Noticias

Últimos dos años, los peores para Danone en Argentina

La compañía de origen francés está presente en el país desde 1994. Por la crisis económica, tuvo pérdidas por primera vez en 2018 y 2019. Igual, ratificó que apostará a una recuperación del consumo en lácteos y aguas.

Periodista: Este fue un año muy complicado para las firmas alimenticias, mucho más para las dedicadas al negocio lácteo, ante este escenario. ¿Cómo cierra el año Danone?

 

Javier Lozada: Por supuesto que nosotros no nos escapamos de esta realidad; es una situación que creo se replica en toda la industria de la alimentación. Estamos en una utilización de la capacidad instalada del orden del 50%/60%, esto marca la pauta de que realmente tenemos una situación muy difícil. Pero, por otro lado, también es una oportunidad en el caso de que vuelva a potenciarse el consumo. Más en particular respecto a nuestra empresa éste fue realmente un año difícil, en realidad venimos de cuatro o cinco años difíciles donde si miramos el conjunto nuestro volumen de ventas disminuyó un 50%. Aquí estamos hablando en particular de nuestros dos negocios de consumo masivo, tanto el de lácteos como el de aguas, que son los que sufrieron más. Realmente son dos mercados que sufrieron mucho por la crisis económica y en particular por la informalidad que hay en el sector que afecta a las primeras marcas como las nuestras.

P.: ¿Cómo se para la empresa ante este panorama tan complicado que usted plantea?

J.L.: Hoy en Danone Argentina estamos redoblando los esfuerzos para buscar distintos tipos de innovaciones para poder acompañar al consumidor y dar pelea en el mercado. También nos encontramos en un negocio donde hay mucha competencia, hay por lo menos 15 empresas que están en el sector en que nosotros competimos, pero la diferencia es que Danone tiene marcas muy reconocidas tanto en yogures, postres como quesos untables y aguas.

P.: Estimo que su negocio se perjudicó por la poca materia prima (la leche) que había en el mercado, producto de inclemencias climáticas.

J.L.: Así es, hubo un problema de inundaciones en los últimos dos años y eso generó una menor oferta. Al mismo tiempo, esta situación generó que la materia prima, es decir, la leche fluida que representa el 35% de nuestro costo, aumentara en el último año un 130%. Por supuesto que no se pudo trasladar esto íntegramente a los precios. Consecuentemente, por esta situación y lo que mencionaba anteriormente los dos últimos años han sido los peores desde que Danone está en la Argentina, ya que fueron los primeros en nuestra historia en los que hemos tenido rentabilidad negativa. Sólo durante el último año nuestra casa matriz hizo un aporte de capital de 110 M de euros para compensar la rentabilidad negativa».

P.: Con dos años con rentabilidad negativa y esta caída fenomenal en el consumo, ¿qué plantea la cara matriz?

J.L.: La casa matriz tiene realmente un pensamiento a largo plazo, nosotros tenemos un compromiso con la Argentina enorme. Danone viene trabajando en la Argentina desde el año 94/95 y el compromiso es seguir apostando a este país. La empresa hizo este año una inversión, o en realidad un aumento de capital de 110 millones de euros, que fue destinado a financiar este capital de trabajo que realmente había sido consumido por la rentabilidad negativa de estos dos últimos años.

P.: ¿Estos 110 millones de euros fueron sólo en este año?

J.L.: Sí, hemos tenido aportes en el pasado y en los últimos años también, pero tan significativo como en este caso y específicamente para poder mantener el capital de trabajo es la primera vez que nos pasa.

P.: En el último año fueron muchas las empresas que anunciaron que se retiraban del mercado argentino ante la crisis económica. Recién usted comentaba que la apuesta de Danone al país sigue firme. ¿Puede afirmar que la compañía no tiene intenciones de irse a pesar de este momento tan complejo?

J.L.: Danone está firme para quedarse y está claramente apostando a ser partícipe de la reactivación del consumo y apostando a mucha innovación en materia de nuevos productos, de accesibilidad y para tener una oferta más complementaria para los consumidores y con la esperanza de que todas estas acciones colaboren a cambiar esta tónica.

 

P.: Si el presidente electo Alberto Fernández lo convoca a un encuentro empresarial, ¿qué le plantearía con la mirada puesta específicamente en Danone y el sector?

J.L.: La empresa está realmente predispuesta a ayudar. Creemos mucho en la relación público-privada y en el diálogo. Tenemos muchísimo para aportar en todo lo que tiene que ver con la salud, porque nuestra misión es brindar salud a través de los alimentos y todo lo que tiene que ver con lo nutricional. Entonces, cuando se habla de fomentar una canasta alimenticia saludable, por supuesto que estamos muy de acuerdo. En este momento realmente nuestro objetivo es aportar a la lucha contra el hambre y respecto al programa social que tiene el nuevo Gobierno, nos parece que allí podremos aportar nuestro granito de arena y celebramos que sea un eje de construcción como se está planteando.

Con el foco puesto en el impacto social y ambiental

Más allá de la coyuntura que plantea la Argentina, Danone continúa firme en su plan de crecer en el segmento de los productos de origen vegetal. Recientemente lanzó en el país la marca de leches vegetales Silk y plantea en el mediano plazo sumar otros productos de este tipo a su portfolio. Según detalló Lozada en la charla con Ámbito Financiero, el objetivo es sumar más opciones para brindarles a los consumidores, sin descuidar el segmento lácteo que continúa siendo uno de sus principales focos.

Por otro lado, la compañía está trabajando globalmente en renovar sus packaging y envases plásticos para que sean más sustentables con la mirada puesta en el reciclaje.

El programa de Danone prevé que para 2030 todos sus envases sean 100% reutilizables y/o reciclable y en la misma línea hacia 2050 la firma francesa quiere ser carbono neutro.

 

“La compañía tiene metas muy claras en lo que se refiere a la cuestión ambiental y la biodiversidad y eso está plasmado en sus programas a largo plazo. Además y más allá de ser una firma que lógicamente busca un beneficio económico también persigue un impacto social y ambiental positivo y eso se refleja en todas las iniciativas que llevamos adelante”, cuenta Lozada.

En este contexto en lo que se refiere estrictamente a la Argentina, desde la firma remarcan que en los últimos años Danone ha sido la mayor donante de lácteos al BaCon el foco puesto en el impacto social y ambientalnco de Alimentos. Solo durante el año pasado destinó a esta iniciativa de 2.000 toneladas de productos entre yogures y aguas.

Por Yanina Otero

Fuente: Fuente Ámbito

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl