene mucha demanda por leche.

Mirada a lo interno

Para los analistas las razones del mejoramiento están en el mercado interno por sobre el externo. El primer factor sería que Chile se transformó en muy deficitario -cerca de 400 millones de litros de leche de saldo neto importador (importaciones menos exportaciones)- y, con los precios actuales, más que salir a exportar se piensa en la sustitución de importaciones. En segundo lugar, plantean que el mercado interno ha mostrado un crecimiento muy fuerte del consumo en los últimos cuatro años, y va a seguir subiendo. Este crecimiento está radicado especialmente en el mercado de los quesos maduros, el cual, según dicen, aún tiene mucho espacio por crecer lo cual está provocando una demanda importante. Esta es una de las razones que fundamentan la demanda por leche cruda en Chile.

"Las importaciones tienen un efecto parcial en el mercado interno, porque se puede importar solamente queso y leche en polvo", se señala.

El foco de la industria procesadora es el mercado interno, porque perdió parte del negocio por la aparición de terceros que coparon la mitad de las importaciones.

Sobre el mercado internacional los analistas plantean que exhibe alguna tendencia al alza. La baja en los stocks de leche en polvo en EE.UU. hace pensar que los precios podrían subir un poco.

Los datos del alza

Desde noviembre, los principales mercados internacionales de referencia han dado señales de recuperación. "El 2019 arrancó con una caída de 3,4% en el valor de las importaciones. Comparado con los niveles que venía registrando el sector desde 2016, pareciera ser una buena noticia, pero se trata de la información puntual de un mes. En la otra vereda, lo mismo ocurre con las exportaciones, que si bien partieron en enero con un incremento del 32%, hasta el momento es un buen dato, pero lo importante es mirar la tendencia que se dé en los próximos meses", señala José Luis Delgado.

En el Consorcio Lechero consideran que el momento actual seguirá evolucionando positivamente. "Los cambios que se han producido en el mercado chileno tienen relación con temas más estructurales y no con la aplicación o no de una medida como las salvaguardias. Afortunadamente, existen algunos hechos positivos que se han visto en el corto plazo que hacen pensar que el mercado se encuentra en recuperación de una senda en la que lo queremos ver, en términos de productividad, creación de nuevas iniciativas de asociatividad y relación entre los diferentes actores", señala Claudio Sarah, presidente del Consorcio Lechero.

Similar es lo que piensa Eduardo Schwerter, presidente de Fedeleche, quien recalca que "hay razones estructurales para explicar este momento y vemos con buenos ojos los cambios que se han visto, y esperemos que 2018 sea el piso para una recuperación del ciclo y tengamos como sector un mejor año este 2019. Los antecedentes del primer mes podrían dar algunas luces".

Respecto del nuevo escenario y de las importaciones plantea que los datos disponibles y de recepción de leche al mes de enero, "habría un comportamiento similar al que se observaba antes de que nos transformáramos, lamentablemente, en un país importador neto de leche. No obstante, estamos hablando solamente de la información de un mes y, por ende, no constituye tendencia, aunque sí esperamos que se siga manifestando durante el resto de 2019, y como sector, potenciemos la producción nacional".

Arnaldo Guerra Martínez | Reportaje,  El Mercurio

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=554073

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl