Noticias

EE.UU.: Evalúan reducir la producción bajando el ordeño

En todo el país, los procesadores de leche y las cooperativas están pidiendo a las granjas lecheras que reduzcan la cantidad de leche que envían, en algunos casos hasta en un 20% de su volumen actual.

El consultor lácteo Pauly Paul, advierte a los productores que busquen no solo reducir su producción de leche, sino también reducir sus costos.

Si bien pasar tres ordeños diarios a dos ordeños diarios puede parecer una forma viable de lograr esto, Paul insta a los productores a considerar algunos factores importantes antes de abandonar un turno de ordeño, como por ejemplo.

Tamaño de la sala de ordeñe y número de vacas

"Lo más importante a tener en cuenta es obtener más de cien pesos por puesto en el salón", dice Paul.  Según el experto, el tamaño de la sala en comparación con el número de vacas que se ordeñan es una ecuación crítica para calcular y determinar si el triple ordeño o el doble ordeño  realmente brindará eficiencia.

"Las lecherías con las que funciona  son las que tienen un salón que ya está al máximo, hasta el punto de que apenas pueden atravesar más vacas", dice Paul.

Por el contrario, advierte: "He visto cosas malas en salones que son demasiado grandes para ordeñar dos veces al día”.

Una de esas "cosas malas" es que las vacas permanecen de pie por más tiempo entre dejar el corral para ordeñar y regresar. "Personalmente, me gusta mantener el salón lleno las 24 horas del día, pero las vacas aún necesitan llegar y salir de su corral en 45 minutos", dice Paul.

Además, al ejecutar los números de la sala, asegúrese de tener en cuenta el tiempo de inactividad real de la sala. Si la sala continúa funcionando tanto tiempo con dos ordeños como con tres, entonces el ahorro eléctrico no será significativo.

Ordeñar menos no siempre es menor costo

Mientras que dejar caer un ordeño para reducir la producción y ahorrar en cosas como productos químicos, alimentos y energía puede llamar la atención, Paul les recuerda a los productores que tengan en cuenta la fuerza laboral en sus establecimientos. Un ordeño menos puede no necesariamente significar menores costos laborales.

"El error más grande que veo que la gente comete al dejar un ordeño es que reducen la cantidad de veces que están ordeñando, pero el trabajo aún se alarga", dice Paul.

Con horarios pensados para tres ordeños, típicamente estructurados alrededor de turnos de 8-10 horas, los empleados están acostumbrados a poder trabajar y recibir un pago por esos turnos completos. Si un turno de ordeño ahora solo dura cuatro horas, puede abrir oportunidades para capacitar a ciertos empleados para que realicen otros trabajos en la lechería a fin de mantener su horario de trabajo normal.

"En lugar de pagar una tarifa por hora, considere pagar por turno o pagar por el trabajo", dice Paul. "Eso alentará a los empleados a que lleguen a tiempo y que las vacas vuelvan a recostarse en sus corrales, y también le permite capturar los ahorros de darle un descanso al salón".

Una opción: Reducir la cantidad de vacas que se ordeñan dos veces al día

Antes de saltar a un horario de ordeño completamente nuevo, Paul sugiere reducir el ordeño para grupos específicos. "Intenta ordeñar ciertos grupos dos veces al día, como vacas preñadas, vacas que no se reproducen y aquellos que tienen un pico de producción", dice. "Sin embargo, queremos mantener a las vacas frescas aumentando para alcanzar sus picos, y mantener esas vacas en 3 ordeños, logrará eso".

Para las lecherías que hacen la transición completa a dos ordeñso diarios, Paul les recuerda que mantengan a sus vendedores y miembros del equipo en la misma página. Póngase en contacto con los distribuidores y proveedores de equipos de ordeño para informarles que el horario de servicio ha cambiado. Además, notifique a los veterinarios y criadores los cambios en el tiempo y el flujo de trabajo.

Al considerar si pasar del triple ordeño al dos ordeños diarios es la mejor opción, Paul insta a los productores a pensar más allá del aquí y ahora, y posicionarse para ser un jugador a largo plazo en el juego. "Todos estos son factores que debemos considerar, ya que las plantas de leche quieren reducir entre un 10% y un 20%, pero creo que es temporal", concluye Paul. "Una vez que saltas de triple ordeño a dos ordeños, puede ser difícil regresar".

Por Peggy Coffeen - Editora de Progressive Dairy, revista especializada en lechería de EE.UU.

Fuente:

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl