Noticias

EE.UU. perdió 8,8 % de sus lecherías en 2019

El continuo problema de rentabilidad en las granjas llevó a los productores de leche a abandonar la industria láctea a un ritmo acelerado el año pasado en Estados Unidos. Según el recuento anual promedio del USDA, en el informe sobre producción de leche, había 34.187 rebaños lecheros con licencia para vender leche en 2019, esto es 3.281 menos que el promedio de 2018, una diferencia del 8,8%.

En 2019, la industria sufrió la mayor caída absoluta en los rebaños lecheros autorizados desde 2004, y la mayor disminución porcentual desde 1973. Los márgenes en la granja mejoraron notablemente a fines de 2019, pero como muestran las cifras, muchos productores se quedaron sin capital o simplemente cansado de la coacción financiera después de varios años difíciles.

Aunque muchos estados agregaron vacas a sus rebaños de ordeño en el último año, ni un solo estado aumentó el número de rebaños lecheros desde 2015. El año pasado, siete estados informaron que no hubo pérdida en el número total de rebaños lecheros. Entre los principales estados lecheros, solo Colorado y Oregon no informaron un recuento de rebaños más bajo el año pasado.

En términos porcentuales, los estados con la menor cantidad de rebaños reportaron las mayores disminuciones. Una de las dos lecherías en Hawai cerró, y el número de granjas en Virginia Occidental cayó un 23% a 50 rebaños. Pero varios estados lácteos importantes también informaron disminuciones sustanciales. Michigan, Georgia y Ohio perdieron el 12% de sus rebaños lecheros el año pasado, y el total cayó un 11%, tanto en Utah como en Virginia.

En términos absolutos, Wisconsin sufrió las mayores pérdidas, en promedio, el estado más tradicional en producción lechera de Estados Unidos tenía 780 rebaños menos en 2019 que en 2018. Pensilvania experimentó una disminución de 470 rebaños este año, además de la caída de 370 rebaños en 2018.

La industria láctea ha reducido su recuento de rebaños cada año durante décadas a medida que más vacas continúan concentrándose en menos granjas lecheras, pero más grandes. Las pérdidas de este año, sin embargo, fueron particularmente pronunciadas, poniéndole una fuerte presión a la industria.

El aumento de los precios de la leche a fines de 2019 mejoró los ingresos de los productores de lácteos por un tiempo, pero los precios de futuros de hoy no son alentadores. Si los precios de la leche no se recuperan, es probable que continúen las fuertes pérdidas.

Fuente: Traducido por el OCLA del Daily Dairy Report 

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl