Noticias

Potencial para el autoabastecimiento de lácteos

  • 10 de agosto de 2020.

Las cifras acompañan estas declaraciones. Según los últimos datos entregados por Odepa, la producción nacional creció un 6,2% respecto del año pasado, alcanzando 1.037,9 millones de litros en total. 

En conversación con Campo Sureño, el presidente de Fedeleche, Eduardo Schwerter, no solo analiza el buen momento que enfrenta el sector, sino que también advierte que “gracias a las condiciones e incentivos que hoy tenemos a nivel de industria”, se podría volver a lograr el autoabastecimiento del mercado local en un mediano plazo.

-¿Cuál es la evaluación que hace Fedeleche del primer semestre de 2020?

-La información al primer semestre de producción lechera son positivos; sin embargo, la gran incertidumbre asociada a los efectos de la pandemia nos llama a ser de todas maneras= cautelosos.

El fortalecimiento del consumo interno a consecuencia del confinamiento, ha vuelto a refrendar a la leche como un alimento esencial dentro de las familias en Chile. El alza de precio a productor responde a una mayor competencia entre industrias por contar con la leche necesaria para satisfacer esta demanda, lo que junto a mejores condiciones climáticas en la zona sur, han permitido que la producción nacional, informada por Odepa, se eleve un 6,2% respecto del año pasado, alcanzando 1.037,9 millones de litros en total.

En este contexto, al contar con los incentivos correctos, hemos logrado responder a estos desafíos y asegurar el abastecimiento de alimentos a nuestro país, lo que es estratégico a la hora de superar la actual situación de pandemia. Al funcionar con seres vivos y ciclos biológicos, la producción de leche no puede parar, y eso ha sido posible gracias al gran trabajo de productores, equipos de trabajo, y toda una cadena auxiliar que compone el sector y que han sido verdaderos héroes anónimos en esta crisis.

 

-¿Cuál es el escenario del sector lácteo a nivel de regiones?

-En todas las regiones, los productores actuaron de una manera rápida y firme al reforzar las medidas de protección de la salud de las personas vinculadas a la actividad. Esto incluyó la implementación de protocolos sanitarios, capacitación y difusión de información para prevenir los contagios. Sin lugar a dudas, estas herramientas en medio de la mayor crisis sanitaria de los últimos cien años, nos han permitido no solo mantener la producción, sino que en general crecer respecto del año pasado. Para Fedeleche, el campo y las regiones deben ser potenciados como polos de oportunidades, de trabajo, de desarrollo social y económico, y aportar en la reactivación de la economía chilena.

 

COMERCIO EXTERIOR

-¿Qué ocurre con la producción láctea a nivel mundial?

-La crisis provocó un fuerte impacto en la oferta y en la demanda de productos lácteos a nivel internacional. Sin embargo, las respuestas gubernamentales de apoyo al consumo y la producción vía estímulos fiscales, han significado una recuperación de la demanda en varios mercados, además China, que es principal importador a nivel global, está reponiendo stocks, retomando las compras y haciendo que los precios internacionales empiecen a recuperarse.

Los analistas prevén que la producción de leche mundial debe crecer de una manera más lenta en el 2020 – 2021 respecto de los últimos cinco años, porque ha habido un impacto en el consumo, y porque además algunos mercados presentan dificultades climáticas.

La recuperación del precio del petróleo también es importante, porque varios de los principales importadores de productos lácteos son exportadores de petróleo. En la medida que se ha venido recuperando el precio del crudo, ha conllevado más compras de lácteos por parte de estos países.

 

-Las importaciones de productos lácteos siguen al alza ¿qué significa esto para el sector lácteo chileno?

-Vemos con preocupación la mayor importación de productos lácteos, porque el año pasado ya se registraron niveles históricamente altos; por lo tanto, a pesar de la base alta de comparación, las compras al exterior siguen aumentando. La industria local tiene el potencial para lograr el autoabastecimiento de productos lácteos en el mediano plazo y esperamos que mantenga su interés de potenciar la lechería chilena, mientras las importaciones se vayan sustituyendo. De todas maneras, esto nos debe llamar a estar atentos a las variaciones de las importaciones, de modo de tomar como país todas las acciones que puedan ser necesarias a objeto que no se dañe al sector lechero nacional.

 

-¿Qué posibilidades existen de aumentar las exportaciones de productos lácteos nacionales? ¿De qué depende esto?¿Qué mercado se ven atractivos para la producción nacional?

-Nuestro país cuenta con ventajas comparativas objetivas para lograr expresar el potencial de crecimiento que tiene. Hablamos de duplicar la producción . Por varios años fuimos un país exportador neto de productos lácteos y el objetivo debe ser volver a recuperar esa condición. Es cierto que el comercio internacional está siendo afectado por la pandemia, y a nivel local, la prioridad en las distintas empresas y cadenas alimenticias ha sido abastecer a nuestros consumidores, pero hay que seguir trabajando para potenciar las exportaciones, más aún cuando a nivel interno, debiéramos registrar una tendencia alcista y así asegurar la producción necesaria para poder satisfacer a los mercados de exportación.

 

-Durante este año se ha concretado la exportación de vaquillas a China ¿esta es una buena noticia para el sector?

– Es un negocio adicional que hemos tenido para desarrollar los productores, exportar genética en pie y de calidad. Para muchos puede ser rentable y con ello sustentar la viabilidad económica de su empresa. Crear estos negocios da incentivos a los productores a que suban sus índices productivos y en definitiva, incentivar el aumento de la masa.

 

SEGURIDAD ALIMENTARIA

-¿Cuáles son las ventajas comparativas de los productos lácteos nacionales?

-Nuestra leche se elabora a partir de altos estándares sanitarios, significando calidad del producto. Es inocua y amigable con el mediamente. Es competitiva y sobretodo natural. Solo un siete por ciento de la leche que se produce a nivel mundial tiene las características benéficas de la producción que se practica en nuestro país. Tenemos muchas características que nos diferencian positivamente ante las nuevas exigencias del consumidor y en el cuidado del medio ambiente.

 

-¿Qué viene para el sector lácteo pospandemia?

-La leche no puede parar. Seguiremos promoviendo la leche de vacas y campos chilenos. Monitoreando el comportamiento de los mercados y acompañando a los productores en este escenario de incertidumbre que genera la pandemia, buscando generan las condiciones propicias para garantizar un desarrollo sostenible de la producción lechera nacional.

 

-¿Cuáles son las principales dificultades que han tenido que enfrentar en este periodo de pandemia?

-Todos los trabajadores de la industria lechera hemos debido adecuarnos a los nuevos protocolos para cuidar la salud y no interrumpir la producción, elaboración y distribución de leche y productos lácteos. La cadena de producción no ha parado en nuestro país.

 

-El concepto de seguridad alimentaria cobró relevancia en este periodo de crisis sanitaria ¿Chile es capaz de satisfacer la demanda nacional de productos lácteos?

-Estamos convencidos que gracias a las condiciones e incentivos que hoy tenemos a nivel de industria, podemos volver a lograr el autoabastecimiento del mercado local en un mediano plazo, gracias al potencial de producción que tenemos en nuestro sector y aportar a la seguridad alimentaria de nuestro país, no dependiendo de las importaciones del extranjero y de los resguardos que cada país está poniendo a su producción.

 

 

Fuente: Comunicaciones Fedeleche con información de Odepa

 

 

 

Evento20201029

.

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl