Noticias

En dos años NZ eliminará envíos de ganado por mar

El Gobierno de Nueva Zelanda ha anunciado la prohibición de las exportaciones de ganado vivo por mar, con un período de dos años para eliminar gradualmente el comercio.

"En el centro de nuestra decisión está mantener la reputación de Nueva Zelanda de altos estándares de bienestar animal. Debemos mantenernos a la vanguardia en un mundo donde el bienestar animal está bajo un creciente escrutinio", dijo el ministro de Agricultura, Damien O'Connor.

"Esta decisión afectará a algunos agricultores, exportadores e importadores y contempla un período de transición que permitirá al sector adaptarse", agregó.

Nueva Zelanda prohibió la exportación de ganado para su sacrificio en 2008, pero ha seguido permitiendo la exportación de ganado con fines de cría o producción láctea, con un gran porcentaje de los 110.000 bovinos neozelandeses exportados el año pasado enviados por mar a China.

El Gobierno de Nueva Zelanda dice que el comercio que genera es de alrededor de 250 millones de dólares de exportación para el país cada año, pero los miembros del comercio de Comercio de Genética Animal dijeron que las 110.000 reses exportadas en 2020 valían casi 350 millones de dólares, y que el comercio estaba creciendo hacia la marca de 500 millones de dólares este año.

La prohibición ha sido "una sorpresa" para el sector agrícola de Nueva Zelanda, según el portavoz de bienestar animal de los agricultores federados, Wayne Langford.

"El Ministro ha dicho que se trata de proteger la reputación de Nueva Zelanda como el productor de alimentos más ético del mundo. Aquellos agricultores que apoyan las exportaciones de ganado señalarían que nuestro comercio en este sector opera con algunos de los más altos estándares de bienestar animal", dijo.

"Nuestros agricultores se preocupan profundamente por el bienestar animal. El gobierno ha considerado conveniente traer esta prohibición, pero los agricultores federados no tienen información sobre ninguna violación de los altos estándares relacionados con las exportaciones de ganado".

"El único aspecto alentador del anuncio del gobierno es el período de transición de hasta dos años para permitir a los agricultores con compromisos en vigor cumplir esos compromisos, y considerar sus opciones una vez que las exportaciones vivas están fuera de la mesa",  apuntó Langford.

El Ministro Damien O'Connor agregó  que la revisión del Ministerio de Industrias Primarias (IPM) de las exportaciones vivas, que comenzó en 2019, identificó percepciones mixtas de la actividad.

"Hay una opinión dividida sobre su valor a largo plazo y cómo encaja con la historia que queremos contar internacionalmente a los consumidores. En su presentación, el Comité Asesor Nacional de Bienestar Animal (NAWAC), que asesora a los ministros en cuestiones de bienestar animal, aconsejó que la práctica se detuviera."

O'Connor dijo que se habían hecho mejoras en la práctica en los últimos años, pero a pesar de los mejores esfuerzos de todos, los tiempos de viaje a nuestros mercados del hemisferio norte siempre plantearán desafíos de bienestar animal.

 O'Connor dijo que los funcionarios habían hablado con socios comerciales clave sobre la decisión.

"Reconozco la importancia de nuestras relaciones comerciales con nuestros socios internacionales y estamos comprometidos a trabajar con ellos a medida que nos alejamos del envío de ganado. Nueva Zelanda tiene la oportunidad de impulsar el comercio a través de nuestro trabajo científico de vanguardia en genética de vacas lecheras y uso de germoplasma.", agregó.

 

La prohibición no se aplica a los animales movidos por vía aérea.

"Claramente los períodos son mucho más cortos y generalmente están bien cuidados. No hemos tenido ninguna indicación de preocupación sobre el bienestar animal de los animales movidos por aire", ha dicho O'Connor a los medios neozelandeses.

 

Decisión

La Asociación de Comercio de Genética Animal calificó la prohibición como una "decisión mal informada e inconsecuente para la nación,  y que se hizo solo para ganar puntos políticos a corto plazo de algunos activistas".

"Esta es una prohibición inmoral contra un comercio que se lleva a cabo humanamente. No hay moralidad en eliminar medio billón de dólares de nuestra economía y forzar la muerte temprana de hasta 150.000 animales al año", dijo el portavoz Dave Hayman.

El exportador y veterinario ganadero neozelandés Corin Dann dijo a Radio Nueva Zelanda que la industria hizo un trabajo de primera clase en la forma segura en que exportó animales a China.

"Y esa tasa de pérdidas no es diferente a la que tendrías en una granja de Nueva Zelanda. La tasa promedio de pérdidas por barco es tal vez de dos a cinco animales de 5000.", dijo.

Añadió que el comercio del año pasado valía entre 300 y 350 millones de dólares y este año subió sustancialmente y se encaminaba hacia un comercio por valor de 500 millones de dólares.

Dann dijo que cada año se exportan más de cinco millones de cabezas de ganado desde varios países del mundo, la mayoría de las cuales son exportadas por "socios comerciales naturales" de Nueva Zelanda como Francia, Alemania y Canadá.

"Todos nuestros socios comerciales naturales están muy involucrados en la exportación de ganado, incluyendo Australia, incluyendo Irlanda y el Reino Unido e incluyendo países como Dinamarca y Holanda", dijo.

"Hemos invertido sustancialmente en nuestro negocio y sí esta prohibición prospera costará muchos puestos de trabajo y será una verdadera tragedia si no llegamos a continuar".

AUSTRALIA

No hay planes para suspender o prohibir las exportaciones de animales vivos en Australia. Así lo aseguró, el Ministro de Agricultura, Agua y Medio Ambiente de Australia, David Littleproud, quien expresó que la eliminación gradual de las exportaciones de animales de Nueva Zelanda por mar es un asunto del gobierno de Nueva Zelanda "y Australia no tiene planes de suspender o prohibir las exportaciones de animales vivos".

"El Gobierno Federal confía en nuestros estándares, reglamentos y leyes para garantizar altos estándares de bienestar animal para las exportaciones de ganado", dijo.

"El Gobierno australiano sigue apoyando el comercio de exportaciones de animales vivos y su contribución a la economía australiana".

Exportadores australianos empatizan

El Consejo Australiano de Exportadores de Ganado expresó hoy sus condolencias a sus colegas neozelandeses tras la decisión del Gobierno de Nueva Zelanda.

"Esta es una noticia comprensiblemente decepcionante, particularmente para los productores neozelandeses que dependen del comercio por la competencia en sus mercados ganaderos, así como de sus socios comerciales internacionales", dijo el director ejecutivo de ALEC, Mark Harvey-Sutton.

"Es importante tener en cuenta que las industrias australiana y neozelandesa son muy diferentes en términos de su escala, dinámica de mercado y procesos regulatorios”

"La industria australiana seguirá siendo líder mundial en exportaciones de ganado y sigue desempeñando un papel fundamental en la prestación de seguridad alimentaria a nuestros socios comerciales, así como en la competencia en el mercado de productores australianos", dijo.

"Tenemos plena confianza en los estándares que la industria australiana mantiene y esperamos que los impactos de la decisión de Nueva Zelanda tengan una influencia limitada en la fortaleza de la industria australiana y su continuo crecimiento".

Fuente: https://www.beefcentral.com/

 

© 2002 FEDELECHE F.G.. Todos los derechos reservados. Implementa innovate.cl