Noticias

Agricultura regenerativa: una fórmula para recuperar el suelo

  • "Hay urgencias mayores que el cambio climático"

A nivel mundial existe una falta de compresión de la situación. Hoy hay urgencias mayores que el cambio climático. Todo el mundo está preocupado por él, es extremadamente serio y está creciendo exponencialmente. Sin embargo, a nivel planetario hay dos o tres factores más importantes en urgencia, no en magnitud", dice Eduard Müller, científico costarricense fundador de la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI) y titular de la cátedra Unesco para Reservas de Biósfera y Sitios de Patrimonio Mundial Naturales y Mixtos, quien expuso en el Congreso Futuro 2020 realizado la semana pasada en Chile.

Se refiere a biodiversidad biológica y uso de fertilizantes, especialmente nitrógeno y fósforo, que habrían pasado los parámetros seguros de límites planetarios, es decir, afectarían la capacidad de la tierra para mantener sobrevivencia humana, ya que el suelo habría perdido sus condiciones para generar vida. Un poco más abajo, en niveles de peligro, estarían el cambio del uso de tierra y el cambio climático.

Una de las causas más importantes de esto, dice, es la agricultura, donde el uso intensivo de químicos habría eliminado bacterias y hongos del suelo, llevándolo a perder su capacidad de producir vida. Por ello, se vuelve urgente recuperarlo, lo que, además de volver a ser eficiente generando alimentos, aumentará la captura de carbono, disminuyendo así los gases efecto invernadero que hoy tienen amenazado a todo el planeta.

La fórmula es a través de la agricultura y la ganadería regenerativas, que mediante la inoculación de hongos devuelven la biodiversidad al suelo. "La agricultura orgánica fue un paso importante, sin embargo, ha tenido pocos resultados porque se enfoca en la salud de la planta. La agricultura regenerativa produce mejores resultados porque busca la salud del suelo, reincorporándole la biodiversidad. Con una agricultura regenerativa algunos científicos hablan de que en tres décadas podríamos estar a 280 partes por millón de carbono equivalente en la atmósfera, es decir, una atmósfera normal antes del calentamiento global".

Chile es exportador de fruta. Lo que plantea es una reconversión que puede tener un costo país muy alto.

La agricultura regenerativa está demostrando incrementos de producción ya en el primer cultivo. Lo que no ocurría con la agricultura orgánica, porque esta toma muchos años que el suelo recupere sus capacidades.

Si uno se enfoca en restablecer la biodiversidad de los suelos, en cuestión de semanas se incorporan procesos de vida que permiten mejoras significativas y entonces no hay una merma en la producción. Normalmente se obtiene un incremento en la producción. Hay estudios muy recientes de resultados, de la Universidad Estatal de California, Chico, y de otra universidad en Arizona, donde aplicaron un té de composta basado en hongos, en cultivos de maíz comerciales del hijo de Warren Buffet y lograron producciones superiores a los campos de control.

- ¿Qué pasa con producciones intensivas, como los frutales?

Lo mismo. Pues al tener mayor fertilidad y mayor vida y salud los suelos, se producen frutos con mejor sabor y calidad nutricional.

Pero hoy, con el cambio climático aumentan los riesgos para la producción, como el aumento de plagas

Si lo sigues haciendo como hasta ahora, seguirá creciendo la resistencia de los insectos... Entonces tenemos que ir a niveles de toxicidad de plaguicidas muy superiores, entonces no es una solución... Hemos entrado a un proceso curativo y no el preventivo. Con la agricultura regenerativa haces un trabajo preventivo, con un suelo sano, igual que un microbioma sano en el humano, genera altísima inmunidad y las plagas tienen mayor dificultad de atacar. Y después estamos trabajando con la producción de insectos para el control biológico.

Sí hay formas de controlar biológicamente muchas de las cosas. No podemos simplemente hacer un análisis hoy del impacto negativo que va a generar el no usar pesticidas en el aumento de plagas por efecto del cambio climático. Hay que pensar que en pocos años si no implementamos prácticas regenerativas, no va a haber químicos que van a poder generar una producción rentable.

-Pero, ¿qué pasa cuando un agricultor se cambia y el vecino no?

Todo depende de los mercados. Porque las certificaciones complican las cosas, porque si el vecino siguen produciendo de manera tradicional, entonces el producto no se puede certificar.

-¿La agricultura regenerativa cuenta con sellos, como la orgánica?

Se están empezando a implementar. De hecho The Carbon Underground que es una organización que acaba de lanzar un estándar verificable de agricultura regenerativa, que fue adoptado por empresas como Danone, que financió la realización de ese estándar. Ya existen mercados especializados de carne holística. Estamos abriendo un mercado nuevo para exportación de leche regenerativa, allá en Costa Rica.

Es una cosa que va a ir muy rápidamente, y se está acelerando por el uso de blockchain, que ya existen y son inevitables. Países como Holanda ya lo utilizan. El blockchain elimina la necesidad de certificadoras y estamos trabajando un proyecto de café regenerativo con blockchain. El consumidor final va a poder ver la finca de donde salió el café, el tipo de cosecha, el tipo de tueste, qué tipo de productos se utilizó en esa producción, el transporte que se usó para llegar al puerto y el que lo llevó hasta su submercado. Es decir la huella hídrica y de carbono de ese producto. Todo sin ningún tipo de certificación. Simplemente por el manejo de base de datos.

-¿Por qué no se ha avanzado más en este camino?

No estamos contemplando los escenarios futuros, que ya se están viviendo. Australia está en un escenario futuro hoy. Y ya se sabía y no actuaron. El error más grande es que los políticos y los empresarios siguen tomando decisiones basados en la realidad de hoy.

 

GANADERÍA CARBONO NEUTRAL

"Hay una mala concepción de la ganadería.... El pasto, si es manejado holísticamente, está con raíces de dos a tres metros de profundidad, y produce azúcares que alimentan hongos que ayudan a capturar nitrógeno y carbono", explica Müller.

Cuenta que en Costa Rica un ganadero certificado como carbono neutral desde hace más de 10 años, ha aumentado un centímetro de suelo cada año. "Esa es una enorme cantidad de carbono fijado.... bien manejada holísticamente, la ganadería se vuelve carbono negativa", dice.

No estamos contemplando los escenarios futuros, que ya se están viviendo. Australia está en un escenario futuro hoy. Y ya se sabía y no actuaron. El error más grande es que los políticos y los empresarios siguen tomando decisiones basados en la realidad de hoy".


El DATO

  • 1 CM de suelo anual ha recuperado un campo con ganadería regenerativa en Costa Rica.

TEMA RELACIONADO

 

Fuente: Revista del Campo – El Mercurio,  *Autor Patricia Vildósola.

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl