Noticias

Gremios toman la temperatura a la actual campaña lechera

Del norte al sur lechero, conocimos las expectativas de los gremios regionales, en cuanto a lo que se vislumbra para la presente campaña. Un flojo primer semestre y esperanzas de una segunda mitad más prospera marcan la apreciación de las organizaciones de productores.

Zona Central

Así, desde la zona central,  el presidente de Aproleche Centro, Luis Alberto Infante,  comentó que “existe cierto optimismo entre los productores para el año 2019, sin embargo, no me doy bien cuenta a qué se debe. Creo que puede ser por los anuncios de mejores precios en el sur por parte de Prolesur, Watt´s y Nestlé. El problema es que aquí, en la Región Metropolitana, donde en el 2018 volvieron a cerrarse lecherías, no hay ningún anuncio al respecto”.

Por lo anterior, Infante se declara más bien pesimista de cara al primer semestre de 2019.  “Creo que la situación se va a mantener igual que el 2018. Con un solo actor grande, que no necesita agitarse para mantener su cuota de mercado en la compra de leche”, mientras que a futuro el timonel de Aproleche Centro espera que el panorama repunte. “Al mantenerse firme el consumo de lácteos, puede llevar a que las necesidades de la industria sean crecientes”. 

Al igual que en el centro, los lecheros del Maule tampoco se entusiasman con un crecimiento productivo,  más bien –advierten – se podría seguir observando una situación opuesta, dada la disminución sistemática del número de productores, los cuales hoy se sustentan gracias a la comercialización de la leche que hacen con pequeñas y medianas queserías que operan en la misma región.   

Centro - Sur

En la región de Ñuble, el presidente de la Aproleche, Guillermo Petermann,  advierte un estanco en la producción local, toda vez que “nos rige una pauta publicada en agosto de 2017”, aunque destaca “sí vemos interés por parte de los queseros de la zona por aumentar sus recepciones, esto desde la percepción y las conversaciones entre pares productores”. 

Asimismo, Petermann comenta que “el 2019 se ven más agentes compradores o procesadores en la zona, lo que implica una oportunidad de llevarse leche de productores que no están contentos con la pauta de Chillán. Esto sería positivo, nos interesa y mejora la situación local”.

Más al sur, el presidente de Aproleche BioBio, Juan Heredia, ve un  panorama mixto, esto según señala de acuerdo al tamaño de cada productor. “En el caso de productores pequeños productores, se estima una baja de 10%. Para los medianos igual, y grandes aumentaran un 5% ó quizás más”, manifestó.

Heredia ha calificado de compleja la situación productiva de BioBio, dada que la gran mayoría de los productores son pequeños o medianos en esta región. “Todo se complica, ya que está claro que un aumento de precio, no compensa de ninguna forma el aumento de los costos, no solo de la mano de obra, sino por el tema de los granos, trigo, maíz y raps”.  

Macro Zona sur

Esta situación se replica en La Araucanía, donde según nos señala desde Aproleche que los productores siguen cerrando, lo que se refleja en una producción a la baja, siendo cada vez más incidente en la recepción de la industria,  la leche que se produce en las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

“En la actualidad, solo el 25,7% del abastecimiento regional de leche fresca  que recepciona la industria en la zona, tiene como origen la producción de la propia Araucanía. La producción sigue a la baja, en torno a 5% respecto del año pasado”, comentaron desde Aproleche Araucanía. 

En la región de Los Lagos, por una parte, desde Aproleche Osorno señalan que la producción de leche puede volver a enfrentar un año difícil, luego de un verano seco y que no se registró en otoño el crecimiento de forraje esperado,  complejizando el panorama actual.

Asimismo,  se advierte que “la modificación de precios que tuvieron los productores,  solo se está verificando a partir de marzo o abril, y algunos a partir de mayo,  por lo tanto, los precios tampoco se vieron reflejados en mejores condiciones para los productores lecheros”.

En ese misma línea, indican que “hoy en día, no tenemos por parte de la industria señalas claras que necesiten mayor producción de leche. Por lo tanto,  con las condiciones que tenemos,  vamos a ver un primer semestre malo. El segundo puede ser distinto de cambiar sustancialmente las condiciones de precios”.  

Por su parte, desde Agrollanquihue, el vicepresidente, Rodrigo Lavín, consigna que “el año 2018 lamentablemente terminó negativo,  no tanto en litros, sino en precio,  y si bien era algo que no esperábamos, creemos se dio por los altos niveles de importación que vimos el año pasado”.

Para este año Lavín es más optimista, y ve que existe espacio para poder estimular la producción interna y crecer como sector. “Hay que enfrentar con confianza el 2019, siempre y cuando existan las señales correspondientes por parte de la industria hay espacio para crecer”, apuntó. 

Fuente: Comunicaciones Fedeleche FG

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl