Noticias

Febrero atenuó el ritmo de crecimiento de la recepción

La recepción nacional de leche para el periodo enero -febrero de 2019 anotó un incremento de 1,9% comparado con el año anterior, alcanzando un volumen de 384,1 millones de litros,  lo que se traduce en 7,1 millones de litros más que a igual periodo del año anterior.

 Por región, 3 de las 6 regiones informadas por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa, evidenciaron una caída en su recepción del primer bimestre de 2019. Así, la región de Los Lagos, la mayor abastecedora de leche del país, registró una baja de 0,4% respecto de igual lapso de 2018,  sumando 187,7 millones de litros.

En contraposición, la región de Los Ríos evidenció un crecimiento en su recepción a febrero de 2019, con un alza de 1,3% frente al ejercicio anterior, lo que equivale un total de 113,8 millones de litros. Un comportamiento similar mostró la región de La Araucanía, cuya recepción en el periodo alcanzó a 26,4 millones de litros, 20,3% más alta que el año pasado.

Por su parte, la región de Bio-Bio mantiene una tendencia negativa en cuanto a recepción de leche, anotando una baja de 3,0% comparado con el año anterior, lo que significa llegar a 10,6 millones de litros. Una variación negativa también se observa en la región de Ñuble, con una baja acumulada de 2,3%, hasta 10,2 millones de litros.

 

 

 

Por último, la región Metropolitana anotó un incremento de 7,4% en su recepción entre enero –febrero de 2019 frente a igual periodo del año pasado, alcanzando 35,3 millones de litros.  

¿Qué paso en febrero?

En el segundo mes del año, la recepción nacional de leche prácticamente no mostró crecimiento respecto de igual mes del año previo, con una  variación leve de 0,4%, lo que viene a atenuar el ritmo productivo observado en los meses anteriores.

De esta forma, la región de Los Lagos  sumó 80,1 millones de litros en recepción de leche durante febrero de 2019, un 2,5% menos que a igual mes del año pasado.  De este total,  90,1% provino de la misma región, un 9,0% de Los Ríos y 0,9% de La Araucanía. Este volumen significa además un cambio de tendencia respecto del mes anterior.

La región de Los Ríos alcanzó una recepción en el segundo mes del año de 50,0 millones de litros, lo que se traduce en una variación de 0,4%. De ese volumen  total, un 75,5% es aportado por la propia región, mientras un 24,5% tiene su origen en la región de Los Lagos.  Con ello, los dos meses del año se mantuvieron en terreno positivo.  

La recepción de leche en la región de La Araucanía mostró un alza de 18,5% en febrero de 2019 versus igual mes del año anterior, alcanzando un volumen de 11,8 millones de litros. Vale consignar que, de ese valor, solo el 25,4% se recepcionó de leche de la propia región, siendo superada incluso por leche que se abasteció desde Los Ríos y Los Lagos, con el 38,4% y 36,2%, respectivamente.

La región de Bio-Bio cayó 3,8% en su recepción de febrero 2019 versus igual mes del año previo, al anotar un total de 4,8 millones de litros, de los cuales 68,9% provienen desde la propia región, mientras el restante tiene como origen exclusivo la región de La Araucanía con el 31,1%.

En tanto, la región de Ñuble mostró una caída de 5,1% en la recepción del segundo mes del año 2019, con un total de 4,6% millones de litros. De este volumen,  un 34,3% proviene de la región, 25,9% de Bio-Bio y 34,1% de La Araucanía.

Finalmente, la región Metropolitana llegó a 16,4 millones de litros recepcionados en febrero de 2019, lo que implica un alza de 6,6% comprado con igual mes del año previo. De este total, 32,3% proviene de la región de Valparaíso; 29,0% de la propia región; 8,3% desde la región de  O´Higgins; 0,7% desde la región del Maule y 29,7% de la región de Bio-Bio.

Consultado por la situación productiva del sector, el presidente de Fedeleche, Eduardo Schwerter, aseguró que refleja los adversos efectos climáticos que afronta el rubro.  “Desde la segunda semana de febrero se ha dejado sentir la sequía, junto con que subieron las temperaturas, produciendo un efecto combinado entre pocas precipitaciones y altas temperaturas, lo que afectó el crecimiento de las pasturas y con ello el alimento del ganado,  motivando el secado de vacas por adelantado, que terminó por afectar la producción”,  puntualizó Schwerter. 

Fuente: Comunicaciones Fedeleche FG

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl