Noticias

Polémica altas importaciones de lácteos en Colombia

La denuncia de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y la Cámara Gremial de la Leche por las exageradas compras de derivados lácteos en el exterior, que suman alrededor de 42 000 toneladas, por fin encontró eco en redes sociales el pasado fin de semana.

No obstante, en lugar de centrarse en defender a los productores y de exigir soluciones para mejorar sus ingresos, los internautas se unieron para atacar a Alpina, dejando de lado otras empresas. (Lea: Cámara de la Leche y Analac rechazan acciones de la industria)

Al respecto, la procesadora de lácteos se defendió diciendo que solo han importado 1800 toneladas de las 42 000 que han ingresado en total al país. Según ellos, esta materia prima sirvió para abastecerse en épocas de escasez o utilizarla en fórmulas que requieren leche en polvo.

José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, aclaró para Caracol Radio que no condena las importaciones de estos productos en sí mismas ni tampoco se refirió a Alpina cuando criticó estos hechos.

“Fui claro diciéndole a Alpina que agradecíamos la comprensión y, al mismo tiempo, resalté lo que siempre he dicho: Alpina es una empresa, primero sustantiva para el encadenamiento productivo, a mí me parece que estar destruyéndole valor a la empresa no tiene ninguna gracia”, indicó.

Y añadió: “Por el contrario, Alpina es el segundo comprador de leche más importante del país, y creo que las redes simplificaron el tema y pusieron todo este desastre en cabeza de Alpina”. (Lea: 15 empresas importaron cerca del 80 % de la leche en polvo y demás lácteos)

El dirigente explicó que se trata de un problema más complejo, que no solo se debe al renglón de la cadena productiva sino también se debe al bajo consumo de lácteos en los estratos más bajos de la población colombiana, muy por debajo del promedio de países más desarrollados.

“Son 30 millones de colombianos que no están consumiendo la proteína de origen animal transformada y en condiciones adecuadas de acuerdo a las normas que ha expedido el Gobierno. (…) La pregunta que uno se hace es ¿qué estamos haciendo para poder llevar leche y otros productos de origen lácteo a los sectores populares en Colombia? Nada”, afirmó.

Lafaurie manifestó que se trata de un problema estructural de todo el sector lácteo, por lo cual recordó la petición que ha elevado el gremio desde hace varios años para crear un fondo tripartita entre los ganaderos, la industria y el Gobierno.

“(Se trata de un fondo) para sacar al menos 400 o 500 millones de litros para darlos a los sectores populares con gran subsidio, de tal manera que en medio de esta pandemia, cuando la gente está sufriendo mucho, haya leche muy barata, queso y productos lácteos en los mercados populares con un sello de país que eventualmente lo diferencie de aquellas leches que procesa la industria pero que van a precio competitivo”, declaró.

-¿Cómo funcionaría este fondo tripartita?

Este fondo permanente se alimentaría de 3 fuentes como escribió el experto Ricardo Arenas:

Productor: Un porcentaje igual al actual que provenga de los ganaderos, incrementando su cuota parafiscal en esta proporción.

Industrial: $2 por cada uno que el sector primario aporte deberán ser provistos por la industria láctea. Este aporte tendría que incluir al sector cooperativo procesador que actualmente no aporta ni al FNG ni al FEP pero que si se beneficia de sus programas.

Estado: $3 por cada uno que el sector primario aporte deberán ser provistos por el presupuesto nacional. (Informe: Precio de leche: Alto en estadísticas, bajo en ganancias para ganaderos)

 Con estos recursos de origen y destinación exclusiva para el sector lácteo y que en las condiciones actuales de formalidad ascenderían a cerca de $180 mil millones anuales con los que se podrán solventar las situaciones de crisis en tiempos de exceso de oferta de leche y caída del precio al productor.

Fuente: https://www.contextoganadero.com

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl