Noticias

Baja de producción en Oceanía podrían hacer subir el precio

En 2019, en Australia ya se esperaba una reducción de la producción de leche en 2020 como consecuencia de la sequía.

El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) ya preveía en diciembre, antes de que los incendios afectaran a las granjas, que la producción australiana en 2020 se mantendría muy por debajo de años anteriores, y esperaba una caída del 2% con respecto a 2019, hasta los 8,6 Mt de leche producidas frente a los 8,8 Mt de 2019.

Los incendios se han extendido por las principales zonas productoras de leche a lo largo de la costa sur de Nueva Gales del Sur, así como en el condado de East Gippsland, Victoria. Estas son las dos principales regiones lácteas del país: el 63% se concentra en el estado de Victoria y el 12% en Nueva Gales del Sur.

El impacto de los incendios no es solo por los vacas que se han quemado vivas, sino por los pastos quemados y la dificultad de acceso a la explotaciones tanto, ya llevarles alimento como para la recogida de la leche. Según la consultora INTL FCStone, la reducción de la producción láctea en Australia en 2020 podría ser de un 5%, reduciéndose las exportaciones mundiales de equivalente de leche en aproximadamente un 0,6%, lo que elevaría los precios en aproximadamente un 3%.

En Australia, los incendios comenzaron el otoño pasado y pocos operadores habían imaginado que continuarían hasta enero. Algunos de ellos estiman que alrededor de 70 mil vacas lecheras han perdido.

Las vacas en áreas amenazadas por incendios pueden, en algunos casos, ser trasladadas a áreas más seguras. Las opciones son limitadas porque las vacas necesitan un lugar donde haya comida, agua y la posibilidad de ordeñarlas.

La demanda de forraje, que ya era fuerte a fines de 2019, ha aumentado aún más. La sequía que ha prevalecido en varias áreas y los incendios en Australia desde octubre, han contribuido a crear esta situación.

 

Nueva Zelanda: cayó producción de leche entre junio-diciembre 2019

En Nueva Zelanda, la producción de leche en diciembre de 2019 disminuyó un 0,5% en comparación con diciembre de 2018. En la temporada de producción de junio a diciembre, hubo una disminución del 0,43% en comparación con el mismo período del año pasado. Sin embargo, la producción estacional en sólidos lácteos es de + 0,4% en comparación con junio-diciembre de 2018.

El clima en Nueva Zelanda fue árido, con menos lluvia de lo normal, afectando no solo la producción de leche sino también los cultivos. Esto podría llevar a algunos agricultores a importar alimentos a un precio más alto, afectando los márgenes. La lluvia aún podría ayudar a los cultivos, pero por ahora, prevalece la incertidumbre.

 

 

Fuente: el OCLA del newsletter de CLAL.it y https://www.agrodigital.com/

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl