Noticias

Agricultores de la UE, furiosos por el acuerdo con el Mercosur

Los grupos de agricultores europeos han condenado el acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur como "un momento muy oscuro en la historia" y advirtieron sobre la competencia desleal que amenazará a los productores nacionales.

El 28 de junio, la UE y el Mercosur anunciaron la conclusión de su "histórico" acuerdo comercial, que puso fin a veinte años de negociaciones periódicas sobre uno de los acuerdos comerciales más grandes del mundo.

Las conversaciones con los cuatro países sudamericanos (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) se han estancado en repetidas ocasiones, y la apertura del mercado de productos agrícolas de la UE fue uno de los elementos más sensibles y controvertidos de la mesa.

Al final, la UE hizo algunas concesiones significativas en esta área al otorgarle al bloque Mercosur contingentes arancelarios suplementarios (TRQ) de 99.000 toneladas para carne (con un derecho preferencial de 7,5%), 180.000 toneladas para azúcar y 100.000 toneladas para aves de corral.

La noticia provocó de inmediato una reacción violenta por parte de las organizaciones de agricultores, que había incrementado su oposición al acuerdo en las últimas semanas.

La principal asociación agrícola de la UE, Copa-Cogeca, fue la primera en expresar "lamentos profundos" por las "importantes concesiones hechas en el capítulo agrícola".

"Este acuerdo pasará a la historia como un momento muy oscuro", escribió el secretario general del grupo, Pekka Pesonen.

Al señalar las grandes diferencias en los estándares de producción entre los dos bloques, el Copa-Cogeca advirtió que un aumento en las importaciones agrícolas de Mercosur causará una competencia desleal para algunos sectores agrícolas nacionales, poniendo en riesgo su viabilidad.

También afirmó que la Comisión Europea saliente ha abierto la "caja de dobles estándares de Pandora" al ampliar la brecha entre lo que se le exige a los productores de la UE y lo que se tolera para las importaciones.

Los líderes agrícolas nacionales, especialmente de los principales países productores de la UE, también respondieron con duras críticas.

Joachim Rukwied, el jefe de la Asociación de Agricultores Alemanes (DBV), calificó el acuerdo de "totalmente desequilibrado" y afirmó que amenazaría los medios de vida de "muchas empresas agrícolas de gestión familiar".

Del mismo modo, Christiane Lambert, de FNSEA, la mayor unión agrícola de Francia, dijo que el acuerdo era "inaceptable" porque "impondrá a los agricultores europeos una competencia desleal y someterá a los consumidores a un engaño total".

La Asociación de Agricultores de Irlanda (IFA, por sus siglas en inglés) también reaccionó enojada, calificando el trato como "una venta deshonrosa y débil".

"Este es un mal acuerdo para Irlanda y para los agricultores irlandeses, es un mal acuerdo para el medio ambiente y es un mal acuerdo para las normas y los consumidores de la UE", dijo el presidente de la IFA, Joe Healy.

“Si bien el comisionado Hogan ha hecho un gran trabajo, cuando mira hacia atrás en su mandato de cinco años, tendrá que considerar esto como un punto bajo. El enfoque de "hacer la vista gorda" a los estándares dobles y la degradación ambiental es indefendible ", argumentó.

El presidente de la IFA instó al ministro de agricultura irlandés, Michael Creed, a cooperar con otros líderes nacionales y rechazar el acuerdo.

La Comisión aún debe presentar el acuerdo para su aprobación al Consejo y al Parlamento Europeo, donde es probable que enfrente grandes desafíos de los Estados miembros y los eurodiputados.

Antes de que esto suceda, el texto se someterá a una revisión legal y se traducirá a todos los idiomas oficiales de la UE.

Hogan ve oportunidades y desafíos

Según el Comisionado de Agricultura de la UE, Phil Hogan, el acuerdo es "justo y equilibrado" y brindará oportunidades y beneficios a ambas partes, incluso para los agricultores europeos.

En una primera reacción, enfatizó que la protección obtenida para 357 indicaciones geográficas europeas en los países del Mercosur apoyará la posición en el mercado y mejorará las oportunidades de exportación de productos agroalimentarios de la UE de alta calidad.

Sin embargo, Hogan también admitió que el acuerdo presenta "algunos desafíos" para los agricultores europeos, pero aseguró que la Comisión los ayudará a lidiar con el impacto del acuerdo.

"Para que este acuerdo sea beneficioso para todos, solo nos abriremos a los productos agrícolas del Mercosur con cuotas cuidadosamente administradas que garantizarán que no haya riesgo de que ningún producto inunde el mercado de la UE y, por lo tanto, ponga en peligro el sustento de los agricultores de la UE. ”Declaró el irlandés.

Venta al por menor y negocios dan la bienvenida

EuroCommerce, que representa a los sectores de comercio minorista, mayorista e internacional de la UE, reaccionó de manera más positiva al acuerdo y dijo que eran "buenas noticias para Europa y para el comercio mundial".

La asociación destacó que eliminará los aranceles prohibitivos que han estado frenando las exportaciones e importaciones entre los dos mercados, lo que se espera que ahorre a los exportadores de la UE 4 mil millones de euros.

Noticias relacionadas

Fuente: el OCLA deDairy Market News por Pieter Devuyst 

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl