Noticias

Lechería post pandemia

Como un sector estratégico que produce alimentos para las personas, podemos sacar algunos aprendizajes que ha dejado el primer semestre del año.  Lo hemos destacado, en tiempos de pandemia, existió una acción rápida y oportuna de los productores en cuanto a reforzar las medidas de prevención para proteger la salud de las personas vinculadas a la actividad lechera. La acción gremial incluyó la elaboración de protocolos sanitarios, documentos de capacitación  sobre el coronavirus y  la distribución nacional de afiches informativos a objeto de prevenir contagios.

Estas herramientas que nacen de un trabajo junto con la autoridad sanitaria y gran parte del sector industrial nos han permitido mantener  la actividad, y en medio de la mayor crisis sanitaria de los últimos cien años, incluso,  aumentar el abastecimiento de leche. Los datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)  a la fecha de redacción de esta columna así lo indican. Con un incremento de un 5,6%  entre enero y mayo de 2020 respecto de igual periodo del año anterior, la recepción nacional de leche subió 47,3 millones de litros hasta 899 millones de litros para el periodo. 

Es necesario destacar que se han dado las condiciones de clima favorable e incentivos adecuados en el precio de la leche para que los productores pudieran incrementar la producción nacional, y como siempre hemos sostenido, cuando están los incentivos correctos, el productor reacciona y así lo hemos hecho.  Estamos observando resultados por sobre el 5% este año,  particularmente en momentos cuando mantener el abastecimiento de alimentos para nuestro país juega un papel esencial para superar el Covid-19. Esto es algo que nos tiene expectantes como sector pensando además en la reactivación de la alicaída economía chilena.

En ese sentido, el campo tiene que ser considerado y valorado como un creador de oportunidades, de trabajo, desarrollo social y económico, y de cara a la segunda parte del año consolidar la seguridad alimentaria de nuestro país. También reforzar el carácter esencial de nuestra actividad,  lo que ha permitido a las empresas del rubro continuar con sus operaciones, pese a las cuarentenas, cordones sanitarios y las restricciones durante el período de confinamiento. El crecimiento en la demanda doméstica de leche y sus derivados a raíz del confinamiento ha sido acompaña por la producción interna, lo que por lo demás nos hace sentirnos capacitados para lograr el autoabastecimiento de los productos lácteos.

Segundo semestre

De cara a la segunda parte del año se vislumbran desafíos, pero también oportunidades.  En lo inmediato la incertidumbre se ha transformado en un factor común con el cual debemos saber convivir y aceptar. Tanto a nivel nacional como internacional. Los mercados y la actividad económica siguen afectados por los efectos del coronavirus. Se habla de una recesión global, con destrucción de empleos y una merma en los ingresos y los ahorros de las personas. La caída que registraron las exportaciones de productos lácteos de un 18,8% entre enero y mayo de 2020,  desde US$ 81,1 millones a US$ 65,8 millones según cifras de Odepa, nos muestra el deterioro que se ha verificado en el comercio internacional.

Las empresas normalmente tienen compromisos con sus clientes en el exterior y están intentando cumplirlos. La competencia en el mercado internacional es bastante fuerte y si bien es cierto e importante abastecer a nuestros consumidores, y eso ha sido la prioridad en las distintas cadenas alimenticias, el desarrollo de las exportaciones de alguna manera hay que tratar de fortalecer, porque en tiempos normales las exportaciones son fundamentales. Por otra parte, las importaciones mantienen una alta participación, lo cual nos debe llamar a estar atentos a sus variaciones de modo de tomar como país todas las acciones que puedan ser necesarias a objeto que no afecte el crecimiento de nuestro sector.

Las perspectivas del comercio mundial de productos lácteos revelan que el mercado ha mejorado debido a la baja de los flujos de leche y una recuperación económica con el desconfinamiento de algunos países, no obstante, el impacto del  Covid_19 es visible en las cifras y se podría acentuar a partir del segundo semestre.

Para acompañara  a nuestros asociados,  la Federación en  conjunto con sus asociaciones regionales,  impulsamos una serie de iniciativas y programas, monitoreamos los mercados y seguimos representando la voz de los productores ante las autoridades del país como internacionales.  Continuaremos con nuestra labor de aumentar el consumo de leche y de productos lácteos en Chile y favoreciendo el consumo de productos de origen nacional.  También sabemos que para Chile la exportación ha significado un importante motor de desarrollo y que contamos con una producción con condiciones de ventaja para ofrecer una leche y productos lácteos de alta calidad y sustentable con el medio ambiente. Esperamos seguir apoyando todas las iniciativas que nos permitan abrir nuevos mercados y consolidar otros con las iniciativas que actualmente incluyen prospección de mercados y desarrollo de nuevos productos con valor agregado.

 

  • Frase destacada

Si bien es cierto e importante abastecer a nuestros consumidores, y eso ha sido  la prioridad en las distintas y cadenas alimenticias, el desarrollo de las exportaciones de alguna manera hay que tratar de fortalecer”.

 

*Eduardo Schwerter, presidente Fedeleche FG

Fuente: Infortambo Lechería, agosto 2020

 

 

 

Evento20201029

.

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl