Noticias

Cooperativismo en el sector lechero

Las cooperativas lecheras en Chile nacieron en la década del 30, siendo la primera de ellas la Cooperativa Lechera de Osorno (posteriormente CALO). En 1949, surge la Cooperativa Agrícola y Lechera de La Unión (Colun), junto a otras cooperativas como CAFRA, Chilolac y Cooprinsem, relacionadas directa o indirectamente a la producción lechera.

Nuestra zona tiene una profunda historia cooperativa. Sin embargo, desde los ochenta, éstas comenzaron un declive. En el libro “Asociatividad del Sector Lácteo en la Región de Los Lagos” (2018); de la investigadora de la Ulagos Sandra Ríos, en el cual colaboramos como gremio, se distinguían factores ocurridos entre los productores, que impedían la asociatividad. Pero gracias al apoyo de los gremios, se pudo trabajar en esas brechas detectadas, naciendo los Grupos Comerciales, cambiándole así la cara al sector lechero. Y actualmente, se han concretado iniciativas de nuevas cooperativas lecheras: primero fue Torrencial Lechero, sumándose ahora Campos Australes y FuturoCoop, estos últimos ya contando con una planta procesadora en «manos» de productores.

Grandes cooperativas lecheras como Friesland-Campina (Holanda; Alemania y Bélgica), Arla (DK/Suecia), Glanbia (Irlanda) Kerry Group (Irlanda), y DMK (Alemania), Fonterra (NZ), entre tantas otras, demuestran la presencia y éxito del modelo a nivel mundial. Alrededor del 15% del PIB mundial es producido por cooperativas, y en Europa se llega al 20%. En Chile solo llegan al 1,5%, mostrando un enorme potencial de crecimiento, sobre todo en el sector lechero.

Además, las cooperativas son distinguidas por los consumidores como empresas más cercanas, y con valores sólidos. Es cosa de ver la cantidad de reconocimientos que ha recibido la cooperativa Colun, siendo el último el primer lugar en la categoría “Marcas Ciudadanas” de CADEM.

Este sábado 4 de julio se celebra el Día Internacional de las Cooperativas, y en un nuevo contexto global, el Cooperativismo 2.0 vuelve a resurgir. Seguiremos como gremio apoyando a todos los emprendimientos asociativos y cooperativos, ya que este modelo permitirá alcanzar el crecimiento sostenible necesario, para afrontar los próximos desafíos alimentarios de Chile y el mundo.

*Marcos Winkler, presidente Aproleche Osorno

 

 

 

DEBEMOS ASOCIARNOS PARA ENFRENTAR LA CRISIS

La crisis sanitaria que enfrenta el país y el mundo ha generado un cambio radical en la forma como desarrollamos nuestras vidas. Cada vez se hace más evidente que estos cambios perdurarán en el tiempo y nos harán enfrentarnos a un nuevo contexto que demandará nuevas respuestas por parte de la agricultura. Este nuevo contexto generará un escenario de mayor incertidumbre que traerá consigo un riesgo latente para miles de chilenos: el hambre. Según informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la inseguridad alimentaria aumentará en un mediano plazo y pondrá en riesgo a 83,4 millones de personas en América Latina.

En el marco del Día Internacional de las Cooperativas que se celebró el sábado pasado, creemos que en Chile hay una respuesta clara a estos nuevos desafíos y que hemos fomentado desde que llegamos al ministerio: la asociatividad. Cuando los agricultores nos asociamos, el potencial de todos aumenta y produce una serie de situaciones virtuosas que ayudan a, por ejemplo, mejorar el acceso a los mercados, lo que permite asegurar la disponibilidad de alimentos y entregar mejores condiciones de vida para el mundo rural. El ejemplo más reciente del impacto positivo de asociarnos es la unión que hemos desarrollado entre productores, transportistas y centros de abastecimiento durante la pandemia. Debido a este esfuerzo hemos logrado mantener la cadena de abastecimiento funcionando durante la crisis sanitaria y queremos seguir avanzando en esa senda.

Así, el Día Internacional de las Cooperativas es un ejemplo claro de la asociatividad que asumimos como propia desde el Ministerio de Agricultura. Ha sido un eje de trabajo fundamental en este tiempo, que ha dado resultados con la formación, en los dos últimos años, de 123 cooperativas agrícolas. Con mucha convicción, vamos a seguir insistiendo como ministerio en que el cooperativismo para la agricultura es clave. Así, el primer aliado en promover el cooperativismo moderno en Chile es el Ministerio de Agricultura.

En estos momentos de incertidumbre, el futuro nos prepara muchos desafíos, que superarán las capacidades individuales de todos y requerirán la unión de las personas. Prevenir el hambre y ajustarnos a un contexto cambiante va a requerir que trabajemos asociados. La unión hace la fuerza, la unión es el camino de la agricultura.

José Antonio Walker, Ministro de Agricultura de Chile
 

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl