Noticias

Cómo prepararse a mayores temperaturas en verano

A sólo días de la llegada oficial del verano, que este año comenzará el próximo domingo 22, los productores agrícolas de la zona ya tienen claro cómo prepararse para enfrentar las mayores temperaturas y menores precipitaciones de la próxima temporada estival.

Ello es particularmente importante, en el marco del cambio climático que llegó para quedarse, y cuyos efectos pueden incidir de manera importante en la producción lechera y ganadera.

Luis Amthauer, productor de carne y leche de la comuna de Purranque, relató que están ubicados al lado de la Cordillera de la Costa y a 30 kilómetros del mar, zona en la que este año han tenido más pluviometría que cualquier otro, por lo que las praderas están verdes.

 «Este año no nos podemos quejar de sequía hasta ahora, pero lo que no quiere decir que enero, febrero y marzo no puedan ser muy secos y por eso ya estamos preparados», señaló.

El ganadero del sector de Hueyusca contó que están haciendo el mismo manejo que realizaban antes, aunque preparando un poco más de forraje para este verano. Y acotó que aún están haciendo silos. 

Comentó además que tienen instalados sistemas de riego, los que no utilizaron el verano pasado, pero sí piensan usar esta temporada estival, pues señaló que «normalmente en enero y febrero es seco, pero estamos preparados para el verano».

Amthauer contó además que la producción de leche es la que se puede ver más afectada con una eventual sequía. Y explicó que ello se debe a que la vaca, para producir leche, necesita consumir todos los días un alimento tierno. Pero si las praderas están secas, no aportan los mismos nutrientes, salvo el trébol.

 RECOMENDACIONES

El seremi de Agricultura, Juan Barrientos, señaló que de acuerdo a los diversos informes meteorológicos que manejan como ministerio, habrá un verano sin temperaturas excesivamente altas, se pronostican además precipitaciones «normales a sobre lo normal» hasta fines de enero, las que comenzarían a declinar en febrero. Acotó que la excepción estaría en el tramo Puerto Montt-norte de Aysén donde se espera un trimestre más seco de lo normal.

El personero recalcó que sin embargo, «más allá de las proyecciones, como Ministerio de Agricultura estamos realizando un trabajo continuo con los agricultores para promover una cultura preventiva», para que se adapten al cambio climático y estén preparados durante todo el año.

Barrientos dijo que «hemos tenido una buena primavera para la generación de forraje y hemos recomendado a los agricultores probar con especies que muestran una mayor producción de verano -en algunos casos más del doble- y un mejor grado de resistencia a algunas plagas».

El seremi añadió que desde septiembre han puesto a disposición de agricultores y asesores de Indap un informe, que esperan «sea de utilidad para un sector productivo cuyo desafío es convivir con condiciones climáticas cada vez más cambiantes».

Según el citado documento, elaborado por Alfredo Torres, investigador de Inia Remehue, «el verano en la Región de Los Lagos, en donde cada vez tenemos menores precipitaciones y mayores temperaturas, afectan la producción y calidad de la pradera permanente, imponiendo nuevos desafíos a los productores de leche, carne y ovinos, que los obligan a incorporar distintas especies y variedades forrajeras para praderas permanentes y cultivos suplementarios».

Asimismo, se indica que la importancia de la pradera permanente, radica en que es lo más abundante y económico para la alimentación del ganado en el sur de Chile. «Existen gramíneas forrajeras, que son muy poco utilizadas y de buena tolerancia a la sequía, (como) el Pasto Ovillo, el Bromo, la Festuca y el Festulolium», añade el informe.

*Artículo corresponde a un resumen de la nota original  

Fuente: Diario Austral de Osorno  

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl