Noticias

Agrollanquihue pide postergar reavalúo de los bienes agrícolas

Un complejo escenario se encuentran viviendo los agricultores y ganaderos de la zona producto del covid-19, pese a que según el gerente de Agrollanquihue, Rodrigo Mardones, han mantenido con mucho esfuerzo sus producciones en medio de las medidas ordenadas por el gobierno para contener la pandemia.

Mardones relata, que lo que les afecta actualmente, es el alza de impuestos a la que se verán sometidos sus socios, luego que una circular del Servicio de Impuestos Internos les informara el 31 de marzo que este año las rentas se calcularían tomando como base el reavalúo de las propiedades agrícolas correspondiente a 2020, cuando tradicionalmente dicho cálculo se realizaba con el avalúo vigente al 31 de diciembre del año anterior.

"El nuevo avalúo fiscal o el reavalúo ocurrió a principios de año y siempre, históricamente el Servicio de Impuestos Internos ha utilizado el avalúo del semestre anterior o normalmente se utiliza hasta el 31 de diciembre y con eso se hace la renta, que son los impuestos que hay que pagar por lo producido ~ante el 2019", explica Mardones.

El gerente gremial además expone que desconocen la razón de esta medida, pero que suponen busca aumentar la recaudación para enfrentar el coronavirus, ante lo cual manifiesta algunos reparos respecto a la significancia de las cifras extra que podrían recaudarse.

"Por alguna razón que nosotros desconocemos el origen, la autoridad decide gravar en esta renta utilizando el reavalúo del año 2020 y además aumenta en torno a un 100%. Ahora si me dicen que con esta plata vamos a reforzar todo el sistema de salud... pero hay cálculos que hizo la Sociedad Nacional de Agricultura que esto no va a superar los 50 millones de dólares de recaudación, eso para el Estado y para el país no te mueve la aguja", enfatiza.

RENTA PRESUNTA

Según el análisis de Rodrigo Mardones, los más afectados serán los propietarios más pequeños, porque ellos calculaban sus impuestos en base a renta presunta, es decir, con una fórmula que parte desde el precio del avalúo del predio.

"Hay gente, principalmente la gente que tiene renta presunta, que no pagaba impuestos porque son muy pequeñitos, pero hoy día tienen que pagar un millón o un millón y medio de pesos de impuesto y no los tienen. Y hay otra gente que ha subido de tres millones de pesos a nueve millones para pagar. Por lo tanto ha sido súper complejo", expone.

Mardones hace hincapié en que "le pega a los más pequeños que son los que tienen renta presunta, porque los agricultores más grandes tienen renta efectiva y probablemente pueden pagar muchos menos impuestos que alguien que tenga renta presunta. Esto va a afectar a pequeños y medianos productores principalmente, eso es un hecho".

EFECTO PARCELAS

Lo anterior responde a que los reavalúos del 2020 experimentaron un alza sustancial respecto a los anteriores, debido a que las parcelaciones han elevado el precio de la tierra, asegura el gerente de Agrollanquihue.

"Lo ridículo de esto es que hay gente que ha dicho voy a tener que vender un pedazo de tierra para pagar mis impuestos y aquí viene el tema, nosotros creemos que se han subido porque el suelo se ha encarecido, porque hay predios que se han parcelado y las parcelas han crecido mucho en su valor. Pero se están confundiendo los negocios inmobiliarios, con los negocios productivos. El tipo que vende parcelas paga el impuesto, pero el productor cómo va a vender su campo si no puede disminuir su producción".

MEDIDAS INSUFICIENTES

Algunos parlamentarios de la zona han hecho ver estas problemáticas que enfrentan los agricultores y ganaderos de las zona.

Para el senador por la Región de Los Lagos, Iván Moreira, existen una serie de factores que no se han considerados, entre ellos, el tope de lndap (que dejaría sin la ayuda estatal a una importante cantidad de pequeños agricultores), el impacto en la aplicación de la renta presunta y la condición especial de pandemia, que deja a los agricultores sin condiciones para presentar reclamaciones por la nueva tasación. Sumado a otros efectos como la expansión del coronavirus, la sequía y las implicancias del estallido social. "Le he pedido formalmente al ministro y subsecretario de Hacienda, la suspensión del reavalúo de bienes raíces agrícolas de este año, entendiendo que la agricultura en nuestra región se está viendo duramente afectada por esta pandemia. Es fundamental que esta actividad económica pueda seguir operando, ya que garantiza el abastecimiento de alimentos para la población, pero producto de las medidas sanitarias se han visto en dificultad de funcionar con normalidad", enfatizó.

Por su parte, el diputado, Harry Jürgensen Rundshagen, sostuvo que las medidas anunciadas recientemente por el gobierno para el mundo del agro no ayudan en gran medida a los pequeños y medianos agricultores y que la idea es postergar el nuevo avalúo hasta el 31 de diciembre de 2021.

"En Chile no podemos pedir ahora a los campesinos una mayor carga tributaria a raíz del nuevo avalúo fiscal de predios porque se traduce y en especial para la agricultura más pequeña, en un problema de caja para enfrentar la nueva temporada de siembras y cultivos para producir alimentos. Es muy simple, cuando no hay caja suficiente, se siembra menos y por consiguiente se produce menos, lo que significa menos stock y una alza de precios de alimentos", dijo.

 

Claves  

  • "Hay cálculos de la Sociedad Nacional de Agricultura que esto no va a superar los 50 millones de dólares de recaudación, eso para el Estado y para el país no te mueve la aguja" Rodrigo Mardones, Gerente Agrollanquihue

 

  • "Le he pedido formalmente al ministro y al subsecretario de Hacienda la suspensión del reavalúo de bienes agrícolas de este año". Iván Moreira, Senador

 

  • "No podemos pedir ahora a los campesinos una mayor carga tributaria a raíz del nuevo avalúo fiscal de predios agrícolas porque se traduce, y en especial para la agricultura más pequeña, en un problema de caja". Harry Jürgensen R., Diputado

 

Recuadro

Baja el consumo de carne

 

  • "El sector que está bastante más complicado es el sector ganadero de carnes, porque primero el consumo bajó a nivel nacional y los supermercados aparentemente tenían stocks más altos de lo que se pensaba y la capacidad de faenamiento de algunas plantas en Osorno también se vieron afectadas por el virus y eso significó disminuir su capacidad de proceso", indica Rodrigo Mardones respecto a algunas consecuencias derivadas del coronavirus. Además en estos días crece la oferta de ganado porque al terminar el verano "los ganaderos no se quiere quedar con animales durante el invierno". finaliza.

Por Yenny Álvarez-

 

NOTICIA RELACIONADA

 

 

Fuente: https://www.ellanquihue.cl/impresa/2020/04/27/papel/

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl