Noticias

Crece comercio de forraje para afrontar la falta de lluvias

Tras la difícil situación que enfrentan los productores lecheros de la provincia, debido a la escasez de lluvias y de alimento para el ganado, no es un misterio que muchos planteles han cerrado. No obstante, algunos agricultores se han reinventado y decidido dedicarse al cultivo de forraje, frente a la creciente demanda.

Estas semanas se ha vuelto común ver una gran cantidad de bolos en los caminos rurales, que esperan por compradores que ya no cuentan con alimento para sus animales producto de la falta de lluvias, cuyos precios fluctúan entre los $30 mil a $50 mil.

Los agricultores coinciden en que esta temporada han consumido casi todo el forraje que tenían guardado para el invierno, por lo que en estos días la oferta se está transformando en una oportunidad para salir del paso y sobrellevar los meses más difíciles.

Venta de forraje

Además de los bolos que se ven en las zonas rurales y carreteras, también hay oferta por internet, donde los bolos de avena o ballica, principalmente, cuestan entre $30 mil y $50 mil.

Entre ellos se encuentra la producción de Juan Solís, del sector Los Esteros, en la comuna de La Unión, quien señaló que este alimento está muy escaso en la temporada, por lo que los agricultores hace tiempo que están ocupando lo almacenado para el invierno. Estima, incluso, que la demanda irá en aumento en las próximas semanas.

"Pienso que habrá gran demanda en algunos días más o a fin de mes, porque la gente ya no tiene forraje para alimentar a tantos animales", manifestó.

En relación a los precios del forraje, Solís detalló que hace poco más de un mes el fardo estaba a $2.000 y 2.500 el de ballica; y el bolo estaba a $20 mil; no obstante, este último formato cuesta por estos días $30 mil la unidad.

Jonathan Aguilar, del sector Polloico, en la comuna de Osorno, asegura que las ventas de forraje están en aumento.

"Ya no hay pasto debido a la falta de lluvias y claro que ha aumentado la venta, sobre todo en las últimas dos semanas. Eso sí, nosotros hemos mantenido los precios y vendemos barato", dijo.

Su oferta se compone de bolos de avena y también mixtos, que son de ballica con avena.

Añadió que los valores del producto están durante los últimos días, en general, entre $45 mil y $50 mil por un bolo, pero en su caso las tarifas se mantendrán: $30 mil los bolos mixtos y $35 mil los de avena.

Comprador

En la otra vereda están aquellos agricultores que ante la falta de alimento buscan las mejores ofertas para abastecer a sus animales, ya que de lo almacenado durante la primavera y verano, queda muy poco.

Tal es el caso de Delfín Ojeda, conocido empresario propietario de la Fábrica de Cecinas República y además productor lechero, quien está comprando bolos y silos para alimentar a su ganado.

El agricultor está comprando, hasta ahora, en un promedio de 2.200 pesos los fardos y 24 mil pesos los bolos, todavía a los mismos valores del año pasado, pero estima que ello terminará pronto, ya que la escasez hará que los valores se eleven.

"Yo al menos estoy con todas las compras que hice para el invierno, pero las estoy ocupando ahora y por eso tendré que volver a comprar más adelante. Ahí veré el problema", expresó Ojeda.

El productor y comerciante precisó que compra comúnmente 500 bolos y 3 mil fardos, con lo que empieza a alimentar a sus animales durante mayo, pero este año la situación ya es muy diferente.

"Esta situación se suma al bajo precio que pagan por la leche. Y los precios del ganado también están bajos. Tengo un aviso de compra de talaje, porque no me dan nada por los terneros en la feria", manifestó Ojeda.

Balance Forrajero

Para entregar vías de solución a la difícil situación de los lecheros, el gerente de Aproleche Osorno, Michel Junod, llamó a los agricultores a asesorarse y hacer un balance forrajero, para enfrentar también una posible alza en los precios de este alimento.

"Si bien los productores están con complicaciones, deben hacer un balance forrajero de forma urgente, para determinar sus consumos, sus necesidades mes a mes y se puedan abastecer de forraje oportunamente a precios que aún no suben", indicó.

Agregó que otra de las complicaciones es el bajo precio del ganado y muchas veces los productores venden animales para comprar forraje, situación que aconseja evaluar. Explicó que los precios del ganado repuntan en junio o julio y lo ideal sería aguantar hasta esa fecha.

Además, destacó el uso de las pajas de cereales, que cobran real importancia para la mantención de animales.

Fuente: http://www.australosorno.cl/impresa/2019/04/02/full/cuerpo-principal/2/

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl