Noticias

Advierten prácticas de la UE que distorsionan el mercado

Mientras la Unión Europea (UE) se prepara para comenzar la adquisición intervencionista de leche en polvo descremada y manteca, las granjas lecheras y los productores lácteos de los principales países productores de leche de todo el mundo le han advertido de que debe evitar las prácticas distorsionadoras del mercado que en el pasado les han supuesto un importante perjuicio a nuestros países como al mercado lechero internacional en general.

Una coalición de organizaciones lecheras de varios países y los Estados Unidos se han unido para exigir a la UE que evite el tipo de dumping de productos que se observó tras previas adquisiciones intervencionistas por su parte hace solo unos años.

El dumping en el mercado mundial de grandes cantidades de leche en polvo descremada y manteca adquiridas con dinero público cuando las condiciones beneficien a los fabricantes de la UE solo servirá para prolongar la complicada situación en la que funcionan los sectores lácteos de muchos países, al distorsionar artificialmente los precios y desplazar a la competencia una vez que el mundo se recupere del impacto inmediato de la pandemia COVID-19. Los grupos urgieron a la UE a que adoptara medidas que estimulen el consumo dentro de sus estados miembros y promuevan la adopción de prácticas de producción adecuadas para sobrevivir durante esta difícil situación.

Una coalición que representa sectores lecheros de diversos países emitió el siguiente comunicado conjunto:

«La Comisión Europea no debe volcar en el mercado la leche en polvo descremada y la manteca adquiridas con apoyo del gobierno con la excusa de que está protegiendo a sus ganaderos. Las prácticas de distorsión del mercado de la UE ya son bastante destructivas en condiciones normales. Pero si se aplican tras la pandemia COVID-19, que ha erosionado drásticamente el precio de los lácteos, tendrán consecuencias desastrosas para el mercado mundial, al prolongar las devastadoras condiciones económicas.

Es vital que la UE actúe de inmediato para poner en práctica un plan para la gestión a largo plazo de las reservas incentivadas por el gobierno, dado su historial de volcar sus adquisiciones intervencionistas de una forma que perturba el mercado lácteo internacional. La UE intervino en 2016-17 y mantuvo en sus reservas el equivalente al 16% del mercado mundial de la leche en polvo descremada. Después la puso en circulación en el mercado en el curso de dos años, con una rebaja desleal de los precios frente a los internacionales y el consiguiente perjuicio para el sector lechero internacional.

Los productores e industrias lácteas de nuestros países y de muchos otros en el resto del mundo ya están librando una dura batalla, esforzándose al máximo por mantener al mundo bien alimentado durante esta crisis. Ya nos enfrentamos con suficientes retos en nuestros propios mercados. Si la UE no cambia su estrategia de deshacerse de sus compras lácteas intervencionistas y se compromete a no distorsionar los mercados internacionales al volcar en ellos el excedente de producto justo cuando el sector lechero comienza a recuperarse, las repercusiones económicas harían peligrar dicho sector y aún más granjas lecheras y fabricantes lácteos se verían obligados a cerrar sus puertas».

Los grupos que emitieron este comunicado son la National Milk Producers Federation (NMPF) y el U.S. Dairy Export Council (USDEC), Asociaciones de México, Asociaciones de Argentina (la Sociedad Rural Argentina y el Centro de la Industria Lechera), Asociaciones del Uruguay, Asociaciones de Chile, y otros países.

 

Fuente: http://www.ocla.org.ar/

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl