Noticias

EE.UU: un futuro prometedor para una industria cambiante

Con un gran cambio viene una gran oportunidad. Y no hay duda al respecto, hay cambios en marcha para los lácteos. Este cambio es particularmente relevante para el mercado de leche líquida estadounidense de US$ 12 mil millones, que ha visto dos quiebras en los últimos meses después de décadas de disminución de las ventas. Solo en los últimos 10 años, las ventas en Estados Unidos han caído a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 2% en términos de volumen. La demanda anual de leche per cápita se ha reducido en 4 galones por persona, situándose en alrededor de 15 galones en 2018.

Y no, las ventas de leche no están disminuyendo porque todos beben bebidas alternativas. El consumo per cápita de éstas ha crecido de 0.5 a 1 galón per cápita durante el mismo tiempo, claramente no es suficiente para explicar la caída de 4 galones de leche. Algunos han reemplazado la leche con avena en cafés o batidos, pero desafiamos a que encuentres a alguien que tome un vaso de leche alternativa con su desayuno. La verdad es que muchos estadounidenses simplemente han cambiado a beber más agua y comer en lugar de beber nutrientes. La demanda per cápita de agua embotellada ha crecido 6 galones en los últimos 10 años.  

Los desafíos que enfrenta actualmente la leche son algo existenciales. Se necesitará innovación, desarrollo y más atención al cliente para revelar oportunidades de crecimiento y mayores márgenes. Todo esto requiere dinero, pero parece estar sucediendo. Las inversiones en plantas y la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A) en leche líquida están en aumento a medida que los consolidadores compran rezagados, se están construyendo nuevas plantas y se lanzan nuevos productos lácteos premium y diferenciados, muchos de los cuales: A2, fairlife, Oberweis, Battenkill Creamery por nombrar algunos, les va excepcionalmente bien. 

La tinta todavía está húmeda en el acuerdo de la fase uno entre Estados Unidos y China, pero parece prometedor para los lácteos, específicamente la leche líquida. El acuerdo establece algunas bases que buscan alinear los estándares de leche estadounidenses y chinos, eliminar las áreas grises que existen actualmente y abrir puertas para la leche estadounidense. El momento no podría ser mejor. Con $ 19 mil millones y creciendo, el mercado chino de leche es mucho más grande que el mercado estadounidense de $ 12 mil millones. La industria láctea de China es solo un 75% autosuficiente, y a medida que crece la demanda, esta brecha probablemente se ampliará a medida que la producción de leche menos eficiente en China lucha por mantener el ritmo del crecimiento de la demanda.

El creciente excedente de leche de los Estados Unidos podría encontrar un buen hogar en China. Hay algunas leches estadounidenses que ya se venden allí, pero su participación en el mercado es solo una porción de lo que venden las compañías europeas y de Oceanía, que están bien establecidas en China. A los jugadores estadounidenses les tomará tiempo y energía establecerse en China, pero parece prometedor para la leche si las negociaciones continúan en su dirección actual.

Sí, hay cambios en la industria láctea de los Estados Unidos. Pero hay un futuro prometedor por delante. Con el fin de aprovechar las oportunidades a medida que continúan cambiando y evolucionando, los procesadores de leche de los Estados Unidos deben buscar activamente un papel para impulsar los cambios en el país y en el extranjero.

Por: Tom Bailey

NOTICIA RELACIONADA

Por: Tom Bailey

Fuente: https://www.milkbusiness.com/

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl