Noticias

Ven alza de 30% en rendimiento de praderas de Osorno

Una condición muy diferente a la de años anteriores es la que vive la provincia de Osorno en cuanto a precipitaciones, ya que en lo que va corrido del año el agua caída alcanzó el nivel normal, lo que ha sido beneficioso hasta el momento para el crecimiento de las praderas, lo cual no ha sido la tónica de los últimos veranos en la provincia.

Esta alza en el rendimiento de las praderas se estima entre 20% y 30%, lo que tiene con buenas expectativas a los agricultores locales, sobre todo en el rubro de la leche, quienes esperan que en los próximos meses se mantenga esta tendencia para aumentar la producción lechera.

DATOS DE PRECIPITACIONES

De acuerdo a los datos de la Dirección Meteorológica de Chile, a través de su estación ubicada en Cañal Bajo, en Osorno, en lo que va del año, han caído 69,8 milímetros de agua, donde la cifra normal corresponde a 69,6, es decir, se registra un pequeño superávit de 0,3%.

Esta cifra de precipitaciones de 69,8 milímetros contrasta notoriamente con lo que cayó de agua en el mismo periodo del 2019, momentos en que se registraban sólo 23,2 milímetros.

Durante enero de este año, a nivel local, se registraron 16 días de precipitaciones, donde en sólo uno de ellos (el 7 de enero) cayeron 13,4 milímetros. A diferencia del año anterior en el mismo lapso, sólo hubo 10 días de lluvia, entre los cuales ninguno superó los 10 milímetros.

En lo que va de febrero de 2020, el total de agua acumulada en el mes es de 38,6, con dos días que superaron los 10 milímetros, mientras que en el mismo periodo de 2019 fueron 17 milímetros de agua caída.

Al respecto, el agroclimatólogo y docente de la Universidad de Chile, Fernando Santibáñez, explicó que si bien en las próximas semanas las lluvias se ausentarán, para abril se pronostica un fuerte aumento de precipitaciones, que durarían al menos hasta mayo y más entrado el invierno también, ya que este año el anticiclón del Pacífico, que es la corriente que bloquea el ingreso de los frentes de mal tiempo al continente, se ha desplazado más al norte, dando paso así a las lluvias en la zona sur.

«Esto se tiene que reflejar necesariamente en un crecimiento, por lo menos en otoño, que registran las praderas, cuando las temperaturas no son tan bajas y eso este año no andará tan mal. Por lo tanto, cualquier cosa que pase en invierno, el forraje estará más o menos asegurado y si en invierno llueve normalmente, se asegurará para el próximo periodo estival, lo cual todos estamos esperando», indicó el experto.

MEJOR TEMPORADA

Gerardo Geisse es un productor lechero del sector Popoén, en la comuna de Río Negro, y de acuerdo a su experiencia señaló que en esta temporada sus praderas han marchado bien, ya que ha invertido bastante en ellas, a lo que se agrega un verano más lluvioso.

«Creo que este año las praderas han andado bastante mejor. Es complicado dar un porcentaje, pero en producción de materia seca por hectárea yo diría que hay entre un 20% y 30% más que antes», expresó.

Agregó que las temperaturas también han estado algo más bajas y la humedad relativa del aire más alta, lo cual también ayuda a que las praderas se vayan nutriendo y a que no se deshidrate la tierra.

«Al menos en mi caso creo que está siendo un año mejor que los anteriores y puedo manejar buena manera esta bonanza del clima», aseveró.

Por otra parte, la productora lechera del sector Trinquicahuín, también en la comuna de Río Negro, Silvia Richards, indicó que su predio se encuentra en el sector de la Cordillera de la Costa, que es un área más seca que las ubicadas más hacia la zona de la Cordillera de los Andes y el valle central, pero asegura que hasta el momento esta ha sido una mejor temporada para las praderas.

«Ha sido un verano más beneficioso, porque diciembre y enero fueron más húmedos y tuvimos bastante pradera, pero en febrero, a pesar de que ha caído agua, la lluvia es tan pequeña que no alcanza a sostener el crecimiento de las praderas. No obstante, esperamos que en marzo vuelvan las precipitaciones y que sea un buen 2020», dijo Silvia Richards.

En general, la agricultora comparó la realidad actual con lo ocurrido el año pasado, considerando que esta es una temporada mucho mejor que la anterior, a pesar de que en 2019 la sequía fue tardía, ya que en los meses de marzo y abril las precipitaciones fueron escasas, incluso hasta mayo, tras lo cual cayeron lluvias más intensas.

DATOS

  • 69,8 milímetros de agua han caído este año y en igual periodo de 2019 fueron 23,2.

 

  • 7 de enero precipitaron 13,4 milímetros de agua, siendo hasta el momento el día más lluvioso de 2020.

 

 

Noticia relacionada

 

Fuente: https://www.australosorno.cl/

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl