Noticias

Productores se actualizan sobre el comercio de los lácteos

A través de exposiciones de alto nivel, los productores de leche en Chile se actualizaron sobre lo que está pasando en el comercio internacional de los lácteos, y de los desafíos y las oportunidades que se presentan para este importante sector de la economía nacional. 

La crisis económica provocada por la pandemia partió con un fuerte impacto en la oferta y en la demanda de productos lácteos, según explicó Andres Padilla, Analista de Lácteos de Rabobank Brasil en el marco del webinario; “Comercio Internacional de Lácteos, oportunidades y desafíos”,  organizado por la Comisión Nacional de la Leche del Ministerio de Agricultura, ProChile, la Oficina de Estadísticas y Políticas Agrarias (Odepa), la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), Consorcio Lechero y la Asociación de Exportadores de Productos Lácteos (Exporlac),, con la colaboración de Rabobank y la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), contando con una participación que superó el centenar de asistentes.

 

Antecedentes  generales

El analista del Rabobank señaló que la pandemia  ha sido un evento global atípico que tuvo un primer impacto en la demanda de productos lácteos particularmente en China a partir de enero y  luego se expandió a Europa y las Américas a partir de fines de marzo, esto en el mercado minorista como en el canal foodservice (restaurantes, hoteles, aeropuertos). De acuerdo a lo señalado por el analista, éste formato será el último en recuperarse, dado que las personas no están saliendo, ni consumiendo afuera del hogar como lo hacían antes del Covid-19.

A lo anterior, se sumaron problemas logísticos a raíz de las restricciones locales que retrasaron las operaciones marítimas y de transporte de la leche, junto con un impacto económico y un temor generalizado por no saber cómo podría darse esta recesión global y qué podría pasar en los próximos meses, lo que trajo consigo una fuerte caída en los precios internacionales de los productos lácteos, reseñó Padilla. 

En este contexto, agregó que las cuarentenas llegaron en el peor momento posible para la industria láctea mundial, “porque fue justo al comienzo de la primavera del Hemisferio Norte, que es cuando aumenta de manera expresiva la producción de leche tanto en Estados Unidos como en Europa; entonces,  los productores de leche de esos países recibieron  de un día para otro, la orden de reducir sus entregas a planta, lo que llevó a un shock  y a perder parte de esa producción”. 

Asimismo,  el especialista en lácteos de Rabobank explicó  se espera un aumento de los stocks  de leche en varias regiones como Europa, “tanto para la leche en polvo descremada, como un aumento claro para  la mantequilla, desde el segundo trimestre de 2020”, y según señaló refleja que el mercado internacional ha ganado importancia en los últimos años para los grandes países productores.

 “En el caso de Estados Unidos, el área de queso y leche en polvo, dependen  mucho más del sector exportador. Por ejemplo,  el 70% de la producción de la LPD se destina a exportación actualmente, siendo que a comienzo del año 2000 era cero. Al existir un cierre súbito de las exportaciones comienza haber un exceso de producto en el mercado”, apuntó Padilla. 

 

Cómo sería la recuperación

A pesar que muchos países han logrado bajar sus curvas de infecciones y de fallecidos, pocos países pueden decir que ganaron la batalla de contener al coronavirus, inclusive, por ejemplo,  Australia, que era uno de los países que mejor había logrado contener el virus, ha reportado un aumento importante de casos. Se ven además focos de rebrotes en Europa y un alto número de casos en Estados Unidos.

A modo de resumen,  el especialista graficó distintos formatos de recuperación económica.   Una recuperación en “V”, que podría implicar una caída fuerte en 2020 y una recuperación de la misma magnitud en 2021. En el caso de una recuperación en “U”, habría una caída fuerte en 2020, con una estabilización en 2021  y una recuperación en 2022. Mientras una recuperación en “W”, incluiría una segunda ola de contagios severos en el invierno del Hemisferio Norte, lo que traería una nueva caída económica a inicio de 2021, y una posterior recuperación, como fue el caso de la pandemia gripe española hace más de 110 años.  

En ese contexto, Andrés Padilla destacó la reacción de los Bancos Centrales y de los gobiernos de países con economías más ricas como Estados Unidos, Japón o la Unión Europea, y también en países emergentes, a través de la generación de estímulos monetarios récords, ayudaron a restablecer la actividad y a impulsar la demanda principalmente por alimentos. “En Estados Unidos se anunció un paquete de ayuda de US$ 750.000 para los productores de leche y eso junto a la ayuda directa a los consumidores permitió restablecer los precios  y ha colaborado al  margen y a una recuperación de la rentabilidad del sector”, detalló.

 

OFERTA LECHERA

El analista del Rabobank explicó que en general la producción de leche mundial debe crecer de una manera más lenta en el 2020 -  2021 respecto de los últimos cinco años,  porque ha habido un impacto en el  consumo y porque además  algunos mercados tienen problemas climáticos.  “Es el caso de Europa que está atravesando por un tercer año consecutivo de sequía. Regiones como el norte de Francia, Holanda, Bélgica, el norte de Alemania, parte de Reino Unido e Irlanda, están pasando por un sequía importante, eso trae menos disponibilidad de comida para los animales y eso debe hacer que crezca a un ritmo menor la producción”, apuntó Padilla.

Para Oceanía y específicamente, Australia,  Rabobank ve que a pesar de los grandes problemas climáticos que enfrentó el país, de todas maneras, se espera una recuperación de la producción de leche, mientras para Nueva Zelanda, que se volvió consolidar como el gran exportador mundial de la leche en tiempos de pandemia, se observa una producción positiva para este año, aunque este crecimiento es bastante limitado debido a las restricciones internas que presenta el país. De todas manera, la producción mundial de leche es un mercado que se venía recuperando previo al Covid-19 y eso ha ayudado a mejorar los márgenes de los productores de leche a nivel internacional    

 

RECUPERACIÓN DE LA DEMANDA

 Mejores  perspectivas al analizar la demanda por productos lácteos planteó el especialista de Rabobank. Explicó que China,  principal mercado importador a nivel mundial de productos lácteos, está aprovechando los precios más bajos para recomponer sus stocks de leche en polvo, fórmulas infantiles e ingredientes,  retomando sus compras y lo cual se espera se mantenga en el segundo semestre de 2020. De hecho,  esto ha llevado a que los precios en Oceanía aumentaran. 

Este precedente junto a los impactos positivos de los estímulos fiscales en varios mercados han llevado a una recuperación de la demanda por productos lácteos, principalmente en el comercio minorista,  precisó Padilla. “Una de las lecciones que dejó esta crisis es que esa inyección monetaria que vimos tanto en los países ricos como en emergentes trajo un amento de la demanda por alimentos y productos lácteos”.

 

PRECIOS

Con relación al comportamiento de los precios internacionales, Rabobank espera que éstos se recuperen hacia fin de año. “A pesar de ser un momento bastante difícil para los lácteos en general, el aumento de los estímulos y las ayudas de los gobiernos está teniendo un efecto importante en la recuperación y aunque hay una crisis y una recesión muy fuerte en 2020, esperamos una recuperación un poco más firme en 2021”, afirmó Padilla.  

En este sentido, habló de un momento de cautela,  ya que si bien el sector lácteo ha tenido un mejor desempeño, existen algunos subsectores que seguirían afectados, no obstante, para los commodities lácteos se espera una recuperación mayor. 

“Será un año de cambios, de adaptación de consumidores y productores.  Esperamos una recuperación gradual a partir de 2021, ya que la ayuda de los gobiernos debe continuar y fortalecer el mercado mundial  de productos lácteos”, concluyó el analista de Rabobank.

 

CONCLUSIONES Y OTRAS CONSIDERACIONES

  • Rabobank ve en 2020 una oferta de leche creciendo menos que los últimos 5 años, y un nuevo impulso a la demanda mundial por parte de China, que volvió a las compras de productos lácteos.   
  • La recuperación del petróleo es importante también. Varios de los principales importadores de productos lácteos son exportadores de petróleo. El norte de África, Medio Oriente, dependen del precio del crudo. En la medida que se ha venido recuperando esa caída, ha conllevado más compras de lácteos por parte de estos países.
  • Estamos viviendo un año atípico y fuera de lo que podríamos haber proyectado, sin embargo, a pasar de los grandes impactos en la economía, la respuesta de los gobiernos ha traído una recuperación muy clara en la demanda de alimentos, entre estos, por los productos lácteos, dada lo esencial en su dieta.   
  • En el último tiempo aumenta las ventas delivery y aplicaciones móviles estableciéndose como un modelo que va mantener una representatividad en el consumo de productos lácteos y que está, de algún modo, compensando el cierre del canal Horeca.

Otras presentaciones.

Cabe consignar que la cita contó con palabras de bienvenida la Directora Nacional de Odepa, María Emilia Undurraga, y el saludo de la Directora Nacional de ProChile, Lorena Sepúlveda,

En la oportunidad,  el Agregado Agrícola de Chile en Rusia, Pablo Barahona, expuso acerca  de las oportunidades y la dinámica  del mercado de lácteos en Rusia. Mientras  Ariel Londinsky, Secretario General de Fepale expuso acerca del mercado de lácteos en Latinoamérica, presentaciones que pronto compartiremos.

El encuentro terminó con un espacio para preguntas y reflexiones finales.

 

Fuente: Comunicaciones Fedeleche FG.

 

 

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl